null: nullpx
Logo image
Coronavirus

Contrabando de vacunas: Fiscalía mexicana reitera que no tiene a los detenidos que el ejército asegura que entregó

El secretario del Ejército insistió en que habían entregado a los detenidos a las autoridades mientras la Fiscalía federal asegura que nunca los recibieron. Yusuf Amdani, dueño de la empresa que reconoció haber adquirido las vacunas, fue investigado en México por otro asunto en una pesquisa que culminó sin ninguna implicación criminal en su contra.
31 Mar 2021 – 10:02 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

El misterio continúa: la Fiscalía General de México reiteró el jueves pasado que no ha recibido los siete detenidos implicados en un presunto contrabando de vacunas rusas hacia Honduras, luego de que el propio jefe del Ejército aseguró, en presencia del presidente Andrés Manuel López Obrador, que los arrestados fueron puestos a disposición de las autoridades.

“El señor secretario (del Ejército) puede decir lo que quiera, a nosotros no nos entregaron a ningún detenido”, dijo un vocero de la fiscalía a Univision vía telefónica.

El vocero se refería al secretario del Ejército, Luis Crescencio Sandoval, quien horas antes había dicho que los militares entregaron a los sospechosos tras el hallazgo de las vacunas en una inspección a una aeronave Cessna que se disponía a salir hacia Honduras desde el aeropuerto de Campeche, México.

Sandoval aseguró que tras el operativo el pasado 18 de marzo los militares “ponen a disposición de las autoridades ministeriales todo lo que es aeronave, las personas que iban ahí y obviamente lo que había hecho de descubrimiento de estas vacunas en esas hieleras”.

El militar dio la explicación el jueves pasado a petición del presidente López Obrador durante una conferencia de prensa en Campeche en la que estaba presente el mandatario.

El insólito choque de versiones de las dependencias del gobierno se produjo una semana después de que dos fuentes militares que pidieron no ser identificadas revelaron a Univision Investiga que los detenidos fueron liberados luego de una orden que salió de la Cancillería mexicana.

Un vocero de la cancillería afirmó que esa dependencia no tiene facultades para ordenar el arresto o la liberación de los detenidos, dos tripulantes y cinco pasajeros.

Algunos de los pasajeros, de acuerdo con las fuentes militares, trataron de amedrantar a los oficiales que hacían la inspección en el aeropuerto advirtiéndoles: “déjennos ir, no saben con quiénes se están metiendo”.

Esta es la segunda vez que la Fiscalía se queja de no haber recibido los detenidos. Horas después del operativo, un vocero de la dependencia había dicho a Univision que los agentes de Aduana y los militares que ejecutaron el operativo solo habían entregado el avión y las hieleras, en las que hallaron ocultos los envases con las supuestas vacunas, pero no a los pilotos ni a los pasajeros.

Todo esto pese a que el Ejército y la Aduana llegaron a publicar un boletín en el que anunciaban el arresto de los sospechosos.

La Fiscalía aseguró que luego de lanzar una alerta migratoria para localizarlos se enteró de que los siete habían sido ubicados en un hotel en Campeche, pero “partieron evadiendo la vigilancia”. No es claro por qué no habían sido recluidos en una dependencia oficial en lugar de un hotel.

Además de que no se conoce el paradero de los detenidos ni los motivos por los que fueron liberados, no hay claridad de dónde salieron las vacunas incautadas, cuya autenticidad además ha sido cuestionada.

Las vacunas aparecen en fotografías tomadas por Aduanas y Ejército con etiquetas que las identifican como del laboratorio ruso Sputnik V. El laboratorio aseguró que podrían ser falsas. Durante una conferencia matutina el jueves 25 de marzo, López Obrador agregó que son “hechizas” (falsas) y que hay periodistas que quieren desprestigiar al gobierno presentando el lote incautado como parte de las adquisiciones oficiales.

La Fiscalía mexicana, en cambio, afirmó que aún no puede asegurarse de que las vacunas sean falsas o verdaderas, pues continúan haciendo pruebas de laboratorio a los más de 1,000 frascos que hallaron en la avioneta. “Tenemos que hacer muchísimas pruebas, podríamos tardar meses en tener un resultado definitivo”, dijo a Univision el vocero de la Fiscalía.

Grupo Karim’s S.A, un amplio conglomerado empresarial de Honduras, reconoció en un comunicado que había adquirido las vacunas confiscadas “para ser aplicadas en forma gratuita a nuestros colaboradores y sus familiares”, pero no explicó cómo las había obtenido y en qué condiciones ni mostró documentos de exportación.

Solo explicó que “se buscaron alternativas para la adquisición”. Tampoco informó donde están los pasajeros entre quienes se encontraban Gustavo Ramón Raudales, gerente general del grupo Karim’s y Julio Cesar Martínez, director financiero.

“En ningún momento y bajo ninguna circunstancia, Grupo Karim’s pretendía introducir de forma ilegal vacunas al territorio nacional (hondureño)”, agregó el comunicado, sin explicar que trámite hicieron para su exportación ni dónde se encuentran sus directivos implicados.

Univision ha intentado comunicarse con el grupo empresarial por teléfono y correo electrónico en México y Honduras y a través de abogados que representaron a la empresa en litigios en Estados Unidos, pero no ha obtenido respuesta.

La Fiscalía aseguró que había pedido una alerta migratoria para localizar a los detenidos que se escaparon del hotel.

¿Qué nos pusieron?


La semana pasada se supo que varias personas fueron vacunadas gratuitamente en Campeche las dos primeras semanas de marzo con dosis del lote que sería luego confiscado. Las dudas que ha planteado la empresa fabricante y el gobierno mexicano sobre la autenticidad de las vacunas han dejado muy preocupados a quienes recibieron las dosis.

Un vocero de la cancillería dijo a Univision que el documento que mostró el piloto de la aeronave a las autoridades como respaldo de las vacunas confiscadas, muestra “un lote distinto a los que se han recibido en México”. Univision no pudo confirmar si se trata de un lote diferente pues las autoridades mexicanas han sellado por cinco años toda la información relativa a las negociaciones de las vacunas Sputnik V que han llegado vía oficial al país.

Pocas horas después del hallazgo, la agencia que distribuye la Sputnik V emitió un comunicado, en el que remarcaba que los envases hallados en las hieleras eran distintos a los originales y que creían que se trataba de un intento para desacreditar sus vacunas, con dosis falsas.

“Lo que nosotros queremos saber es qué nos pusieron. Nos dijeron que era la Sputnik V y nosotros la aceptamos”, dijo a Univision uno de los vacunados.

El hombre aceptó dar su testimonio ante la cámara, pero ocultando parte de su rostro. Otros testimonios recogidos por la prensa mexicana relatan miedos similares. Tanto este hombre como otra persona que aceptó hablar con Univision, dijeron que habían obtenido las vacunas gratuitamente, a través de la empresa donde laboran.

Ambos hombres trabajan como empleados de Karim’s Group Campeche, el conglomerado textil del empresario Amdani, que tiene una gran fábrica maquiladora en esa ciudad.

Otras dos personas afirmaron a Univision que se habían vacunado en Campeche, de forma secreta, en la segunda semana de marzo, aunque no son empleados del Grupo Karim’s.

“Nos dijeron que le habían sobrado vacunas (a Grupo Karim’s) y que se las iban a poner a sus allegados”, dijo un hombre, quien aceptó ser grabado en audio, pero también pidió que se omitiera su nombre.

“Acepté enseguida porque yo tengo que salir a trabajar, llevo un año cuidando a mi mamá y con el temor de contagiarla. Pensé que si ya estaba vacunada íbamos a tener tranquilidad todos”, secundó una mujer que asegura que recibió la vacuna el 17 de marzo.

Vacunación secreta

En México, el esquema de vacunación ha comenzado por personal médico, adultos mayores, médicos y algunos atletas. Las cuatro personas fueron vacunadas de manera secreta, según sus testimonios, no pertenecen a ninguno de estos grupos. Por ello, afirmaron, quisieron vacunarse fuera del calendario establecido por el gobierno.

Los participantes en el esquema de vacunación que no eran empleados de Grupo Karim’s lograron entrar en la lista gracias a las recomendaciones de algunos amigos, dijeron. Al llegar al sitio donde los vacunaron, buscaban su nombre en esas listas, les pedían que llenaran unos formatos con algunos datos personales y los vacunaban “personas vestidas como enfermeras y médicos” en una sala de juntas.

“Pasábamos en grupos”, dijo el hombre. “Yo vi unas 15 personas en turnos cada 15 minutos”, agregó la mujer, en una entrevista por separado vía telefónica con Univision.

Una vez en el sitio de vacunación, coincidieron, les leían algunas recomendaciones para los cuidados posteriores a la vacuna, como no tomar bebidas alcohólicas, no ingerir paracetamol y no exponerse mucho al sol en las horas siguientes. Después de unos minutos en una segunda sala para una mínima vigilancia de posibles efectos secundarios, los dejaban ir.

La mañana del 18 de marzo, la mujer leyó en las noticias que un lote de vacunas rusas Sputnik V habían sido decomisadas en el aeropuerto de Campeche. En unas horas, las autoridades rusas difundieron el boletín, en el que se anunciaba que los frascos decomisados eran distintos a las vacunas originales y se adelantaba que podía tratarse de vacunas falsas.

Con el anuncio de que posiblemente eran falsas, entre los vacunados la alegría por saltarse la fila mutó en pánico. “Espero que solo haya sido agua, que nos hayan ilusionado nada más y no que nos hayan puesto algo malo”, dijo uno de los hombres vacunados a Univision.

“Yo espero que sí fueran auténticas, lo que creo es que ya no me van a llamar para ponerme una segunda dosis”, dijo la mujer. “Ese mismo día que vi en las noticias que las habían decomisado en el aeropuerto nos dijeron que la vacunación quedaba suspendida”.

Dos de los entrevistados dijeron que les aplicaron las vacunas en las instalaciones de la maquiladora Karim, otros en un consultorio médico de Jorge Farfán, un pediatra local. En el consultorio, la secretaria de Farfán dijo a Univision que ahí no se ponían vacunas y que el doctor devolvería la llamada, pero no ocurrió. Después de esa primera respuesta, el teléfono del doctor enviaba directamente al buzón de voz.

“Se supone que todo esto se haría con mucho hermetismo”, dijo uno de los hombres vacunados. “Pero Campeche es un pueblo, todo se sabe, por eso ahora estamos asustados de que el gobierno tenga esas listas de todos los que nos vacunamos y nos vayan a sancionar, o a querer hacernos algo”.

El diario mexicano Reforma publicó un reportaje con testimonios similares, sobre otras personas que dijeron que se vacunaron en condiciones muy parecidas a las que entrevistó Univision Investiga. El diario aseguró que más de 1,000 personas recibieron dosis de las supuestas vacunas rusas en las dos primeras semanas de marzo.

Las dos personas vacunadas que hablaron con Univision y no eran empleados de Grupo Karim’s, dijeron que habían recibido sus dosis en el hotel Ocean View, propiedad del grupo, una posada modesta frente al mar en Campeche, cuyas habitaciones oscilan en un precio de 50 dólares la noche.

Bajo investigación

El Grupo Karim’s es propiedad del ciudadano paquistaní nacionalizado hondureño Mohammad Yusuf Amdani Bai, uno de los hombres más ricos de Centro América. Su nombre no es desconocido para los organismos de control de México.

Univision Investiga tuvo acceso a documentos que reflejan que sus cuentas bancarias fueron investigadas por la Unidad Inteligencia Financiera de Hacienda (UIF) por su relación con el exsenador por Campeche Jorge Luis Lavalle Maury , acusado de recibir sobornos del gobierno mexicano para la aprobación de la reforma energética. También por sus vínculos con el asistente de Lavalle, José Luis Caraveo quien confesó haber repartido las coimas.

La investigación no halló ninguna actividad criminal de Amdani y según una fuente, la mención del empresario fue objeto de manipulación política por parte de los rivales del congresista.

Lavalle había sido vicepresidente de Grupo Karim’s una década antes de llegar al Senado y Caraveo había sido empleado y recibió pagos como colaborador externo del grupo, según lo que encontraron las autoridades financieras en sus registros de pagos de impuestos. Lavalle ha negado que participara en el esquema de sobornos.

Como resultado de esa pesquisa, en octubre de 2020 se presentó una denuncia criminal ante la Fiscalía Anticorrupción que no incluye a Amdani, según confirmaron dos fuentes oficiales familiarizadas con el proceso. Hasta donde Univision Investiga pudo confirmar, tampoco ha sido llamado a declarar por este caso, que ahora está bajo investigación de la Fiscalía Federal, la misma institución que investiga las vacunas decomisadas en Campeche.

La historia de cómo resultó involucrado indirectamente Amdami en la investigación comenzó en agosto de 2020, cuando el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, acusado por aceptar sobornos de Odebrecht, cooperó con las autoridades mexicanas. Lozoya hizo una serie de explosivas declaraciones ante las autoridades penales, acerca de un supuesto esquema de pagos de sobornos del gobierno de presidente Enrique Peña Nieto.

Los sobornos, dijo Lozoya, habrían servido para que legisladores de la oposición aprobaran una ambiciosa reforma energética que abrió parcialmente el mercado petrolero mexicano a la inversión extranjera. Uno de los principales legisladores señalados por Lozoya fue Lavalle, quien se ha defendido legalmente, alegando que nunca participó en ningún esquema de corrupción.

Tras el testimonio de Lozoya, en los medios mexicanos se publicaron una serie de videos en los que se veía a Caraveo, su colaborador, contando unos enormes fajos de billetes en unas oficinas. Caraveo dijo a la Fiscalía federal, según publicó el diario mexicano Reforma, que él había sido el encargado de recoger y repartir el dinero de los sobornos por órdenes de Lavalle.

Las autoridades financieras también hallaron que Caraveo se encontraba como autorizado para depositar y retirar dinero en una de las cuentas de las empresas de Amdani: el hotel Ocean View de Campeche. Los investigadores siguieron entonces la pista de Amdani. Encontraron que en 2016, Caraveo lo había puesto como firmante autorizado en una de sus cuentas. Casi de inmediato, el banco que recibió el registro emitió un reporte urgente, conocido como reporte de 24 horas, por considerar a Amdani como un perfil de riesgo, explicó a Univisión una persona con acceso a la investigación financiera.

El reporte bancario, del que Univision pudo ver una copia, decía que, de acuerdo con publicaciones, Amdani era “partícipe del terrorismo y punto de contacto en América Central para Al Qaeda”. Con esta alerta, el banco emitió un aviso urgente y canceló la cuenta bancaria en la que Amdani había sido registrado, según el informe de las autoridades financieras mexicanas.

Sin embargo, el informe citado por el banco se basaba en reportes de un analista que admitió que eran falsos y se retractó luego de haber sido demandado por difamación por el Grupo Karim’s en la Corte del distrito de Maryland en noviembre 2015. Michael McNicholas, el autor de los artículos, quien se presenta como ex consultor de la CIA y especialista en contrainteligencia, reconoció que lo publicado “es completamente falso” y “no hay ninguna evidencia que vincule al señor Amdani, Grupo Karim’s o sus subsidiarias […] con lavado de dinero, contrabando o facilitar el terrorismo o cualquier otra actividad ilícita o inmoral” mencionadas en el reporte. McNicholas no respondió mensajes ni llamadas de Univisión a sus oficinas en Panamá.

Pese a la retractación por la falsedad, la UIF de México incluyó el reporte de McNicholas y otros hallazgos sobre las finanzas del empresario hondureño entre 2012 y 2018. De las 45 páginas de la pesquisa inicial, los investigadores mexicanos dedicaron una tercera parte a desglosar los pormenores de cada empresa y cuenta bancaria que había registrado Amdani en México en los últimos años.

Encontraron que entre Amdani y Caraveo, el hombre que aparece en el video con los fajos de billetes, hubo una relación laboral que duró casi dos décadas. Las cuentas bancarias de Amdani no fueron congeladas en México tras esa pesquisa financiera, y él siguió trabajando activamente en sus empresas en Honduras y en México, hasta que se descubrieron las hieleras con las vacunas Sputnik V.

Amdani no aparece como financiador del terrorismo en registros públicos del gobierno de Estados Unidos, según confirmó Univision, ni su nombre figura en listas de riesgos para inversiones bancarias internacionales, de acuerdo con un analista financiero con acceso a dichas bases de datos.

“Lo incluyen en esa investigación como terrorista únicamente para hacerle daño a los dos panistas que estaban investigando”, dijo a Univision la fuente cercana al caso, que tuvo acceso al documento.

En sus alegatos de la demanda de difamación, los abogados de Amdami afirmaron que el empresario ha sido “elogiado” por embajadores de Estados Unidos en Honduras tales como Larry Palmer, Charles Ford, Hugo Llorens, Lisa Kubiske y James Nealon.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés