null: nullpx
Logo image
Kobe Bryant

Reporte de la NTSB sobre el accidente en el que murió Kobe Bryant indica que el piloto no fue presionado para volar

La Junta Nacional de Seguridad en el Transporte indicó que el piloto sufrió desorientación al volar en medio de condiciones adversas que van en contra de protocolos, lo que al final le costó la vida a nueves personas que iban a bordo.
9 Feb 2021 – 10:51 AM EST
Comparte
Cargando Video...

Investigadores de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB en inglés) dijeron este martes que el piloto del helicóptero de Kobe Bryant voló a través de las nubes en una aparente violación de los estándares federales y que eso probablemente lo habría desorientado justo antes de que el aparato se estrellara y matara a la estrella de la NBA y a otras ocho personas.

La NTSB datalló que ni el jugador de los Lakers ni el dueño de la empresa que proveía el servicio presionaron al piloto a volar aquella mañana. Además, dijeron que las cambiantes condiciones del clima habrían hecho que el helicóptero se desestabilizara súbitamente y que el piloto no realizó el procedimiento de emergencia para obtener ayuda de los controladores de tráfico aéreo.

Según el reporte sobre el accidente ocurrido el 26 de enero de 2020 dado a conocer por la NTSB, al momento de que la aeronave se desestabilizó, el piloto Ara Zobayan cometió el error de no haber elevado la altitud del aparato lentamente y debió haber declarado una emergencia para obtener ayuda.

Respecto a la presión para volar que habría sufrido Zobayan antes de partir, Dujuan B. Sevillian, investigador del caso sostuvo que "no hubo evidencia de que Island Express, el proveedor de vuelos chárter o el cliente, presionaran al piloto para que aceptara la solicitud de vuelo chárter o completara el vuelo en clima adverso".

Los investigadores detallaron que e l piloto estudió las condiciones climáticas del área antes de comenzar el vuelo, pero que cambiaron en cuestión de segundos después del despegue.

Al respecto, Robert Sumwalt, presidente de la NTSB, afirmó que el piloto voló bajo las reglas de vuelo visual, lo que significa que necesitaba poder ver a dónde se dirigía.

Sumwalt agregó que Zobayan ascendió atravesado una gruesa capa de nubes que cubrían el cielo. En ese momento, el helicóptero Sikorsky S-76 se ladeó abruptamente y se precipitó hacia las colinas del área de Calabasas, donde se estrelló matando a todos quienes iban a bordo.

Sobre las decisiones del piloto, Sevillan aseguró que "cuando vuela un avión y hay una falta de referencias visuales externas, el oído interno puede darnos una falsa sensación de orientación porque no puede distinguir entre aceleraciones e inclinación". A este fenómeno se le conoce como desorientación espacial.

"Si un piloto no puede ver las referencias visuales externas, debe confiar en los instrumentos de vuelo", señaló por su parte Sevillian.

Los investigadores dijeron que el helicóptero no tenía los llamados dispositivos de grabación de “caja negra”.

Hasta hoy la NTSB había manejado el incidente como un accidente al no haber señales que hicieran sospechar que una falla mecánica fuera la causa de que el helicóptero en el que viajaba la estrella de la NBA se desplomara.

Aquel día, Kobe, su hija Gianna, de 13 años, y el resto de los ocupantes viajaban del condado de Orange al de Ventura para un torneo de baloncesto juvenil en la Academia de Deportes Mamba, cuando el helicóptero encontró una espesa niebla que dificultaba la visión.

El piloto trató de volar por encima de la niebla y la capa de nubes, y cuando casi había logrado abrirse paso, la aeronave se precipitó repentinamente y se estrelló contra las colinas de Calabasas, lo que causó que todos los pasajeros perdieran la vida al instante.

Además de Kobe y Gianna, fallecieron el coach de béisbol John Altobelli, su esposa Keri y su hija Alyssa; Sarah y Payton Chester, madre e hija; la coach del equipo Mamba Academy, Christina Mauser; y el piloto Ara Zobayan.


El helicóptero no estaba equipado con un sistema para alertar del peligro de estrellarse.

Después de la muerte de Bryant, muchas voces han expresado su opinión sobre hacer que los sistemas de advertencia sean un requisito para cualquier aparato que lleve seis o más pasajeros.

Por esta razón, la Administración Federal de Aviación (FAA) dio a conocer algunas recomendaciones para intentar que accidentes como este no vuelvan a ocurrir, que incluye equipar a todos los helicópteros con ese sistema de advertencia que alertará al piloto si la aeronave está en peligro de estrellarse.

También ha habido apoyo de los legisladores que han patrocinado el proyecto de ley de seguridad de helicópteros, que adoptaría nuevos estándares de seguridad para helicópteros.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés