null: nullpx
Seguridad

Departamento de Seguridad Nacional advierte sobre "amenazas extremistas domésticas" tras ataque al Capitolio

El DHS advirtió que “algunos extremistas violentos” inspirados por los ataques al Capitolio, motivados ideológicamente con “objeciones al ejercicio de la autoridad gubernamental y la transición presidencial”, así como otras cuestiones alimentadas por “narrativas falsas” podrían estar movilizándose para incitar o cometer actos delictivos, en especial contra funcionarios electos o instalaciones gubernamentales.
27 Ene 2021 – 06:49 PM EST
Comparte
Cargando Video...

Estados Unidos podría enfrentar mayores amenazas de “extremistas domésticos violentos” que están envalentonados tras el asalto al Capitolio del pasado 6 de enero, de acuerdo con una advertencia nacional de terrorismo del secretario interino de Seguridad Nacional, David Pekoske.

En el documento se advierte que “algunos extremistas violentos” motivados ideológicamente con “objeciones al ejercicio de la autoridad gubernamental y la transición presidencial” y otras cuestiones alimentadas por “narrativas falsas” podrían estar movilizándose para incitar o cometer actos delictivos.

Este “entorno de mayor amenaza” que vive Estados Unidos, se advierte en el comunicado, podría persistir “en las semanas posteriores a la inauguración presidencial" de Joe Biden.


El Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) emite tales advertencias de manera periódica por medio de su Sistema Nacional de Asesoramiento sobre Terrorismo. Aunque este tipo de alertas suelen ser generadas debido a preocupaciones acerca de ataques de gobiernos extranjeros u otros grupos radicales, según The Washington Post.

Los motivos principales para que estos extremistas generen más actos delictivos serían las restricciones impuestas para tratar de mitigar la propagación del coronavirus, los resultados electorales de 2020, el uso de la fuerza policial y una gran resistencia a la inmigración dice el DHS, el cual no escondió su temor de que “estos mismos impulsores de la violencia se mantengan hasta principio de 2021”.

La advertencia tiene vigencia hasta el próximo 30 de abril.

Si bien este boletín suele ser considerado como una advertencia de menor importancia diseñada para alertar sobre riesgos en generales y no sobre un ataque inminente, el DHS advierte que estos extremistas podrían dirigir sus ataques contra funcionarios electos o instalaciones gubernamentales.

Asimismo, en el comunicado se alienta a los cuerpos de seguridad “nacionales, estatales y locales” para que continúan en sus labores “particularmente alrededor de las instalaciones gubernamentales, para proteger a las personas y la infraestructura". Por su parte, a los ciudadanos se les pide evitar asistir a lugar donde se aglomeren grandes multitudes.


A pesar de este contexto, algunos funcionarios públicos han tratado de alentar el regreso a la normalidad. La alcaldesa de Washington, DC, Muriel Bowser, animó en su cuenta de Twitter a los residentes para que impulsaran a los dueños de negocios a que quitaran los tablones que habían colocado para cuidar sus establecimientos de posibles disturbios.

Si bien el DHS emite regularmente boletines para advertir sobre posibles amenazas a la seguridad nacional, la decisión de dar a conocer alertas sobre terrorismo interno es un eje de la administración del expresidente Trump e incluso algunos funcionarios intentaron borrar el término “terrorismo interno”, según The New York Times.

Brian Murphy, exjefe de inteligencia de seguridad nacional, dijo en septiembre pasado en una queja anónima que durante la administración Trump, el DHS le ordenó a los analistas que minimizaran la amenaza de la supremacía blanca en una evaluación que se había retrasado durante meses. El informe de amenazas terminó por señalar a la supremacía blanca como una amenaza letal después de que lo dicho por Murphy provocara la reacción del Congreso.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés