null: nullpx
Greg Abbott

Demanda obliga al gobernador de Texas, Greg Abbott, a explicar gasto en su inauguración en 2019

El festejo para celebrar el inicio del segundo mandato del gobernador Greg Abbott incluyó la contratación de un cantante de country por $1.7 millones y una barbecue de $271,000.
17 Dic 2020 – 08:00 PM EST
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Una demanda ha obligado al gobierno de Texas, a detallar en qué gastó los 5.3 millones de dólares que costó la inauguración del periodo vigente del gobernador Greg Abbott, en enero de 2019.

Los documentos, obtenidos por el Texas Tribune y el Houston Chronicle, muestran que el gobierno texano no escatimó en gastos para festejar el nuevo periodo de Greg Abbott, que ganó su primera reelección en 2018 al derrotar por más de un 12% a su contrincante demócrata, Lupe Valdez.

El millonario gasto en el festejo incluyó el pago de 1.7 millones de dólares para contratar al cantante de country George Strait. Un grupo selecto de colaboradores del gobernador recibió más de un millón de dólares en bonos, y algunas organizaciones recibieron 800,000 dólares más.

El gobierno de Texas, además, gastó 116,000 dólares de los contribuyentes del estado en gastos legales para impedir que estos documentos se hicieran públicos, en una batalla legal que duró varios meses.

La cifra que gastó Abbott en su segunda inauguración casi triplica a la del exgobernador Rick Perry en 2011, quien pagó 1.99 millones de dólares hace casi una década.

Las leyes de transparencia texanas dificultan el acceso exacto a gastos de este tipo, pero de acuerdo con estimaciones del Texas Tribune, la inauguración de Abbott en 2019 es la más cara que ha visto el estado en al menos 40 años, teniendo en cuenta la inflación.

Además del entretenimiento del cantante de country, el festejo incluyó también una barbeque más de un cuarto de millón de dólares: 271,000. Los gastos de papelería, como la impresión de invitaciones o carteles, costaron 171,000.

Recompensas a colaboradores

Una campaña electoral no puede recibir dinero que venga directamente de corporaciones, pero esto no ocurre en el caso de donaciones que se destinen a la fiesta de inauguración.

Los ganadores de la elección pueden pedir dinero directamente a individuos y compañías, lo que les otorga privilegios como una cena con el gobernador o bien tomarse una foto con él.

Los colaboradores del gobernador Abbott que consiguieron donantes para la inauguración consiguieron comisiones que suman un millón de dólares. Unos 700,000 fueron para la directora de finanzas de Abbott, Sarah Whitley, y su número dos, Sydney Wallace.

La labor de recolectar dinero para este tipo de eventos es “un cheque que se escribe solo”, en opinión de Mark Jones, profesor de Ciencia Política en la Universidad de Rice. “Parece que recompensaron a personas sin tener claras las razones por las que recibieron ese pago”.

También te puede interesar

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés