null: nullpx
Logo image
Ejecuciones

Corte Suprema bloquea una ejecución porque querían realizarla sin presencia del pastor del reo

El máximo tribunal dijo en un escrito que la ley garantiza al condenado "el derecho a practicar su fe sin interferencias innecesarias, incluso en el momento en que el Estado lo ejecuta". Willie B. Smith fue sentenciado a pena capital por un asesinato cometido en 1991.
12 Feb 2021 – 05:28 AM EST
Comparte
Cargando Video...

La Corte Suprema de Justicia bloqueó a última hora del jueves la ejecución de un preso de Alabama que pidió la presencia de su pastor en la cámara antes de recibir la inyección letal.

El estado de Alabama había pedido a los jueces que revocaran una sentencia de un juzgado inferior y permitieran que la ejecución del condenado Willie B. Smith III se llevara a cabo sin la presencia del religioso, pero el máximo tribunal no estuvo de acuerdo.

La de Smith iba a ser la primera ejecución de este año en Estados Unidos.

La magistrada Elena Kagan manifestó en un escrito que el Tribunal de Apelaciones del 11º Circuito tenía "razón al prohibir a Alabama la ejecución de Smith sin su pastor a su lado" y rechazó las preocupaciones de seguridad planteadas por el Departamento Correccional.


Kagan añadió que Alabama podía tomar "cualquier número de medidas" para asegurarse de que un miembro de la confesión del reo actuará de forma responsable durante una ejecución, incluyendo la comprobación de los antecedentes del ministro.

Según el reporte de la cadena, avalaron la posición de Kagan los jueces Amy Coney Barrett, Stephen Breyer y Sonia Sotomayor.

El presidente de la Corte, John Roberts, y el juez Brett Kavanaugh dieron la razón a Alabama, citando las preocupaciones de seguridad del estado. Aunque el juez Clarence Thomas no se sumó a esa opinión, manifestó que también habría accedido a la petición de Alabama.

Se ignora cuál fue el voto de los jueces Samuel Alito y Neil Gorsuch.

Condenado con bajo coeficiente intelectual

Smith está en el corredor de la muerte por el asesinato en 1991 de Sharma Ruth Johnson, de 22 años, a quien disparó en la cabeza mientras ella juraba que no iba a revelar sus crímenes, según los documentos judiciales.

La acusación describe que Smith secuestró a Johnson a punta de pistola de un cajero automático, le robó 80 dólares y luego la llevó a un cementerio en Birmingham, donde le disparó en la parte posterior de la cabeza.

La defensa alega que el estado no le dio a su defendido, que tiene un coeficiente intelectual por debajo de 75, una asistencia requerida con los formularios que afectan el momento de su ejecución. Según los documentos judiciales, la fiscalía estatal de Alabama puso en duda que Smith sea un discapacitado mental y lo calificó como una maniobra dilatoria de último minuto.

Los tribunales de apelación rechazaron anteriormente los argumentos de la defensa de que Smith no debe ser ejecutado porque tiene discapacidad mental. Un experto del equipo de defensa estimó su coeficiente intelectual en 64, mientras que un experto de la fiscalía lo situó en 72.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés