null: nullpx
América Latina

El senador Patrick Leahy acusa al presidente Bukele de realizar "acciones dictatoriales que son un desafío directo a los Estados Unidos"

A través de un comunicado, el demócrata hizo un recuento de las acciones que el presidente salvadoreño y la Asamblea Legislativa -con mayoría de su partido- ha realizado en los últimos meses, mismas que "están destruyendo a las instituciones democráticas del país" y ponen en riesgo las relaciones bilaterales con EEUU.
17 May 2021 – 10:51 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

El senador Patrick Leahy, de Vermont, acusó al presidente de El Salvador, Nayib Bukele, de realizar “acciones dictatoriales” que representan un desafío directo a los Estados Unidos de América y al énfasis de la administración Biden “en la democracia, derechos humanos y el combate contra la corrupción en la región”.

El demócrata recordó en un duro comunicado que el presidente intimidó a la Asamblea Legislativa del país con soldados armados dentro del recinto “para demandar la aprobación de un préstamo internacional cuyo objetivo era la compra de un nuevo equipo militar”.

Además, Leahy precisó que el pasado 1 de mayo, el mandatario destituyó -a través de la mayoría que su partido posee en la Asamblea Legislativa- al Fiscal General Raúl Melara “sin presentar ninguna justificación legal y nombró a un aliado para reemplazarlo”. Esta decisión, advirtió, es contrario a la Constitución "y genera serias dudas sobre la futura independencia de la Fiscalía".


Leahy, quien es presidente pro tempore del Senado, recordó que Melara se encontraba en medio de una investigación, con el apoyo de Estados Unidos, sobre una serie de casos de corrupción que salpican a varios altos mandos gubernamentales. Para evitar cualquier cargo, la Asamblea Legislativa aprobó una ley que otorga inmunidad de forma retroactiva “a todos los funcionarios públicos implicados en casos de corrupción asociados a compras públicas durante la pandemia covid-19”.

Para el demócrata, este acto “en una movida que solo puede interpretarse como un esfuerzo flagrante por promover la impunidad”.

Por si fuera poco, el demócrata denunció que la Asamblea Legislativa destituyó a los cinco jueces de la Sala de lo Constitucional y sus sustitutos, “sin justificación alguna y sin debido proceso, argumentando que sus fallos eran sesgados y contrarios a las políticas del gobierno”. Además, los reemplazos de los mismos fueron sacados de una lista alterna a la que ya había sido presentada por el Consejo Nacional de la Judicatura, como lo estipula el marco legal. Esta decisión provocó que la vicepresidenta Kamala Harris se manifestara al decir que EEUU debería responder al respecto.

Problemas bilaterales

Leahy fue tajante al decir que todos estos eventos podrían tener profundas consecuencias para El Salvador, para las relaciones bilaterales que mantiene con EEUU, para la economía salvadoreña.

Asimismo, rememoró que EEUU es el principal socio comercial de El Salvador, gracias en parte al Tratado Centro Americano de Libre Comercio (CAFTA, por sus siglas en inglés) que “estableció preferencias comerciales y nuevos estándares laborales, sanitarios y ambientales” con resultados significativos como exportaciones por un monto de 2.6 billones de dólares anuales e importaciones por otros 3.5 billones.

“El Presidente Bukele es consciente de que sus acciones dictatoriales son un desafío directo a Estados Unidos de América y al énfasis del gobierno del Presidente Biden en la democracia, los derechos humanos y el combate contra la corrupción en la región”, dijo el senador, quien además se mostró preocupado por el pueblo salvadoreño “desesperado y golpeado” que hoy encuentra más motivos para emigrar a la frontera sur de los EEUU.


El senador afirmó que estas acciones, “que están destruyendo a las instituciones democráticas del país y empoderando de nuevo a las Fuerzas Armadas”, tienen consecuencias en programas de ayuda para financiar a El Salvador por medio de instituciones financieras como el Fondo Monetario Internacional (FMI), en las relaciones comerciales entre ambas naciones y en la emisión de visas.

“Esto no es un tema de soberanía nacional e interferencia extranjera, como el presidente Bukele ha sugerido falazmente. Sus acciones afectan directamente a Estados Unidos, a las corporaciones estadounidenses, a las relaciones comerciales y al bienestar de millones de salvadoreños en EEUU, así como en El Salvador”, afirmó Leahy.

Por último, el demócrata exhortó al mandatario y a la Asamblea Legislativa a “reconsiderar sus acciones inconstitucionales y restaurar la separación de poderes y el estado de derecho (…) y a no destruir los logros más importantes de los acuerdos de paz” a principios de los años noventa.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés