null: nullpx

Una mujer mató a su esposo abusador y lo descuartizó: la dejaron libre porque actuó en defensa propia

“Le doy las gracias a los jueces por escucharme, porque pusieron atención a la perspectiva de género. Es terrible todo lo que sufrimos las personas que hemos sufrido abusos”, dijo la mujer, de 65 años, después de escuchar el veredicto que la dejaba en libertad.
Publicado 5 Jul 2022 – 09:13 PM EDT | Actualizado 5 Jul 2022 – 09:13 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Harta de los abusos que sufría por parte de su marido y de cómo aquel hombre controlaba cada aspecto de su vida, Mafalda Secreto, de 62 años, mató a Luis Arenas de un balazo en la cara y luego descuartizó su cadáver.

Aquel 1 de junio de 2019, Secreto se levantó muy temprano decidida a terminar con la vida de su marido, cinco años menor que ella y, tras cometer el homicidio en el interior de su domicilio en Colón, Argentina, se dirigió hasta la casa de su hermano para contarle que había matado a Arenas y que necesitaba ayuda para deshacerse del cuerpo, contó La Nación.

Unas horas después, el hermano de Secreto se acercó hasta la comisaría local para informar a las autoridades sobre el asesinato, por lo que los oficiales se dirigieron hasta aquella casa en donde la mujer reconoció lo que había hecho.


Mientras la mujer era arrestada, los peritos encontraron en el cuerpo de Arenas descuartizado y tapado bajo una lona que estaba dentro de una pequeña bodega de la casa.

El cadáver de Arenas estaba cortado de sus extremidades inferiores a la altura de la rodilla y de su brazo derecho, desde el codo. Además, se podía observar el balazo en su maxilar derecho que la autopsia confirmaría sería el causante de su muerte.

“Es terrible lo que sufrimos las personas abusadas”

Poco más de tres años después del asesinato, luego de un polémico proceso judicial, la justicia argentina absolvió a Secreto al considerar que había actuado en defensa propia y que era falso “que haya contado con otra salida”, como lo plantó la fiscalía, desde donde se pedía una condena de 18 años de prisión por homicidio agravado.

El pasado lunes, los magistrados del Tribunal Oral Criminal (TOC) 1 de Pergamino, recordaron que Arenas “controlaba y disponía de la vida de Secreto”, por lo que la mujer había actuado en legítima defensa.


“Le doy las gracias a los jueces por escucharme, porque pusieron atención a la perspectiva de género. Es terrible todo lo que sufrimos las personas que hemos sufrido abusos”, dijo la mujer terminada la audiencia en la que no pudo evitar romper en llanto después de escuchar el veredicto que la dejaba en libertad.

En una carta escrita por Secreto y dada a conocer por su abogada, la mujer lamentó que su nombre sea reconocido “por un homicidio que me vi obligada a cometer ante una situación excepcional y extrema", detalló Página12.

Secreto aprovechó la misiva para recordar que Arenas la amenazaba con hacerle daño por medio de delincuentes y con personal del propio ministerio público “quienes lo protegían”.

Loading
Cargando galería
Comparte