null: nullpx

Mujer mata a puñaladas a su ex al verlo colarse por la ventana de su casa

El suceso fue descrito por las autoridades como legítima defensa por lo que la mujer quedó libre. La pareja mantuvo una relación 18 meses llenos de violencia y enfrentamientos entre ambos.
Publicado 21 Feb 2023 – 09:56 PM EST | Actualizado 21 Feb 2023 – 09:56 PM EST
Comparte
Cargando Video...


Una mujer acuchilló a su expareja después de que este entrara por la ventana de su casa para revisarle el celular, tras varios episodios de violencia entre ambos.

Gisela Erika Giménez, de 35 años y Ezequiel Cruz, de 29, comenzaron una relación en 2021 que de inmediato se tornó violenta, ante la mirada de sus conocidos en Buenos Aires, Argentina, quienes siempre se mostraron preocupados por la dinámica tóxica de la pareja, explicó La Voz.

El inicio de un círculo violento

En junio pasado, los reproches verbales y enfrentamientos entre ambos escalaron cuando durante una noche, tras haber terminado la relación, Giménez sintió que alguien entraba por la ventana de la casa que la pareja solía compartir.

De pronto, la mujer vio a Cruz arrancar su teléfono celular del cargador y escapar de la vivienda, por lo que Giménez, policía de profesión, lo comenzó a perseguir por la calle para tratar de recuperarlo.

La denuncia de lo ocurrido detalló que, tras ser alcanzado, Cruz golpeó, escupió y hasta le tiró un balde de agua a la mujer, hasta que un conductor que pasaba por la zona se bajó para ayudarla.

Aunque este episodio le impuso una restricción a Cruz para que no se acercara a la casa, la pareja decidió volver a estar juntos, hasta que un nuevo episodio de violencia se presentó y Giménez puso fin a la relación.

Un nuevo episodio

Tras varias idas y vueltas en su relación, el 4 de febrero Cruz volvió a la casa para volverle a exigir a Giménez que le mostrara su celular, mientras la policía lo escondía en uno de los chalecos antibalas que utilizaba para trabajar.

A pesar de esto, ambos durmieron juntos y al día siguiente comenzaron a pelear otra vez, provocando que Cruz golpeara a la mujer, dejándole moretones en unos de sus brazos, mientras los vecinos volvieron a denunciar gritos y peleas.

El 13 de febrero, Cruz regresó a la casa para pretender ver el celular de su pareja, quien se negó y escondió el aparato, provocando que él buscara por toda la vivienda y, al no hallarlo, le robó dinero de su cartera, antes de morderla en uno de sus brazos.

Cinco días después, el 18 de febrero, Cruz ingresó otra vez por la ventana y en la madrugada a la casa para hacerse del celular. Tras un forcejeo, Giménez tomó un cuchillo y lo asesinó, dejándolo tirado en un charco de sangre en la cocina.

En defensa propia

A pesar de que Giménez estuvo detenida algunas horas, el fiscal Gastón Duplaá decidió no tomar “ningún temperamento” en su contra y fue dejada en libertad, contó Clarín.

Incluso, fuentes del caso le dijeron al diario que la mujer no tuvo que declarar, antes de regresar a casa.

Si bien todavía no se dan a conocer los resultados de la autopsia, Duplaá fue tajante al decir que todo se trató de un “homicidio en legítima defensa” para justificar que la mujer haya quedado libre.


Al enterarse de que la policía estaba en libertad, familiares de Cruz no tardaron en manifestarse para rechazar esta decisión. “Ella no quería que estuviera con sus amigos, ni que fuera a trabajar. Lo mantenía y no lo dejaba hacer nada”, contó al rotativo Luciana, una prima de la víctima.

La indignación también se presentó en redes sociales cuando Hugo, uno de los amigos de Cruz, aseguró que él era la única persona que se había preocupado por Giménez. “Era el único que de verdad quisiste y mira cómo le pagaste”, expresó antes de exigir justicia. “Que se sepa que lo que dicen es mentira”, zanjó.

Loading
Cargando galería
Comparte