null: nullpx
Limpieza

Expedición limpieza: las insólitas cosas que han extraído del basurero que ahora es el Everest

Un equipo especializado de alpinistas adelanta una ardua misión en la montaña más alta del mundo para limpiarla. No es tarea fácil, no solo por lo exigente que es el ascenso, sino por la labor de extraer grandes cantidades de desechos. Entre las toneladas de basura que han sacado, equivalentes al tamaño de un hipopótamo, hay desde restos no orgánicos hasta cuerpos de personas que murieron intentando llegar a la cumbre.
2 May 2019 – 07:18 PM EDT
Comparte
El equipo de alpinistas que hace la limpieza ha llegado ya a Campamento Base del Everest y se espera que siga subiendo para recoger basura de los campamentos más altos. Crédito: PHUNJO LAMA/AFP/Getty Images

La creciente actividad turística durante las últimas décadas en el Monte Everest ha provocado que las laderas de la cima más alta del mundo (8,848 metros) se conviertan en un verdadero basurero.

Es un problema que va en aumento por la acumulación de desechos dejados por los alpinistas: carpas, material de escalada/alpinismo, bombonas de gas e incluso excrementos. Esto sumado a que el cambio climático está derritiendo más rápido el hielo y dejando al descubierto los cuerpos de los montañistas que han muerto intentando alcanzar la cumbre.

Por eso el Departamento de Turismo de Nepal en conjunto con el gobierno local y grupos de alpinismo han lanzado una ambiciosa campaña de limpieza en el monte Everest, un esfuerzo que por primera vez pretende dejar completamente limpia la montaña. Un reto muy difícil, teniendo en cuenta que puede haber hasta 30 toneladas de basura, según la Asociación de Escaladores del Everest citada por la cadena ABC.

Desde el pasado 14 de abril, el día de Año Nuevo en el calendario nepalí, un equipo de voluntarios especializados han recolectado tres toneladas (6,613 libras) de basura, equivalentes al tamaño de dos camionetas SUV o un hipopótamo macho grande.

En esta expedición también se han encontrado cuerpos, hasta el momento cuatro. Al menos unas 300 personas han muerto intentando escalar esta montaña, según los sherpas y registros desde 1922.

Durante las dos primeras semanas de su misión para limpiar el vertedero a mayor altura del mundo han recogido ya insólitas cantidades de desperdicios, muchos de ellos no biodegradables, incluyendo latas vacías, botellas, plásticos y material de escalada dejado por los alpinistas.

Apenas va contabilizado lo que sacaron del Campamento Base, lugar donde los alpinistas se preparan para el ascenso a la cima. Pero el plan es recuperar unas 10 toneladas de basura en un plazo de un mes y medio, subiendo a los otros campamentos que hay en el ascenso a la cumbre.

"El equipo de limpieza solo empezó y los miembros subieron más arriba para recoger más basura", dijo a la agencia AFP Dandu Raj Ghimire, jefe del Departamento de Turismo de Nepal.

Un helicóptero del Ejército nepalí transportó una tercera parte de la basura recolectada hasta la capital del país, Katmandú, para reciclarla. Los otros residuos biodegradables fueron transportados al distrito vecino de Okhaldhunga.

Ocho miembros del equipo están limpiando actualmente el Campamento 2, a 6,400 metros, y grupos de tres ascenderán al Campamento 4, a 7,950 metros, donde durante 15 días buscarán más residuos entre las nevadas pendientes.

Desde el 2011, han existido varios esfuerzos para recoger tonaladas de desechos en la montaña, pero el problema ha ido en aumento por el incremento de visitantes. Es por esto que desde 2014 el gobierno nepalí impuso un depósito de dinero a los alpinistas que intentan hacer cumbre que solo se les devuelve si regresan con al menos ocho kilos de basura.

"Si solo los escaladores trajeran de regreso su propia basura, sería de gran ayuda para mantener el Everest limpio", afirma Ghimire. "No se trata de los ocho kilos de basura, sino de que traigan la basura que producen".

Número récord para subir el Everest

Nepal ha registrado esta temporada de montañismo que acaba de comenzar a 375 escaladores dispuestos a escalar el Everest, el número más alto de personas con permiso para ascender a la cima.

"Con cada escalador contratando al menos a un guía local de altura, el número total de personas en la montaña podría alcanzar los 1,000 esta temporada, que se espera que comience a mediados de mayo", dijo a la agencia EFE el portavoz del Departamento de Turismo, Surendra Thapa.

La cifra de 375 permisos emitidos por la oficina de turismo es la más alta "desde la primera ascensión exitosa a la montaña más alta del mundo en 1953".

El mayor número de escaladores vienen de la India, con 87 permisos, seguidos de Estados Unidos (68) y China (62), aseguró Thapa. Los extranjeros deben pagar 11,000 dólares para obtener el permiso y gastan entre 40,000 y 90,000 dólares en el intento.

Se necesitan cinco días para alcanzar el Campamento Base y unas dos semanas para aclimatarse antes de comenzar la escalada del Everest.

Cargando Video...
La conquista del Everest, la montaña más alta del mundo

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés