null: nullpx

El pequeño Santiago sueña con un triciclo nuevo en esta Navidad. Pero sus abuelos sufren al no poder comprárselo

Su abuelo Pedro sufrió un derrame cerebral y desde entonces no ha podido trabajar. Buscando comida en la basura encontró un viejo triciclo de plástico en el que Santiago corre por las calles de su barrio. El pequeño de 5 años sueña con tener uno nuevo para jugar con su hermano en esta Navidad.
10 Nov 2020 – 08:16 PM EST
Reacciona
Comparte
El pequeño Santiago de 5 años recorre los camino de tierra en su viejo triciclo de plástico, anhelando que esta Navidad pueda tener uno nuevo. Crédito: Primer Impacto/Univision

Santiago pedalea todos los días el viejo triciclo de plástico que su abuelo Pedro le regaló tras recogerlo de la basura. Mientras avanza por caminos de tierra, el pequeño salvadoreño de 5 años se ilusiona por la llegada de la Navidad, cuando asegura que todos los niños -sin importar si son pobres como él- reciben un regalo nuevo.

Sin embargo, lo que para Santiago es ilusión, para sus abuelos -con los que vive- es una angustia interminable que les aprieta el corazón. Sin poder trabajar tras sufrir un derrame cerebral y sin dinero en el bolsillo, su abuelo sabe que es imposible que su nieto más cercano reciba el triciclo nuevo que tanto anhela.

Pedro cuenta llorando que la grave situación familiar se vio todavía más afectada por la llegada de la pandemia del coronavirus, por lo que ha tenido que buscar comida en los basureros del mercado para que su familia tenga un poco de alimento todos los días.


“Yo miraba que llegaban a botar cosas de comida ahí; carne, pescadito, todo lo que botaban lo recogía y me lo traía. Ellos me pedían: ‘papi, qué me traes papi, qué me traes de comida’. A veces no traía nada”, cuenta Pedro afligido a Primer Impacto.

Ahora, a la complicada situación familiar se le suma el pedido inocente de Santiago, el nieto que sigue a Pedro a todos lados, con el que más convive y con el que tiene una relación especial. El abuelo, quien hace el esfuerzo de llevarle pedazos de juguetes que recoge de la basura, sufre al saber que no podrá complacer el sueño del pequeño.

Si bien el triciclo que quiere el niño cuesta no más de $50, Pedro sabe que es una cantidad imposible de juntar. Lo entristece aún más saber que la familia vivirá otra Navidad en estas condiciones sin tener esperanza de que su precaria realidad cambie pronto.

Por su parte, Blanca, la abuela de Santiago, recuerda afligida el día que Pedro se enfermó. “Éramos una pareja que trabajaba. Él cultivaba, porque siempre trabajó la tierra, y yo me dedicaba a salir a vender lo que cultivaba”, precisó.

Desde el brote del coronavirus, la pareja de abuelos tuvo que hacerse cargo de sus nietos, quienes han estado separados de sus padres. Blanca relata que se le parte el alma cuando ve a Santiago imaginar que tiene un triciclo nuevo con el que pueda jugar con su hermano. “Quisiera una Navidad distinta, digamos, mi familia feliz, que un sueño sea realizado y tener algo bonito”, apunta la abuela.

Si quieres colaborar para cumplir el Sueño de Navidad de Santiago y darle una alegría a sus abuelos, puedes llamar al: 011 (503) 7957- 8482.

Mira también:

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés