null: nullpx
Logo image
Ciencia

Un accidente casi le cuesta la vida, pero terminó convirtiéndolo en un genio de las matemáticas

Aunque le llaman “prodigio”, Neelakantha Bhanu Prakash, un joven indio de apenas 20 años, insiste en que para llegar a ser "la calculadora humana más rápida del mundo" se requiere de mucha práctica, experiencia y esfuerzo. Aunque se ha llevado el oro mundial, prefiere invertir su éxito en recabar apoyos para luchar contra la "matematicofobia".
2 Sep 2020 – 12:11 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Neelakantha Bhanu Prakash, un joven indio de apenas 20 años, es la calculadora humana más rápida del mundo, según el libro Limca de récords -el equivalente a los Guinness de la India- y el Campeonato Mundial de Cálculo Mental que se celebró este mes en Londres.

Según el Libro Limca, la mente de Bhanu procesa números a una velocidad promedio de 12 por segundo, alrededor de 10 veces más rápido que un cerebro normal.

Pero aunque le llaman “prodigio”, Bhanu deja claro que a esto no se llega de forma espontánea y que se requiere de mucha práctica, experiencia y esfuerzo.


Según el propio joven, que por estos días ha acaparado titulares en su país y en todo el mundo, dando entrevistas y haciendo un llamado al interés por las matemáticas, para realizar estos cálculos tan complejos a tal velocidad, él usa la llamada "práctica estructurada".

"Digamos que estoy haciendo una multiplicación de 8,763 por ocho", dice Banhu y explica su método: "Probablemente multiplicaré: 8,000 por ocho que es 64,000, 700 por ocho que es 5,600, 60 por ocho que es 480, y tres por ocho que es 24. Y luego sumo todo”. Pero esto requiere que el cerebro humano recuerde todos esos números y los procese a una velocidad vertiginosa.

“A veces…”, resume Banhu, “simplemente sucede”. “Hay un cierto proceso, obviamente, pero como has entrenado a tu cerebro, simplemente sucede", explica.

Fueron precisamente esos métodos y ese entrenamiento los que lo convirtieron en el primer asiático en ganar el oro en el Campeonato Mundial de Cálculo Mental, que forma parte de la Olimpiada de Deportes Mentales (MSO, por sus siglas en inglés) de Londres. Para llevarse la medalla, Banhu venció a 29 oponentes de 13 países y lo hizo tan rápido que los jueces lo sometieron a preguntas adicionales para comprobar su rapidez y precisión.

Cargando Video...
Conoce a la calculadora humana, dueño de un Récord Guinness

Un accidente lo arrastró a las matemáticas

Pero a pesar de su actual devoción por las matemáticas, su interés por esta ciencia y el cálculo mental no fue del todo espontáneo. Con solo 5 años Banhu sufrió un peligroso accidente de moto en el cual su cabeza se golpeó fuertemente contra el asfalto. Tras el golpe, su cráneo quedó fracturado y tuvo que ser sometido a múltiples operaciones. Terminó en un coma inducido.

Se despertó una semana después y los médicos le dijeron a sus padres que producto de las lesiones que había sufrido era muy probable que el niño sufriera un deterioro cognitivo.

De hecho, pasó todo un año postrado en una cama, pero según él mismo ha dicho, “ese accidente cambió la forma en que solía definir la diversión y es la razón por la que estoy aquí hoy”.

Forzado a estar en cama, Bhanu aprendió a jugar ajedrez y pasaba horas resolviendo acertijos para ejercitar su cerebro. Pronto saltó a las matemáticas y con solo 7 años terminó tercero en una competencia de aritmética en su estado, Andhra Pradesh, al sureste del país.

Desde entonces no ha parado de ganar medallas y trofeos y ya con 13 años representó a la India en una competencia internacional en la que rompió cuatro récords mundiales. En el libro indio de récords ha batido unos 50.

“Erradicar la matematicofobia”

Esa es la nueva meta de Bhanu, que con solo 18 años, fundó en 2018 la organización ‘Exploring Infinities’ (Explorando infinidades), que tiene como objetivo convertir a las matemáticas en algo interesante, desafiante e inmersivo a través de juegos aritméticos que permiten medir el desarrollo de habilidades cognitivas.

Antes del coronavirus, que ha castigado duramente a India, siendo el tercer país más afectado del mundo, solo por detrás de Estados Unidos y Brasil, la organización de Bhanu, que cuenta con más de medio millón de suscriptores, se dedica al trabajo de base con niños de la India, Bangladesh e Indonesia, aunque tiene un programa digital que también cuenta con alumnos de Estados Unidos y Reino Unido.

“Nada me da tanto orgullo como ganar un oro para India”, escribió el joven en Twitter. “¡Me gustaría trabajar con el gobierno para cambiar la forma en que se aprenden matemáticas en el país!”, expresó y dejó claro que el hecho de haber ganado esta medalla internacional no quiere decir que vaya a dedicarse a las competiciones, ya que su trabajo está más en el terreno filantrópico y en la enseñanza de las matemáticas.

Su triunfo le ha valido las felicitaciones públicas del presidente y el vicepresidente de India, así como otras importantes figuras públicas, lo cual el joven quiere aprovechar para ganar apoyos y compromisos con la enseñanza de esa ciencia.

"No estoy seguro de si voy a participar en más competencias", dijo. "No creo que deba. He establecido mi punto de que soy más rápido. Estoy en una posición en la que la gente me escucha, así que mejor la uso, añadió.

"No quiero ser el rostro de las matemáticas, hay suficientes de esos y son excepcionales. Quiero ser el rostro contra la fobia a las matemáticas”, sentenció.

Loading
Cargando galería
Comparte
RELACIONADOS:CienciaIndiacompetenciasAjedrezCoronavirus

Más contenido de tu interés