null: nullpx

No importa que lo pida Biden, eliminar las patentes a las vacunas del covid-19 no será tan sencillo

El apoyo de Estados Unidos a eliminar la protección a la propiedad intelectual de las vacunas contra el covid representa un cambio fundamental de política, pero un solo país que vote en contra será suficiente para bloquear la iniciativa en la Organización Mundial de Comercio (OMC).
9 May 2021 – 10:34 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

Francia se sumó este jueves a Estados Unidos al apoyar la eliminación de patentes que protegen a las vacunas contra el covid-19 para ayudar a que países pobres obtengan más dosis y aceleren la respuesta a la pandemia. Y si bien el apoyo de los gobiernos de dos países con sectores farmacéuticos poderosos es importante, aún quedan por delante numerosos obstáculos.

La disposición de Estados Unidos a eliminar la protección a la propiedad intelectual representa un cambio fundamental de política, y muchos observadores pensaron que podría alterar el balance de fuerzas, por lo que recibió casi de inmediato el aplauso de los activistas y las quejas del sector farmacéutico.

Pero un solo país que vote en contra será suficiente para bloquear la iniciativa en la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Durante conversaciones a puertas cerradas celebradas recientemente en la OMC, Australia, Gran Bretaña, Canadá, la Unión Europea, Japón, Noruega, Singapur y Estados Unidos se opusieron a eliminar las patentes, según dijo a medios un funcionario comercial radicado en Ginebra que solicitó el anonimato porque no está autorizado para hablar con periodistas.

Brasil fue el único país en desarrollo que se opuso, mientras que China y Rusia (otros dos fabricantes importantes de vacunas) no se pronunciaron a favor ni en contra pero estaban dispuestos a seguir conversando, dijo el funcionario.

Cerca de 80 países, la mayoría en desarrollo, han apoyado la propuesta de India y Sudáfrica, dijo el funcionario.

Con el anuncio formulado el pasado miércoles, EEUU se convirtió en el primer país industrializado y con un sector farmacéutico importante que respalda públicamente la idea formulada en octubre por India y Sudáfrica de eliminar las patentes. El posterior pronunciamiento del presidente francés Emmanuel Macron sugiere que los países están ajustando sus posturas.

“Favorezco completamente esta liberación de la propiedad intelectual", dijo Macron este jueves mientras visitaba un centro de vacunación..

Pero al igual que numerosas empresas farmacéuticas, Macron recalcó que una eliminación de patentes no resolverá el problema de acceso a las vacunas. Esas protecciones de propiedad intelectual dan a las empresas que desarrollaron las vacunas derechos especiales sobre el uso de esa tecnología, y quién la usa.

Aún si esas protecciones desaparecieran, fabricantes en lugares como África actualmente no están equipados para producir vacunas contra el covid-19 y por ello debe darse prioridad a la donación de vacunas, dijo Macron.

Muchos otros líderes se han pronunciado, aunque no todos expresaron apoyo inmediato. El canciller italiano Luigi Di Maio escribió en Facebook que el anuncio estadounidense fue “una señal muy importante” y que el planeta necesita “ acceso libre” a las patentes de las vacunas. Pero el primer ministro italiano Mario Draghi fue más circunspecto.

El primer ministro australiano Scott Morrison calificó a la posición de Washington como una “noticia grandiosa” pero no respondió directamente al preguntarle si su país apoyaría la iniciativa. Funcionarios surcoreanos dijeron que siguen de cerca el llamado del gobierno de Joe Biden pero también evitaron responder si Seúl apoya la propuesta.

En cambio, el presidente ruso Vladimir Putin dijo que su país la apoya.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, dijo que está dispuesta a conversar sobre la eliminación de patentes pero no se comprometió y enfatizó que a diferencia de Estados Unidos el bloque de 27 naciones ha exportado vacunas.

Von der Leyen compartió la postura del sector farmacéutico global, el cual insiste en que una solución más rápida consistiría en que los países ricos comiencen a compartir sus inventarios de vacunas con países pobres. Varios líderes europeos se refirieron a ese punto.

“Todos los países alrededor del planeta donde se producen vacunas deben estar preparados para exportarlas a otros países también", dijo el ministro alemán de Sanidad, Jens Spahn. “La Unión Europea está lista de palabra y de acción .... Nos alegra si Estados Unidos también lo está”.

Dirigentes de la UE dijeron que el bloque de países comenzará a discutir si apoya la propuesta estadounidense, posiblemente durante una cumbre que comenzará el próximo viernes.

La posición de la industria farmacéutica

El sector farmacéutico se ha resistido a eliminar las patentes e insiste en que la producción de las vacunas contra el coronavirus es complicada y no puede incrementarse solamente con la eliminación de las protecciones a la propiedad intelectual. En cambio, las empresas señalan que la reducción de cuellos de botella en las redes de suministro y la escasez de algunos ingredientes de las vacunas son los problemas más apremiantes en este momento.

“Una eliminación (de patentes) es la respuesta simple pero equivocada a lo que es un problema complejo”, dijo la Federación Internacional de Fabricantes Farmacéuticos y Asociaciones. “Eliminar patentes de las vacunas contra el covid-19 no incrementará la producción ni brindará soluciones prácticas necesarias para enfrentar esta crisis sanitaria global".

El sector farmacéutico también dice que la eliminación de propiedad intelectual causará más perjuicios que beneficios a largo plazo porque reducirá sus ingresos y por lo tanto reducirá incentivos para que los innovadores alcancen los adelantos fabulosos como los involucrados en las vacunas contra el covid-19, las cuales se están produciendo a un gran ritmo sin precedentes.

Los sectores opuestos a eliminar las patentes alegan que es especialmente complicado producir las vacunas contra el covid-19, aun teniendo las instrucciones.

El experto en propiedad intelectual Shyam Balganesh, un profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de Columbia, dijo que la eliminación de patentes eliminaría “mucha burocracia” relacionada a los reglamentos de la OMC pero no tendría gran impacto debido a cuellos de botella en la fabricación y distribución de vacunas.

Pero activistas aplaudieron el anuncio de Washington, el cual representa un cambio de rumbo fundamental de la política estadounidense durante el gobierno de Donald Trump, quien criticó a la OMC y a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Una eliminación de patentes para las vacunas y medicinas contra el #COVID19 pudiera cambiar la situación en África, proveyendo millones más de dosis y salvando incontables vidas. Aplaudimos el liderazgo de Sudáfrica, India y Estados Unidos y llamamos a otros a que los apoyen", escribió en Twitter la jefa de la OMS para África Matshidiso Moeti.


Poco más de 20 millones de dosis han sido aplicadas en el continente africano, cuya población es de 1.300 millones de habitantes.

Gavi, la alianza que encabeza la iniciativa de la ONU para llevar vacunas a los países que las necesitan, también celebró la decisión de Washington y el compromiso estadounidense para incrementar la producción de materias primas que están escasas para elaborar las vacunas.

Hay precedentes. En 2003, los países miembros de la OMC acordaron eliminar patentes y permitir a los países pobres a importar medicinas genéricas para el VIH/Sida, la malaria y la tuberculosis.

Muchos esperan que esa decisión histórica se repita para erradicar el COVID-19.

El director para África de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), John Nkengasong, dijo a reporteros que “creemos que cuando se escriba la historia de esta pandemia, la historia recordará la decisión del gobierno estadounidense como correcta y oportuna".

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés