null: nullpx
Investigación

Estudio revela que adultos entre 50 y 60 años que duermen poco tienen mayor riesgo de demencia

Casi 8,000 personas, de entre 50 y 60 años, formaron parte de un seguimiento durante 30 años titulado 'Whitehall II' que logró determinar que dormir menos de seis horas diarias incrementa la posibilidad de sufrir la enfermedad que aqueja a 50 millones de personas en el mundo.
25 Abr 2021 – 01:06 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Adultos entre 50 y 60 años de edad que duermen poco podrían tener un mayor riesgo de padecer demencia. Así lo asegura un estudio publicado en la revista Nature Communications.

Durante décadas se ha estudiado la relación del sueño con los padecimientos neurológicos. Sin embargo, el extenso estudio titulado Association of sleep duration in middle and old age with incidence of dementia (La relación de la duración del sueño en la edad media adulta y la senectud con la incidencia de demencia) sugiere que existe un alto riesgo de padecer la enfermedad si se duerme menos de seis horas diarias.

Los científicos encargados del estudio titulado 'Whitehall II' dieron seguimiento a partir de la década de los ochenta a 7,959 personas en Reino Unido, justo cuando cumplieron 50 años.

Después de casi tres décadas, quienes reportaron dormir seis horas o menos en una noche promedio entre semana tuvieron alrededor de un 30% más probabilidades de desarrollar el padecimiento que, según la Organización Mundial de la Salud, afecta a 47 millones de personas en el mundo.

Evidencia sólida

Kristine Yaffe, profesora e investigadora de neurología de la Universidad de California dijo a The New York Times que los resultados del estudio son reveladores porque “proporciona evidencia sólida de que el sueño es realmente un factor de riesgo”.

Los participantes reportaron entre 1985 y 2016 la calidad de su sueño. De ellos, aseguran, 521 habían sido diagnosticadas con demencia a una edad promedio de 77 años.

Los investigadores separaron a las personas que tenían enfermedades mentales antes de los 65 años. La depresión, por ejemplo, se considera un factor de riesgo para desarrollar demencia.

Al respecto, Séverine Sabia, epidemiólogo del centro de investigación pública de Francia Inserm y quien participó como investigador en el Whitehall II, aseguró que "los trastornos de salud mental están fuertemente vinculados con los trastornos del sueño".

Esta correlación también se mantuvo cuando las personas tomaban o no medicamentos para dormir y si tenían o no una mutación llamada ApoE4 que hace que las personas sean más propensas a desarrollar Alzheimer, dijo Sabia.

Otros factores que agravaron la condición de los pacientes de desarrollar demencia fueron el consumo de tabaco, alcohol, hipertensión, diabetes y males cardiacos.

Limitaciones

El estudio, al igual que otras investigaciones en el área, presentó limitaciones que impidieron probar por completo que un sueño inadecuado puede ayudar a causar demencia.

Una de las más importantes es que la mayoría de los datos fueron informados por los mismos participantes, lo que los hace sujetos a ser mediciones subjetivas que no siempre son precisas, advirtieron los propios autores.

A la mitad, a 4,000 personas, por el contrario, se les midió la duración del sueño con acelerómetros. Estos datos que resultaron consistentes con las horas de sueño que informaron a los médicos.

Aún así, la medición a partir de los acelerómetros llegó tarde en el estudio —cuando los participantes tenían alrededor de 69 años— por lo que resultó menos útil que si se hubiera obtenido a edades más tempranas.

La mayoría de los participantes fueron blancos y estaban mejor educados y más saludables que la población británica en general

Al confiar en los registros médicos electrónicos para el diagnóstico de demencia, los investigadores dicen que podrían haber pasado por alto algunos casos. Adicionalmente, aseguran que tampoco pudieron identificar los tipos exactos de demencia.

Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte
RELACIONADOS:InvestigaciónDemenciaSueño

Más contenido de tu interés