null: nullpx
Política de Salud

Trump da marcha atrás a una iniciativa para prohibir cigarrillos electrónicos de sabores, según reporte

La presión de las encuestas y del sector industrial han hecho que el presidente Trump retire de momento la idea de prohibir los cigarrillos electrónicos, según el diario The New York Times. Oficialmente se atribuye al 'vapeo' un total de 42 muertes en Estados Unidos.
18 Nov 2019 – 05:22 AM EST
Comparte
Cargando Video...

Hace apenas un mes el presidente Donald Trump anunciaba en la Casa Blanca su intención de prohibir los cigarrillos electrónicos de sabores, en virtud de los problemas de salud que están causando especialmente en la población juvenil estadounidense. Pero tras escuchar recomendaciones de sus asesores políticos y cabilderos ha dado marcha atrás a la iniciativa, según un reporte del diario The New York Times.

La versión periodística indica que Trump decidió abortar el plan después de haber sido advertido por sus asesores políticos, durante un vuelo a un mitin de campaña en Kentucky el 4 de noviembre, de que una medida de este tenor podría desatar reacciones desfavorables de sus votantes.

El mandatario tenía en agenda hacer el anuncio de la prohibición al día siguiente, en una rueda de prensa a la que había convocado al propio secretario de Salud, Alex Azar, pero ordenó suspender abruptamente toda la programación, alegando que hace falta todavía estudiar la materia.

De acuerdo con la información más reciente de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) se han recibido reportes de 2,172 casos confirmados o probables de enfermedades pulmonares relacionadas con el vapeo o uso de cigarrillos electrónicos (EVALI, por sus siglas en inglés). Al menos 42 personas han fallecido por esta causa.


Casi un 80% de los afectados por el brote hasta el momento son menores de 35 años. Entre las víctimas mortales hay al menos un joven de 17 años, pero la mediana de edad de los fallecidos es más alta que la de los enfermos en general: 52 años versus 24.

Cuando Trump hizo el primer anuncio audaz, acompañado de la primera dama Melania Trump, advertía que "ella está muy convencida (del daño que causan los cigarrillos electrónicos) y además señalaba que tienen conciencia de los peligros porque tiene un hijo adolescente, Barron.

"No podemos permitir que nuestros hijos se vean tan afectados", decía Trump hace dos meses. Ahora incluso una prohibición laxa de los cigarrillos electrónicos con sabores que eximía al mentol, algo que se esperaba ampliamente, parece haber sido dejada de lado.

La nueva generación de cigarrillos electrónicos de sabores son usados en entornos sociales en los que encender un cigarrillo convencional sería mal visto o prohibido. Su diseño ayuda a que pasen desapercibidos en el baño de una escuela o incluso en el salón de clases.


El 11 de noviembre, Trump tuiteó que se reuniría con representantes de la industria, profesionales médicos y representantes de los estados con el propósito encontrar una solución aceptable al dilema del 'vaping' y de los cigarrillos electrónicos.

Pero con el anuncio intempestivo se encendieron las alarmas en la Casa Blanca, dice el Times que indica que el entorno del presidente fue informado sobre una encuesta según la cual los votantes de Trump reaccionarían negativamente ante una prohibición de los cigarrillos electrónicos.

Tony Abboud, director ejecutivo del grupo que encargó la encuesta, citado por el diario, dijo que la marcha atrás del presidente "parece ser un paso en la dirección correcta para los fumadores adultos y sus familias".

Funcionarios citados por The Washington Post indicaron que el veto a los cigarrillos electrónicos había puesto nervioso al presidente, quien había tomado nota de una agresiva campaña en redes sociales (a través de la etiqueta #IVapeIVote, #YoVapeoYoVoto, en español) y la advertencia de que la medida cerraría miles de tiendas, eliminando puestos de trabajo y devolviendo a los 'vapeadores' a los cigarrillos convencionales.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés