null: nullpx
George W. Bush

Muere el exsecretario de Defensa Donald Rumsfeld, uno de los 'halcones' promotores de la invasión a Irak

El dos veces jefe del Pentágono era parte del núcleo duro de "halcones" que durante el gobierno de George W. Bush puso en marcha la llamada "guerra contra el terrorismo" que desembocó en las invasiones a Irak y Afganistán.
30 Jun 2021 – 05:17 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Donald Rumsfeld, quien fue secretario de Defensa de EEUU en dos ocasiones y tuvo un papel clave en la invasión de Irak en 2003, falleció este miércoles a los 88 años, informó este miércoles su familia en un comunicado.

Junto al exvicepresidente Dick Cheney, Rumsfeld formó el núcleo duro de "halcones" del gobierno de George W. Bush que impulsaron la guerra de Irak hace casi dos décadas.

En el texto de su familia se dice que Rumsfeld "estaba rodeado de familiares en su amada Taos, Nuevo México". El comunicado no especifica la causa de muerte.

Su familia aseguró la historia le recordará por "los extraordinarios logros de sus seis décadas de servicio público", y destacó también su "inquebrantable amor" a su familia y la "integridad que aportó a una vida dedicada a su país".

"Con profunda tristeza, informamos de la muerte de Donald Rumsfeld, un estadista estadounidense y devoto marido, padre, abuelo y bisabuelo", indica el comunicado oficial, publicado en la cuenta de Twitter del exfuncionario.

Rumsfeld dirigió el Pentágono entre 1975 y 1977, con el republicano Gerald Ford como presidente, y de nuevo entre 2001 y 2006, cuando George W. Bush estaba en el poder.

En ese segundo periodo, Rumsfeld supervisó la invasión de Afganistán en 2001, que dio comienzo a la guerra más larga de la historia de Estados Unidos, y después la de Irak en 2003.

Fue en esos años cuando Rumsfeld se convirtió en una figura polémica en Estados Unidos y el resto del mundo, criticado por su belicismo y su acusación a Irak de tener armas de destrucción masiva, que luego resultó ser falsa.

Incluso después de dejar el cargo, Rumsfeld siempre justificó las decisiones que tomó el Gobierno de Bush en materia de Defensa, desde el asesinato de Sadam Hussein en Irak a las polémicas prácticas en la base de Guantánamo (Cuba), donde hubo torturas a los sospechosos de terrorismo.

El presidente Bush elogió en un comunicado su "servicio constante como secretario de Defensa en tiempos de guerra, un deber que cumplió con fuerza, habilidad y honor".

Considerado por sus excolegas como igualmente inteligente y combativo, patriótico y políticamente astuto, Rumsfeld tuvo una carrera histórica en el gobierno bajo cuatro presidentes y casi un cuarto de siglo en el mundo corporativo.

Candidato fracasado

Rumsfeld hizo una breve carrera para la nominación presidencial republicana de 1988, un fracaso espectacular que una vez describió como una lección de humildad para un hombre que solía tener éxito en los niveles más altos del gobierno, incluidos períodos como jefe de gabinete de la Casa Blanca, embajador de Estados Unidos y miembro del Congreso.

Después de jubilarse en 2008, dirigió la Fundación Rumsfeld para promover el servicio público y trabajar con organizaciones benéficas que brindan servicios y apoyo a familias de militares y veteranos heridos.

"Rummy", como se le llamaba a menudo, era ambicioso, ingenioso, enérgico, atractivo y capaz de una gran calidez personal. Pero irritaba a muchos con su estilo de confrontación. Un consumado luchador en la universidad, Rumsfeld disfrutó del combate verbal y lo elevó a un arte. Un humor mordaz era un arma favorita.

Aun así, construyó una red de leales que admiraban su ética de trabajo, inteligencia e impaciencia con todos los que no compartían su sentido de urgencia.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés