null: nullpx
Logo image
Detector de Mentiras

Bastaron 3 perfiles, 7 grupos y 6 días para regar una ‘fake news’ sobre vacunas a más de 200,000 usuarios en Facebook

En esta edición de "Crónicas de la desinformación", seguimos una publicación en esa red social que falsamente relaciona las vacunas de Pfizer a leche materna envenenada y a casos de aborto espontáneo. Te contamos lo rápido que puede difundirse una mentira como esta.
20 May 2021 – 09:44 AM EDT
Comparte
Todavía es muy baja la capacidad de esta plataforma y de los verificadores de datos para hacer frente a una ola desinformativa como la del movimiento antivacunas. Crédito: Arte: Arlene Fioravanti

Bastan tres perfiles, siete grupos de discusión y menos de una semana para que una gran mentira sobre las vacunas de Pfizer contra el covid-19 pueda llegar a 235,000 usuarios de Facebook en español.

Esta es la conclusión de un estudio de caso que hice en los últimos días y que también demostró que todavía es muy baja la capacidad de esta plataforma y de los verificadores de datos en general para hacer frente a una ola desinformativa como la que vemos con el movimiento antivacunas.

Siguiendo una indicación del Virality Project, un grupo de académicos que monitorea semanalmente contenidos desinformativos que circulan en Estados Unidos, tomé como caso un post que decía que una mujer vacunada podía pasar el virus a otra a través del aire e incluso "envenenar a su bebé a través de la leche materna", y lo seguí dentro de Facebook.

En este trabajo utilicé CrowdTangle, una herramienta capaz de medir la viralización de una información en varias redes sociales y que suele ayudar a los fact-checkers a decidir qué deben verificar primero. Para no dar visibilidad a los desinformadores ni a los grupos donde ubiqué esta mentira, hablaré de todos usando pseudónimos.

Eran las 11:23 pm del 28 de abril cuando el perfil EOA publicó, en el grupo " LPDYLTDFEF", la información a la que que yo había decidido hacer seguimiento. Según EOA, se trataba de la traducción al español de un texto recién escrito en inglés por un periodista freelance supuestamente llamado JS.

El post tenía dos partes: una imagen anaranjada, en la que se leía una mención bíblica a Isaías, y un texto largo que, entre otras falsedades, decía que "si una mujer que nunca se ha vacunado se expone a una mujer vacunada, puede: A: abortar, B: abortar espontáneamente, C: envenenar a su bebé a través de la leche materna, D: tener bebés con dificultades cognitivas".

La serie de mentiras, como ya demostraron El Detector de Univision Noticias, FactCheck.org, PolitiFact y Reuters, entre otros, merecía atención. Estaba enfocada en las mujeres, hablaba de documentos oficiales de Pfizer para hacerlo parecer verdadero, pero no pasaba de ser un enorme disparate. Así que lo observé.

"¡Qué fuerte! Gloria a Dios que siempre va delante nuestro", comentó una seguidora en el post de EOA. Pocas horas después, el contenido se compartió nada menos que 24 veces.

Intenté saber quién era EOA, pero su perfil ofrece pocas informaciones. Aparentemente él vive en Jerusalén y sólo tiene 11 contactos. Le gusta criticar a la prensa española y difundir teorías de conspiración sobre las mascarillas. De los siete videos disponibles en su página esta semana, uno ya había sido clasificado como falso por los verificadores de Lead Stories.

EOA y otros 17 perfiles de Facebook -aparentemente ubicados en Perú, Argentina y Colombia- administran el grupo de discusión donde primero ubiqué la falsedad sobre la vacuna de Pfizer. El grupo reúne 11,500 seguidores y se alimenta de una visión religiosa sobre la pandemia, con contenidos que hacen constantes referencias a Dios y a los santos.

Tres minutos después de publicar en ese espacio, EOA colgó la mismísima mentira en otros dos grupos: CLELN, que tiene 113,200 inscritos, y LGT, con 101,300 seguidores.

En ese momento me di cuenta de que el ataque a Pfizer ya podría haber llegado a por lo menos 226,000 usuarios de Facebook. Bastaba con que ellos vieran sus feeds en sus cuentas de Facebook o visitaran el grupo. Y solo habían pasado tres minutos de observación.

La madrugada siguiente, a las 5:27 am y a las 5:29 am del 29 de abril, el perfil RSS hizo su contribución al tsunami desinformativo. Compartió el texto de EOA -esta vez sin imágen- en dos grupos más: " NNS, que tenía 7,000 inscritos, y " DPT", con 788 seguidores.

Según datos públicos del propio Facebook, "NNS" vive de teorías de la conspiración y surgió el 25 de julio de 2020, bajo el nombre "No al NWO (no 5g, no chip, no vacuna...)". Hoy en su descripción afirma ser un espacio para compartir "cosas que no te dicen los medios de desinformación".

Esta semana, nueve de los videos disponibles en la página de RSS ya habían sido marcados como falsos por diferentes fact-checkers del mundo. Aun así, su acción dentro de Facebook ha sido potente. En menos de ocho horas la mentira sobre la vacuna de Pfizer pasó a potencialmente alcanzar unas 234,000 personas.

De allí en adelante, siguiendo un estándar ya conocido entre los fact-checkers, la mentira creció de forma geométrica.

DRM, habitante de Barcelona, sale en CrowdTangle como la usuaria de Facebook que compartió el dato sobre la vacuna de Pfizer poco después. El 3 de mayo, a las 10:45 am, ella publicó el texto que ya había pasado por EOA y RSS, en el grupo VCEA, con 250 miembros. Más tarde, pasó el mismo contenido al grupo NVF y elevó a casi 235,000 el total de perfiles que podrían acceder a la interpretación sesgada sobre la vacuna de Pfizer.

DRM es antivacunas y lo deja muy claro en su página de Facebook. La versión que compartió en los dos grupos sobre Pfizer es más cuidada, más amena. No llevaba la imagen con referencia bíblica, sino una foto de una rueda de niños bajo la pregunta: "¿Serán nuestros hijos la última generación de la humanidad?". Mucho más pop.

De los siete contenidos analizados, dos (los de RSS) circulaban en las redes el pasado lunes sin ninguna advertencia de Facebook o de los verificadores de datos sobre su baja calidad informativa .

Los otros cinco contenidos analizados (los de EOA y de DRM) tampoco presentaban de forma incisiva un alerta de que no hay ninguna asociación entre las vacunas contra el covid-19 y la leche materna, el aborto o cualquier otro efecto adverso relevante.

A las publicaciones de EOA, Facebook añadió un mensaje que decía: "Infórmese sobre covid-19: Central de informaciones sobre recursos de la vacuna. Informaciones sobre las vacunas", seguido de un enlace. A los posts de DRM, agregó otro texto: "Las vacunas contra el covid-19 han pasado por varias pruebas de seguridad y eficacia y son monitoreadas con atención", seguido del mismo enlace anterior.

Esto es poco. Muy poco para conseguir parar un contenido sesgado y tan peligroso como este. Resultado: el 4 de mayo, es decir, seis días después de los posts de EOA sobre Pfizer, otros seis grupos ya tenían el mismo contenido a su disposición. Juntos, ellos suman 71,000 personas y elevaban a más de 300,000 el total de usuarios potencialmente influenciados por esta única desinformación.

Contactamos con RSS, EOA y DRM, pidiendo que comentaran los hallazgos de esta investigación. RSS no quiso comentar. EOA y DRM no han contestado hasta la fecha de publicación de esta columna.

¿Viste algún error o imprecisión? Ayúdanos a corregirlo. También queremos leer si hay algún mensaje o imagen que quieres que verifiquemos. Escríbenos a eldetector@univision.net

Aquí te contamos sobre nuestra metodología y política de corrección.

Cargando Video...
Infección vs enfermedad: a quién y de qué protege la vacuna contra el covid-19

Loading
Cargando galería
Comparte