null: nullpx
Logo image
Aventura

El aventurero francés que cruzó el Atlántico a bordo de un barril gigante

Jean-Jacques Savin pasó cerca de cuatro meses en alta mar con la idea de cruzar el Océano Atlántico en una pequeña embarcación de tan sólo 65 pies cuadrados solo con la ayuda de la fuerza de las corrientes marinas.
8 May 2019 – 03:15 PM EDT
Comparte
Jean-Jacques Savin a su llegada a la isla de San Eustaquio en las Antillas Menores. Crédito: Crédito: Foto de Scubaqua Dive Center - STATIA

El aventurero de origen francés Jean-Jacques Savin de 72 años pasó más de 100 días tratando de cruzar el Océano Atlántico a bordo de una pequeña embarcación, un barril gigante color naranja.

Este exparacaidista militar partió el pasado 26 de diciembre de la isla El Hierro en las Canarias para cruzar el Atlántico utilizando como única fuerza las corrientes marinas en un plazo de tres meses, pero los vientos retrasaron su travesía.

El objetivo de su viaje era "vivir esa sensación de libertad y admirar las riquezas de la fauna acuática", afirmó Savin a través de los mensajes que ha escrito en su cuenta de Facebook.

Savin construyó su pequeña cápsula de tan sólo 65 pies cuadrados en forma de barril en el astillero de Arès, en el suroeste de Francia.

Con cerca de 990 libras de peso, el 'barril' fue el compañero de Savin durante los últimos cuatro meses antes de llegar a la isla de San Eustaquio en las Antillas Menores.

"Todo tiene un final... y me encuentro al final de ésta aventura"

"Todo tiene un final... y me encuentro al final de esta aventura", escribió en Facebook el pasado viernes al tocar tierra por vez primera en el año.

Un centro de buceo en San Eustaquio recibió al aventurero otorgándole una habitación y una gran cena en un hotel en la isla que cuenta con poco más de 3,000 habitantes.

La pequeña embarcación cuenta con una ventanilla (un ojo de buey) en cada extremo y una escotilla en la parte superior que le permitió al navegante francés salir al exterior si las condiciones meteorológicas lo permitían.

Durante su ruta, Savin lanzó al mar diferentes indicadores que ayudarán a oceanógrafos a estudiar las corrientes del Atlántico.

Días difíciles a bordo del 'barril'

Jean-Jacques Savin relató que recordará por lo menos ocho noches que fueron "difíciles" debido a las tormentas y algunos percances como cuando estuvo a punto de chocar con un barco carguero que no respondía a sus llamadas de radio, por lo que tuvo que encender una bengala para que la tripulación pudiera verlo.

"Lo que más disfrute del viaje fueron los amaneceres y las puestas de sol" dijo el aventurero a través de su red social. El viajero escribió que sufrió serias contusiones y que un barco oceanográfico de bandera estadounidense el "Ronald H. Brown", le entregó cerca de 30 kilos de víveres, entre ellos mucho chocolate.

Su alimentación ha sido estricta y solo consumió productos deshidratados y a pesar de ser un amante del triatlón y ejercitarse en las escaleras del "barril", perdió cerca de 4 kilos desde que partió.

Jean-Jacques Savin se encuentra ahora a bordo de un barco carguero con destino a la isla de Martinica y espera llegar con su acompañante color naranja este jueves a las 5 de la mañana.

Aunque el "barril" ya no está en el mar, se puede seguir la trayectoria de Savin en tiempo real gracias a un localizador satelital instalado en la pequeña embarcación.

La aventura de Savin ha originado que más de 20,000 personas lo sigan en la red social Facebook. También ha recibido invitaciones para dar conferencias y ha escrito que su próximo reto será cruzar nadando el Canal de la Mancha.

Loading
Cargando galería
Comparte
RELACIONADOS:AventuraOcéanosCaribeAventurasMilitares

Más contenido de tu interés