null: nullpx
Logo image
Educación

Con 9 meses sabía el abecedario y al año podía leer: el niño prodigio que con 12 años espera ir a la universidad

Caleb Anderson aprendió a leer al año de edad y hacía fracciones a los dos años. Además de inglés, habla con fluidez español, francés y mandarín, pero su fuerte son las matemáticas. Está esperando ser admitido por el Instituto Tecnológico de Georgia.
17 Oct 2020 – 12:59 PM EDT
Comparte
Caleb Anderson Crédito: CBS News / captura de pantalla

Cuando tenía apenas nueve meses de edad, Caleb Anderson aprendió el abecedario. Tres meses más tarde ya estaba leyendo. A los dos años sabía hacer fracciones y era capaz de leer la Constitución de EEUU. Ahora, que tiene 12 años, este niño prodigio de Marietta, Georgia, está esperando ingresar a la universidad para estudiar ingeniería aeroespacial.

Y es muy probable que lo admitan en el prestigioso Instituto Tecnológico de Georgia. Caleb ya visitó los laboratorios y conoció al presidente de la Escuela de Ingeniería Aeroespacial, Mark Costello, quien le aseguró a CBS News que el niño "es un candidato perfecto para entrar en nuestro programa y tener mucho éxito".

"Esperaría que fuera admitido, seguro", aseveró Costello a la cadena de televisión.

Actualmente, Caleb está matriculado como estudiante en el Chattahoochee Technical College en Marietta, donde se graduará con una licenciatura en dos años. Su sueño es matricularse en el Tecnológico de Georgia y en el Instituto de Tecnología de Massachusetts y eventualmente obtener una pasantía trabajando para Elon Musk, en sus proyectos espaciales.

"Cuando tenía como un año, siempre quise ir al espacio", dijo Caleb a USA Today. Su materia favorita son las matemáticas. "Me imaginé que la ingeniería aeroespacial sería el mejor camino", manifestó.

Como muchos otros niños de 12 años, Caleb Anderson disfruta coleccionando figuras de acción, viendo Netflix y haciendo los juegos de su edad.

Su madre Claire se dio cuenta pronto de que su pequeño hijo era superdotado cuando con apenas cuatro semanas de nacido comenzó a imitar su forma de hablar. A los 9 meses, podía hacer señas de más de 250 palabras en el lenguaje de signos y no tenía problemas para leer palabras que nunca había visto antes.

"Estaba haciendo mi maestría en educación así que sabía que había algo especial en eso", dijo Claire Anderson a USA Today.

"No creo que nada de lo que ha hecho Caleb haya sido normal para nosotros", añade su madre, de 46 años.

Además de inglés, Caleb habla con fluidez español, francés y mandarín.

"No soy muy inteligente, sólo capto la información rápidamente", expresó el modesto niño a CBS.

Pero sus dotes especiales también le han causado algún sufrimiento. Recuerda que al asistir a una clase de primer grado todos sus compañeros eran mucho más altos que él. "Tenía dos años. ¡Apenas podía caminar!".

Tanto Claire como su marido, Kobi Anderson, de 45 años, admiten que a veces su inteligencia le dificultaba a Caleb hacer amigos. El padre del ñiño recuerda que Caleb se molestaba porque sus amigos no podían comunicarse con él cuando tenía solo 3 años.

Tampoco en la secundaria su inteligencia superior le ayudaba a socializar. "Los chicos de allí me miraban con desprecio, me trataban como si fuera una anomalía", dijo Caleb.

Con esos antecedentes, su madre Claire desea que su ingreso a la universidad sea diferente. "Queremos que esté en un ambiente donde sea aceptado y tolerado", subraya.

Los padres de Caleb también debieron aprender cómo es criar en la familia a un niño superdotado. "Tuvimos que aprender que hay otras cosas que podemos enseñarle sobre la compasión, la bondad, la búsqueda del bien en los demás".

Los Anderson tienen otros dos hijos, Aaron, de 8 años, y Hannah, de 7, que están en el programa de superdotados de su escuela. Mientras que describen a Caleb como superdotado verbalmente, lo que significa que aprende rápidamente otros idiomas, Aaron es bueno con los números y Hannah sobresale en los rompecabezas.

Caleb acepta que es diferente y que posee una inteligencia muy avanzada: "Esta es mi vida. Así es como soy. Y he estado viviendo así toda mi vida".

Loading
Cargando galería
Comparte
RELACIONADOS:EducaciónNiño Prodigio

Más contenido de tu interés