null: nullpx
Juicio Político

La fugaz defensa de los abogados de Trump en el juicio político

La defensa aseguró que Trump no fue responsable el estallido de violencia del 6 de enero. Además, afirmaron que el mensaje que le dio a sus seguidores aquel día, y que es presentado por los demócratas como la "incitación", estaba protegido por la Primera Enmienda de la Constitución.
12 Feb 2021 – 06:41 PM EST
Comparte
Cargando Video...

Tenían 16 horas disponibles, pero la defensa de Donald Trump, solo usó tres y media la tarde del viernes para presentar sus argumentos a favor del expresidente, quien está siendo sometido a juicio político en el Senado que determina su responsabilidad en el violento asalto al Capitolio del 6 de enero que dejó 5 muertos.

Los tres abogados de la defensa atacaron los argumentos que los dos días previos habían sido presentados por la parte acusadora de la Cámara de Representantes, asegurando que Trump no era responsable de aquel estallido de violencia y que, además, el mensaje que le dio a sus seguidores estaba protegido por la Primera Enmienda de la Constitución.

La base de su argumentación radicó en que no hubo “debido proceso” a la hora de acusar a Trump (una queja improcedente porque la sesión en el Senado no se rige por los mismos parámetros de una corte legal) por momentos elevaron sus voces de una manera que no sería bien vista en un tribunal.

Los abogados del exmandatario hicieron gala de un estilo retórico agresivo, muy del estilo de su cliente y llegaron a ser desafiantes a la hora de dirigirse a los senadores, sobre todo en la fase de preguntas y respuestas.

Lucha, en sentido figurado

Para reforzar el argumento de la libertad de expresión, David Schoen, primero y Michael van der Veen, después, presentaron un video editado (y descontextualizado) en el que un puñado de líderes demócratas abogaban por la "lucha” en diferentes momentos de sus carreras.

"La palabra lucha ha sido usada en la política por siempre", dijo Van der Veen, en referencia al video en el que se mostraban momentos en los que dijeron expresamente "luchar como en el infierno” ( fight like hell, en inglés), una frase usada por Trump poco antes de que la turba de simpatizantes suyos irrumpiera violentamente en la sede legislativa.

"El presidente no estaba instruyendo a una lucha de forma física", sino que pelearan por defender el proceso electoral, en medio de los infundados reclamos de que las presidenciales fueron fraudulentas, concluyó la defensa de Trump.

La administradora de la Cámara Baja, Stacey Plaskett, criticó que se usaran videos en los que dijo que se mostraban mujeres negras hablando sobre "pelear" por una causa, en ocasiones en el marco de las protestas en contra de la brutalidad policial del verano pasado.

"Los abogados de la defensa pusieron muchos videos, clip tras clip de mujeres negras hablando sobre pelear por una causa, un asunto o política. No pude pasar por alto que muchas de esas personas eran mujeres, mujeres negras como yo, que estamos enfermas y cansadas de estar enfermas y cansadas", dijo Plaskett.

La guerra de videos

Con gran indignación, Schoen y Van der Veen acusaron a los representantes demócratas de "manipular" la evidencia contra Trump y afirmaron que se les había presentado las pruebas que presentarían en las audiencias.

Sin embargo, los videos que mostraron ellos a continuación adolecían del mismo fallo del que acusaban a su contraparte, y lucieron como una sucesión de recortes descontextualizados y sin referencias temporales en los que líderes demócratas parecían incitar actitudes violentas.

Los videos eran similares a los que se usarían en una campaña electoral, lo que pareció indicar que, al igual que los demócratas antes de ellos, los abogados de Trump no le están hablando tanto a los senadores presentes como al público más allá del Capitolio.

En otra sección, Schoen presentó un video con cortes de varios de los acusadores demócratas en los que hacían referencias a reportes de medios o planeaban temas que "supuestamente" habían ocurrido en relación con algunos de los puntos que planteaban en sus argumentos.


"Supuestamente, es equivalente a decir: 'No tengo evidencia'", afirmó Schoen, quien agregó que "tenemos razones para creer que los representantes manipularon evidencia" o "crearon una falsa presentación" de algunos de los tuits del presidente.

La defensa hizo referencia a la supuesta manipulación de un tuit del presidente y mostraron fotos que mostraban al líder del equipo acusador, Jamie Raskin, frente a una computadora en la que parecía estar estudiándolos.

Pero ese punto de la presentación fue confuso, porque, aunque hablaba de un cambio de fecha en un tuit de Trump, el abogado dijo que no se usó finalmente en la exposición de los administradores, por lo que no pudo haber sido parte del caso contra el expresidente.

Al cierre de las presentaciones de la defensa, Bruce Castor terminó reiterando que el objetivo del juicio político es evitar que el expresidente Trump se vuelva a postular.

"Su objetivo es eliminar a un oponente político, sustituir su opinión por la voluntad de los votantes (...) Este juicio va mucho más allá que Trump (busca) criminalizar puntos de vista políticos, de esto se trata realmente este juicio", concluyó Castor.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés