null: nullpx
Logo image
Asesinatos

La madre acusada de matar a sus tres hijos sufría depresión y creía en teorías conspirativas

La familia de Liliana Carrillo llevaba más de un año preocupados por su salud mental y su obsesión por la idea infundada de que sus hijos eran víctimas de una red de pedofilia.
19 Abr 2021 – 11:48 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

Liliana Carrillo, la madre acusada de matar a sus tres hijos en Los Ángeles, llevaba más de un año mostrando signos preocupantes sobre su salud mental. Así se desprende de sus publicaciones en redes sociales, así como de documentos médicos y jurídicos a los que tuvo acceso Los Angeles Times.

En su Facebook, esta hispana de 30 años, escribió que tenía "sentimientos invasivos de desesperación y dolor", que "odiaba ser madre" y que no le quedaba "paciencia ni tolerancia".

Además, recientemente, comenzó a obsesionarse con teorías de la conspiración. Una de ellas, que en Porterville, California, operaba un grupo de tráfico sexual de menores.

El padre de los niños, Erik Denton, reclamó la custodia el 1 de marzo al considerar que Liliana Carrillo no estaba en condiciones de cuidar de ellos y pidió que le hiceran una evaluación de salud mental.

Ahora denuncia que las autoridades no actuaron a tiempo para evitar la muerte de sus tres pequeños, de 6 meses, 2 y 3 años.

Los mató para "protegerlos" de abusos que ella imaginaba

Hacía más de un año que mostraba signos claros de "depresión posparto, enojo, trauma de infancia y frustraciones de maternidad", según el relato de Denton reflejado en los documentos judiciales.

Pero en el último mes, la situación empeoró en gran medida. Carrillo comenzó a imaginar que sus hijos sufrían abuso sexual y, de hecho, en la entrevista que dio desde la cárcel, dijo que los mató "para protegerlos".

"Los ahogué. Lo hice suavemente. No sé cómo explicarlo. Los abracé. Los besé. Estaba pidiendo perdón todo el tiempo. Yo amaba a mis hijos", dijo desde su celda y en una entrevista con el canal local KGET-TV 17.

Y añadió: "No quería que siguieran sufriendo abusos. Yo amaba a mis hijos. Me gustaría que este no hubiera sido el caso, pero prometí que los protegería".

Las autoridades, que hallaron los tres cadáveres en el apartamento familiar tras un aviso de la abuela, todavía no han declarado la causa oficial de la muerte de los menores.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés