null: nullpx
Logo image
Elecciones

Cómo aparecieron urnas de votación no oficiales en California y por qué pueden enfrentar la ley quienes las instalaron

La recolección de papeletas de votación en urnas no oficiales en los condados de Fresno, Los Ángeles y Orange desató una intensa pelea entre demócratas y republicanos. Autoridades pidieron retirarlas antes del 15 de octubre. Explicamos esta controversia a tan solo dos semanas de las elecciones.
14 Oct 2020 – 09:01 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Urnas para depositar papeletas electorales aparecidas esta semana en California llevaron al secretario estatal, Álex Padilla, y al fiscal general, Xavier Becerra, a emitir órdenes de cese y desistimiento contra organizaciones del Partido Republicano que las instalaron en los condados de Fresno, Los Ángeles y Orange.

Sin embargo, quienes las colocaron se niegan a retirarlas, mientras funcionarios demócratas de California aseguran que quiebran la ley electoral estatal.

La controversia sobre esta práctica conocida como recolección de votos se produce a apenas dos semanas de las elecciones y del álgido debate que ha generado el proceso de votación en medio de la pandemia del coronavirus.

“No hay nada más precioso o fundamental en una democracia real que el voto”, dijo el fiscal general Becerra tras el envío de la orden. “Cualquiera que altere el voto está alterando las elecciones libres y justas. Haremos todo lo que sea necesario por ley para proteger el derecho al voto de los californianos”, agregó.


Las urnas, con un letrero que lee "caja de depósito de papeletas oficial", son usadas para "engañar" a los votantes, dijo por su parte el secretario estatal Padilla.

“Engañar a los votantes está mal, independientemente de quién lo haga (...) Los partidos políticos y las campañas pueden participar en los esfuerzos para sacar el voto, pero no pueden violar la ley estatal. Los buzones de entrega no oficiales y no autorizados en cuestión violan la ley estatal y ponen en peligro la seguridad de las boletas de los votantes", precisó.

Padilla agregó que los funcionarios electorales estatales y locales han trabajado en varias opciones seguras para que los electores puedan devolver sus boletas de voto por correo.

“Estos buzones no autorizados son un flaco favor a los administradores de elecciones y un flaco favor a los votantes que merecen emitir sus votos con claridad y confianza”, dijo.

Autoridades locales como Neal Kelley, encargado de la oficina de Registro de Votantes en el condado de Orange, California, han confirmado que han recibido informes recientes de grupos que promueven urnas no oficiales que no están afiliadas a las elecciones del condado. También han pedido que los votantes que deseen depositar su boleta en un buzón usen únicamente los oficiales.

El llamado de Kelley específicamente hizo referencia a una publicación ya eliminada de Jordan Tygh, un director de campo regional del Partido Republicano de California, quien aparece sosteniendo su boleta electoral frente a una urna con un letrero que decía “buzón oficial de entrega de boletas” y “no se necesitan gastos de envío”. El joven llevaba una máscara con el logotipo de la candidata republicana al congreso Michelle Steel.

“Es contrario a la ley que cualquier individuo o partido político asuma el papel del secretario estatal de California, quien es el único autorizado por el estado para ordenar al gobierno del estado que establezca los depósitos oficiales donde se recolectarán los votos”, dijo a Univision Noticias, Juan José Gutiérrez, director ejecutivo de la Coalición Derechos Plenos para los Inmigrantes, con sede en Los Ángeles.

Voces republicanas de California se defienden asegurando que la ley de California permite la recolección de boletas de terceros. Pero funcionarios han señalado que la ley estatal prohíbe claramente los buzones de correo no establecidos por los funcionarios electorales.

A continuación explicamos esta controversia y qué dicen expertos:


Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés