null: nullpx

La primera temporada de La Hija del Embajador finaliza esta noche: recuerda sus momentos estremecedores

Con Neslihan Atagül y Engin Akyürek como protagonistas, la novela turca ha cautivado con una trama donde los secretos, los crímenes y lo inesperado han ido de la mano. Repasa los eventos cruciales del melodrama y descubre lo que pasará en el final de la primera temporada de La Hija del Embajador este lunes 24 de mayo a las 10P/ 9C por Univision y el martes 25 el inicio de la segunda.
22 May 2021 – 12:52 AM EDT
Reacciona
Comparte

Nare, Sancar, Gediz y todos los involucrados en sus vidas se encuentran en un momento crucial. El malvado Akın encontró al aliado perfecto para vengarse y evitar ser encarcelado por sus fechorías contra su hermanastra, pero sus rivales no dejarán que huya de su castigo. Vive este lunes 24 de mayo el gran final de la primera temporada de La Hija del Embajador a las 10P/ 9C por Univision y el martes 25 el arranque de la segunda.

La novela turca protagonizada por Neslihan Atagül, Engin Akyürek, Uraz Kaygılaroğlu, Beren Gençalp y un gran elenco, ha dejado escenas imborrables repletas de drama, angustia y conflicto. A continuación, te presentamos los momentos que han marcado desde el inicio el melodrama.

La reaparición de Nare


Mientras Sancar protagonizaba un baile en compañía de sus amigos para celebrar su boda con Menekşe, Nare decidió reaparecer frente a todos luego del largo tiempo en que nadie supo de ella tras su misteriosa desaparición. Al darse cuenta de la presencia, el impacto en el hotelero fue notable.

Interrumpida la ceremonia, ella le confesó que la pequeña que estaba a su lado, Melek, era la hija de los dos. Tras la revelación, La Hija del Embajador acabó desmayándose en los brazos de su gran amado al tiempo que él permanecía con el alma helada.

La razón del regreso de Nare


Al comprobarle a Sancar con un análisis de ADN que Melek era su hija, Nare recordó el momento en que Akın quiso abusar de ella y obligarla a casarse con él. Ante el ataque, ella tomó un cuchillo que terminó por encajar en el cuerpo de su agresor. Creyendo haber cometido un crimen, huyó para reaparecer.

Lo que 'El Ave Bicolor' (nombre con el que todos en el pueblo la conocen) no imaginaba es que su hermanastro había sobrevivido al ataque. Frente al evento, ella ya tenía un plan definido para alejarse de todo el sufrimiento pese a dejar a su pequeña sola.


Dispuesta a ponerle fin a su vida desde lo alto de una montaña, recordó las palabras de despedida de su retoño. Ante el amor por su pequeña, recapacitó mientras Sancar y Gediz la esperaban a un lado llenos de preocupación.

La herida del pasado


Todo su calvario comenzó el día en que cumplió 18 años. En esa ocasión, su papá le organizó una fiesta de cumpleaños y ella le reveló a Akın su deseo de casarse con Sancar. Al saberlo, él enfureció y la encerró en una habitación para abusar de ella. Ese festejo se convirtió en una tortura, pues además de la violación que sufrió, su padre le dio la espalda, pues no creyó en su palabra y la forzó a unir su vida a la de su verdugo.

Herida en cuerpo y alma, Nare le contó a Sancar lo sucedido, pero solo encontró desprecio. En esos años el dolor por no sentirse apoyada la llevó a arrojarse desde lo alto de una montaña con el propósito de acabar con su existencia. La caída no la mató, pero sí causó graves daños en su cuerpo que la llevaron a un hospital.

La confesión de amor del mejor amigo


Sintiéndose traicionado por Gediz al saber que le ofreció trabajo a Nare, Sancar enfrentó a su mejor amigo a golpes. La confrontación fue presenciada por ella. En medio de la pelea, Gediz además confesó que estaba enamorado de La Hija del Embajador. Con la revelación, la amistad y negocios entre los socios llegarían a su fin. Sin embargo, con el tiempo se olvidarían un poco de su disputa para unirse y combatir a sus enemigos, pero sus sentimientos los siguen distanciando.

El arrepentimiento de Sancar


Con el paso de los días, el empresario fue descubriendo el terror que su amada vivió y el error que había cometido años atrás. Sin que nadie lo supiera viajó a la clínica donde estuvo internada y una enfermera le relató las circunstancias que suceden en la obra Otelo, donde los celos del protagonista lo llevan a cometer un crimen contra el amor de su vida. Al oír la narración, quien fuera campesino se dio cuenta de la realidad y de que él arrojó a Nare a buscar una salida mortal por su falta de confianza.

Cansado de los secretos, le pidió a la madre de su hija que le mostrara la grabación del día en que Akın la atacó y ella lo hirió de muerte. Ante el video, se quedó sin respiración y las lágrimas lo invadieron. Además, un sentimiento de culpa ocupó su corazón por no haberle creído. Con la verdad en las manos, ahora ardía en deseos de venganza.

Los castigos para Akın


Antes de que Sancar pudiera hacer algo contra Akın, Müge se le adelantó para cobrarse el engaño de amor en el que la hizo caer. Mientras le daba un abrazo, le inyectó una sustancia en el cuello para dejarlo inmóvil. Él trató de huir nuevamente, pero terminó por caer rendido. Secuestrado por quien fuera su gran apoyo, fue encerrado en una de las habitaciones de la mansión de su familia para dejarlo sin comer y beber durante varios días.

Pero Sancar ya había puesto en marcha un operativo para encontrar al agresor de La Hija del Embajador. Una de las trabajadoras de la casa de Müge entró en la habitación donde el criminal se encontraba cautivo. Al abrir la puerta del baño, lo halló atado y de inmediato llamó a su jefe, quien apresuró el paso de su camioneta. Acompañado de dos hombres, el hotelero lo vio atado de pies y manos. El coraje se apoderó de sus pensamientos y pidió una navaja.


Ya en sus manos lo llevó a un lugar secreto para cobrarle todas sus fechorías. Lo que Nare temía era que lo asesinara, y no estaba equivocada, pues los pensamientos de Sancar alojaban ese deseo. Después de despedirse de su familia, se paró ante él con un cuchillo. Sin embargo, Nare apresuró el paso y logró llegar un momento antes de que su amado se manchara las manos de sangre. Frente a frente, ella le aseguró que, si cometía el crimen, Melek lo vería.

Resuelto a no terminar con la vida de su enemigo, lo condenó a un doloroso castigo. Mientras Akın se hallaba tendido sobre el suelo, Sancar tomó una pesada piedra y la arrojó sobre uno de sus brazos, el cual quedaría tan herido que no podría usarlo jamás. Complacido con el escarmiento, el papá de Melek dejaría todo en manos de la policía.

Lamentablemente, el maleante puso en marcha su poder y encontró al aliado perfecto en uno de los enemigos de Sancar y Gediz. Al mismo tiempo que Kavruk lo llevaba en su automóvil para entregarlo a la justicia, Kahraman y sus hombres aparecieron. La situación provocó que el carro volcara y Akın fuera rescatado.

Ahora su plan es secuestrar a Nare y comenzar una ola de venganza y sufrimiento. ¿Ella, Sancar y sus amigos podrán detenerlo? Descúbrelo en el gran final de la primera temporada de La Hija del Embajador este lunes 24 de mayo a las 10P/ 9C por Univision.

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés