null: nullpx

"Es un dolor inexplicable": Esta mexicana pesa solo 44 libras y sufre dolores que le impiden cuidar a su pequeña hija

Ada Espinoza padece diabetes desde los 9 años y una serie de complicaciones tras haber dado a luz, que han provocado que su organismo sea incapaz de absorbe los nutrientes que necesita, además de fuertes malestarles. "Me da miedo comer porque siento que después me va a doler mucho", dice.
24 Mar 2021 – 08:21 PM EDT
Reacciona
Comparte
1/12
Comparte
Con el rostro afligido y su cuerpo débil, pero con su fe intacta, la mexicana Ada Espinoza espera la ayuda de un tratamiento médico que le haga superar las 44 libras que pesa, debido a la diabetes juvenil que ha padecido desde los 9 años de edad.
2/12
Comparte
Ahora, con 28 años cumplidos, Ada ve cómo su salud se ha ido deteriorando provocado sobre todo por una serie de complicaciones generadas luego de haber dado a luz a su pequeña hija, Jimena. “En 2016 me realizaron una gastrectomía parcial, por lo que me quitaron parte del estómago, pero un año después se dieron cuenta que le había crecido otra vez, por lo que nos dieron la opción de quitarlo todo”, cuenta Ada.
3/12
Comparte
A partir de ese momento han sido casi cuatro años de tormento debido a la estrepitosa pérdida de peso que ha padecido Ada, debido a que no puede absorber los nutrientes necesarios que su organismo necesita.
4/12
Comparte
Además de esta complicación, ahora tiene que aguantar fuertes dolores que llegan a ser tan insoportables que su cuerpo se mueve de manera involuntaria, por lo que simplemente no puede vivir en paz. “Es un dolor inexplicable (…) que me quita las ganas de comer. Me da más miedo comer porque siento que después me va a doler mucho”, cuenta Ada.
5/12
Comparte
Sin embargo, por más dolor en el cuerpo que pueda sentir, para Ada su mayor desesperación pasa por no poder atender a su hija debido a su frágil condición que la obliga a pasar varios días en la cama sin poder moverse.
“Me da mucho coraje y mucha frustración por no poder hacerlo; es mi única hija”, dice Ada quien ha decidido no rendirse y se ha entregado a su fe en Dios para mantener la esperanza de un día tener una vida normal con Jimena.
6/12
Comparte
Si bien ha habido días difíciles en los que pensó en tirar la toalla y rendirse, el apoyo incondicional de su familia la ha mantenido a flote. Ángel Espinoza, su padre, ha sido su principal sustento en todos estos años de angustia y el encargado de cuidarla a ella, así como a Jimena.
7/12
Comparte
Como su hija, Ángel también mantiene un buen ánimo ante la adversidad. Y es que, si bien la pandemia lo dejó sin su trabajo como profesor y sin ingresos económicos desde hace varios meses, ahora aprovecha el tiempo libre para estar junto a las mujeres de su vida.
8/12
Comparte
“Le doy gracias a Dios porque he tenido el tiempo de cuidarle en los malos y buenos momentos, estar al tanto de ella. Porque al ver la decadencia de su peso sí me ha preocupado muchísimo”, contó Ángel.
9/12
Comparte
La difícil situación de salud de Ada ha empeorado por el covid-19, debido a que padece Anemia y sus defensas están muy bajas, por lo que eso la convierte en una paciente de alto riesgo y su ingreso en un hospital podría ser fatal.
10/12
Comparte
Sin embargo, a pesar de todos los problemas, Ángel sabe que la enorme fuerza de voluntad de su hija la sacará adelante. “Es una poderosa guerrera”, la describe.
11/12
Comparte
Ada sueña con que su vida esté llena de los buenos días que pasa de vez en cuando, en los que se sienta con Jimena para charlar, tomarse fotos juntas y que le pueda decir te quiero al oído.
12/12
Comparte
Ada Espinoza es una madre de 28 años que pesa solo 44 libras debido a una serie de complicaciones de salud tras dar a luz a su pequeña hija Jimena. Si quieres saber cómo ayudarla ingresa aquí.
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés