null: nullpx
Elecciones en EEUU 2020

Varios republicanos rompen con Trump, pero el presidente sigue siendo muy popular entre legisladores y su base

Si bien hay muchos legisladores republicanos que han roto con Trump o se están distanciando de él, hay muchos otros que siguen apoyándolo. Por ejemplo, más de la mitad de los representantes de la Cámara Baja y ocho senadores republicanos votaron en contra de la certificación del Colegio Electoral, después de que el Capitolio fue invadido por una turba instigada por el presidente.
9 Ene 2021 – 06:02 PM EST
Comparte
Cargando Video...

Cada vez más legisladores republicanos se están distanciando del presidente Donald Trump. Una senadora ha pedido su renuncia, otro ha dicho que consideraría un juicio político, el vicepresidente Mike Pence rehusó rechazar la certificación del Colegio Electoral como Trump quería y varios representantes lo critican en privado.

La toma a la fuerza del Capitolio, instigada por Trump, ha desencadenado el rechazo general y dentro del Partido Republicano, aunque el panorama dentro de esa agrupación política sigue siendo casi el mismo.

El mandatario sigue siendo bastante popular entre los legisladores republicanos y su base.

La senadora de Alaska Lisa Murkowski es la única legisladora republicana que ha pedido la renuncia de Trump.

“Quiero que renuncie. Quiero que se vaya. Él ha causado suficientes daños”, dijo a The Anchorage Daily News.

Varios republicanos han roto con el presidente luego que él instigó la turba mientras el Congreso se reunía para certificar los resultados del Colegio Electoral. Trump arengó a la muchedumbre a marchar hacia la sede del Congreso y protestar por los resultados de las elecciones, que él considera ilegítimo porque cree que hubo fraude, sin mostrar ninguna prueba.

Tribunales y oficinas electorales han rechazado sus argumentos de fraude y funcionarios del mismo gobierno de Trump han dicho que los comicios se desarrollaron sin mayores irregularidades.

"Vamos a marchar hasta el Capitolio… ¡Uno nunca va a poder retomar nuestro país siendo débil. Tienes que mostrar fuerza”, dijo Trump durante el mitin, cerca del Captolio.

El llamado a la violencia fue la gota que derramó el vaso de agua para muchos legisladores republicanos. La mayoría de estos legisladores, sin embargo, no están rompiendo con el presidente o criticándolo abiertamente. Solo el senador Ben Sasse, de Nebraska, ha dicho que está dispuesto a considerar un posible juicio político contra Trump.

“¡Ya fue suficiente!”

“¡Ya fue suficiente!”, dijo el senador republicano Lindsey Graham, de Carolina del Sur, fuerte aliado de Trump, al romper con el presidente.

El posible juicio político de Trump, que sería el segundo en su contra, está siendo preparado por la Cámara Baja. La líder de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el líder de la minoría del Senado, Chuck Schumer, también han pedido al vicepresidente Pence que destituya a Trump por incapacidad a través de la Enmienda 25.

Pence es otro republicano que se distanció de Trump al rehusarse a rechazar la certificación de los resultados Colegio Electoral, pese a que Trump lo presionó fuertemente tanto personal como públicamente en sus mitines.

Poco antes de la certificación del Colegio Electoral, que ratificó el triunfo del presidente electo Joe Biden, otro fuerte aliado del presidente, el líder de la bancada mayoritaria del Senado Mitch McConnell también rechazó la presión de Trump y apoyó la certificación del Colegio Electoral.

Dos representantes republicanos que han apoyado a Trump dijeron a CNN de manera anónima que apoyarían un juicio político en su contra.

“Creo que vas a ver a representantes republicanos votando en favor del juicio político”, dijo uno de los congresistas.

Muchos otros legisladores republicanos dijeron a la cadena que han roto con Trump y que esperan que él deje vacante la presidencia antes de que su período termine el 20 de enero, ya sea que renuncie o que lo destituyan a través de la Enmienda 25 o un juicio político. Tras apoyarlo o hacerse de la vista gorda con Trump, varios republicanos están enojados con él por instigar la invasión al Capitolio y tratar de frustrar el trabajo legislativo y poner sus vidas en peligro.

“Él envío a la turba al Capitolio, donde estábamos realizando nuestra tarea constitucional de contar los votos electorales y declarar quien perdió la elección”, dijo un congresista de manera anónima a CNN.

Hasta ahora, sin embargo, el representante republicano Adam Kinzinger, de Illinois, es el único que ha apoyado abiertamente la idea de destituir a Trump a través de la Enmienda 25.

Pero si bien hay muchos legisladores republicanos que han roto con Trump o se están distanciando de él, hay muchos otros que lo siguen apoyando. Por ejemplo, 147 representantes republicanos, incluyendo los dos líderes de mayor rango, o sea más de la mitad del bloque republicano en la cámara, y ocho senadores republicanos votaron en contra de la certificación del Colegio Electoral, después de que el Capitolio fue invadido por una turba instigada por Trump.

El líder de la bancada minoritaria de la cámara baja, Kevin McCarthy, sigue apoyando a Trump y los senadores Ted Cruz y Josh Hawley no se han arrepentido de apoyar esfuerzos para rechazar la certificación del Colegio Electoral después del asalto al Capitolio, aunque también han condenado la violencia.

El jueves por la mañana, Trump llamó a los reunidos en una conferencia del Comité Nacional Republicano en Florida y fue vitoreado con aplausos y gritos de “¡Te queremos!”, reportó The Associated Press.

“La vasta mayoría del comité está en estado absoluto de negación”, dijo Bill Palatucci, miembro del comité, quien estuvo presente en la conferencia. “Ellos están dispuestos a condenar la violencia, pero sin ninguna referencia al papel que el presidente tuvo en eso”.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés