null: nullpx
Armas nucleares

Qué hay detrás de la abrupta decisión de Rusia de no informar a EEUU de sus pruebas con misiles balísticos

Rusia ya no adelantará a Estados Unidos que va a realizar pruebas de misiles con capacidad nuclear en un aparente nuevo intento de disuadir a Occidente de que deje de incrementar su apoyo a Ucrania.
Publicado 29 Mar 2023 – 10:58 AM EDT | Actualizado 29 Mar 2023 – 10:58 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

Un alto diplomático ruso confirmó este miércoles que su país ya no informará a EEUU sobre sus pruebas de misiles, una decisión anunciada cuando el Ejército de ese país desplegó lanzaderas móviles en Siberia en una demostración de su enorme capacidad nuclear en medio de la guerra en Ucrania.

El viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Ryabkov, dijo en comentarios publicados por las agencias de noticias rusas que Moscú detuvo todos los intercambios de información con Washington después de suspender recientemente su participación en el último tratado de control de armas nucleares que seguía vigente.

Además de datos sobre el estado actual de sus fuerzas nucleares, ambos países también habían intercambiado anuncios anticipadas sobre lanzamientos de prueba. Estos avisos han sido un elemento esencial de la estabilidad estratégica durante décadas, pues permiten que se interpreten correctamente los movimientos del otro y se aseguren de que ninguno de los países confunda un test con un ataque real.

La terminación de las advertencias de pruebas de misiles parece venir de otro intento de Moscú de disuadir a Occidente de aumentar su apoyo a Ucrania al poner sobre la mesa los enormes arsenales nucleares de Rusia. Se produce días después de que el presidente ruso, Vladimir Putin, anunciara el despliegue de armas nucleares tácticas en territorio de Bielorrusia.

El mes pasado, Putin ya suspendió el tratado New START alegando que Rusia no puede aceptar las inspecciones estadounidenses de sus sitios nucleares en virtud del acuerdo en un momento en que Washington y sus aliados de la OTAN han declarado abiertamente que la derrota de Rusia en Ucrania es su objetivo.

Moscú enfatizó que no se retiraba del pacto por completo y que continuaría respetando los límites de armas nucleares establecidos en el tratado.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia había dicho inicialmente que seguirían notificando a EEUU sobre los lanzamientos de prueba de sus misiles balísticos, pero la declaración de Ryabkov refleja un cambio abrupto de rumbo.

“No habrá notificaciones en absoluto”, dijo Ryabkov cuando se le preguntó al respecto. “Todas las notificaciones, todo tipo de notificaciones, todas las actividades en virtud del tratado serán suspendidas y no se llevarán a cabo independientemente de la posición que pueda tomar Estados Unidos”.

El anuncio de Ryabkov siguió a la declaración de funcionarios estadounidenses de que Moscú y Washington han dejado de compartir datos semestrales sobre armas nucleares previstos en el tratado New START. Funcionarios de la Casa Blanca, el Pentágono y el Departamento de Estado dijeron que Estados Unidos se había ofrecido a continuar brindando esta información a Rusia incluso después de que Putin suspendiera su participación en el tratado, pero Moscú informó a Washington que no compartiría sus propios datos.

El New START, que los entonces presidentes Barack Obama y Dmitry Medvedev firmaron en 2010, limita a cada país a no más de 1,550 ojivas nucleares desplegadas y 700 misiles y bombarderos desplegados. El acuerdo prevé amplias inspecciones in situ para verificar el cumplimiento.

Esas inspecciones se habían dejado de hacer en 2020 debido a la pandemia de covid-19. Se suponía que las discusiones sobre su reanudación iban a tener lugar en noviembre de 2022, pero Rusia las canceló repentinamente citando el apoyo de Estados Unidos a Ucrania.

Rusia prueba sus lanzaderas de misiles nucleares en Siberia

Como parte de los simulacros rusos que comenzaron el miércoles, los lanzadores de misiles móviles Yars maniobrarán en tres regiones de Siberia, dijo el Ministerio de Defensa de Rusia. Los movimientos incluirán medidas para ocultar el despliegue de satélites extranjeros y otros activos de inteligencia, agregó la fuente.

El Ministerio de Defensa no adelantó cuánto durarían los simulacros ni mencionó planes para ningún lanzamiento de práctica.

El Yars es un misil balístico intercontinental de cabeza nuclear con un alcance de más de 6,800 millas, unos 11,000 km, y forma la columna vertebral de las fuerzas de misiles estratégicos de Rusia.

El Ministerio de Defensa publicó un video que muestra enormes camiones que transportan los misiles saliendo de una base para patrullar. En las maniobras participan unos 300 vehículos y 3,000 soldados en el este de Siberia, según el ministerio.

El ejercicio tuvo lugar días después de que el presidente Putin anunciara un plan para desplegar armas nucleares tácticas en Bielorrusia, vecino y aliado de Rusia.

Cargando Video...
¿Qué tan peligrosa está la situación en el este de Ucrania? Un experto explica cuál es el panorama

Las armas nucleares tácticas están diseñadas para usarse en el campo de batalla y tienen un alcance relativamente corto y un rendimiento mucho menor en comparación con los misiles estratégicos de largo alcance equipados con ojivas nucleares que son capaces de destruir ciudades enteras y que están más destinados a disuadir que a usarse efectivamente.

La decisión de Putin de desplegar armas tácticas en Bielorrusia siguió a sus repetidas advertencias de que Moscú estaba listo para usar "todos los medios disponibles", una referencia a su arsenal nuclear, para defenderse de los ataques en territorio ruso.

Ryabkov dijo el miércoles que la decisión de Putin siguió al hecho de que Occidente no prestó atención a las "señales serias" anteriores de Moscú debido a lo que describió como la "irresponsabilidad fundamental de las élites occidentales ante su pueblo y la seguridad internacional".

Funcionarios rusos han emitido un aluvión de declaraciones agresivas desde que sus tropas ingresaron a Ucrania, advirtiendo que el continuo apoyo occidental a Ucrania planteaba la amenaza de un conflicto nuclear.

En declaraciones publicadas el martes, Nikolai Patrushev, secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, que preside Putin, advirtió a Estados Unidos y sus aliados que no abriguen esperanzas de que Rusia vaya a ser derrotada en Ucrania.

Patrushev alegó que algunos políticos estadounidenses creen que su país podría lanzar un ataque preventivo con misiles contra Rusia al que Moscú no sería capaz de responder, una supuesta creencia que describió como “estupidez miope que es muy peligrosa”.

“Rusia es paciente y no está tratando de asustar a nadie con su superioridad militar, pero tiene armas modernas únicas capaces de destruir a cualquier adversario, incluido Estados Unidos, en caso de una amenaza a su existencia”, dijo Patrushev.

Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte