null: nullpx
Coronavirus

La mayoría de los hispanos no se vacunó antes del 4 de julio, la Casa Blanca quiere convencerlos de que lo hagan

No se llegó a la meta de 70% de vacunados que aspiraba lograr el presidente Joe Biden para el 4 de julio. Muchos de los no inoculados de la comunidad hispana no lo hicieron influenciados por redes de desinformación.
4 Jul 2021 – 08:32 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

WASHINGTON, DC .- Este año, el 4 de julio no solo se iba a conmemorar la independencia de Estados Unidos. El presidente Joe Biden había marcado esta fecha para alcanzar el 70% de adultos inmunizados con al menos una dosis de la vacuna contra el covid-19. El objetivo no se logró y, ahora, la Casa Blanca redobla los esfuerzos para llegar a la comunidad latina.

Según cifras oficiales, los hispanos son la minoría con mayor porcentaje de vacunados. Pero la distancia respecto al grupo mayoritario, la población blanca, es abismal. Mientras que un 59,5% de los ciudadanos blancos no hispanos ya ha recibido al menos una dosis, solo un 15,7% de los hispanos se ha inmunizado.

“Estamos llevando a cabo una campaña de vacunación robusta y culturalmente competente, centrada en llegar a donde se encuentre la población y comunicar que la vacuna es segura, efectiva, accesible y gratuita”, dijo a Univision Noticias Kevin Muñoz, subsecretario de prensa de la Casa Blanca, quien reconoció que “queda mucho trabajo por hacer” y seguirán “presionando” para que más latinos acudan a los puntos de vacunación.

La Casa Blanca dice haber identificado las razones de este comportamiento en la desiformación a la que está expuesta la comunidad. Aseguran que buena parte de la población latina reticente a vacunarse está condicionada por mensajes que recibe a través de redes sociales y plataformas de mensajería telefónica.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) se aliaron con la aplicación de mensajes WhatsApp y acaban de lanzar un chat en español para fomentar la vacunación mediante información contrastada por la ciencia.

Si bien Facebook, Twitter y otras redes sociales ya han tomado medidas para vetar información falsa, la preocupación de la Administración recae principalmente en plataformas como WhatsApp y Telegram, donde los bulos sobre la vacuna anticovid circulan más libremente.

Univision Noticias es parte de esos esfuerzos a través de El Detector, nuestra herramienta de verificación de información, que recibe apoyo de la Chan Zuckerberg Initiative y Google.

Combate en redes de mensajería

El Gobierno de Biden es consciente de que, en este momento, cuando hay dosis a disposición de toda la población a menos de cinco millas de su lugar de residencia, la única manera que tiene de fomentar la vacunación es reforzando las campañas de sensibilización.

“No tenemos otra opción. Sabemos que una campaña de persuasión toma alrededor de un año y medio… Lo que hemos hecho en seis meses es un logro”, aseguró a Univision Noticias un alto funcionario de la Casa Blanca involucrado en la gestión de la pandemia, quien pidió no ser identificado.

En estos esfuerzos, el asesor médico jefe del presidente, Anthony Fauci, ha tenido un papel clave haciendo apariciones con figuras influyentes de la cultura latina como Ricky Martin, Eugenio Derbez o Gloria Stefan.

De acuerdo con los datos de la Casa Blanca, al 49% de los hispanos le preocupa no poder recibir la vacuna en un lugar de confianza.

Por eso, la Administración dice haber priorizado el envío de vacunas a centros de atención primaria, donde el 37% de los pacientes es hispano y casi la mitad de las dosis se han administrado a esta comunidad. Del mismo modo, asegura haber propiciado la cooperación con organizaciones y grupos religiosos para abrir clínicas temporales y crear eventos para administrar dosis.

La vacuna es gratis y para todos

Otra idea equivocada con la que el Gobierno federal quiere acabar es la de que la vacuna supone un gasto para el paciente. Se calcula que el 52% de los hispanos está preocupado por esta cuestión.

El secretario de Salud, Xavier Becerra, envió una carta el mes pasado a los profesionales de la salud, farmacéuticas y aseguradoras reiterando que cobrar por la vacuna a quien la recibe es una práctica ilegal.

Asimismo, el Departamento de Seguridad Nacional ha expresado que toda persona, independientemente de su estatus migratorio, puede vacunarse de manera gratuita. Lo considera “ una obligación moral y de salud pública”.

Todas estas son iniciativas que la Administración reforzará ahora, especialmente entre los jóvenes de 18 a 26 años, quienes cuentan con los índices de inmunización más bajos. Entre la población en general, los menores de 30 años representan el sector menos proclive a vacunarse.

“Vamos a alcanzar el 70% de vacunados unas semanas después del 4 de julio entre los mayores de 27 años, y luego nos vamos a centrar en el sector de la población que está por debajo de esa edad”, señaló a Univision Noticias la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki.

La semana pasada, Estados Unidos alcanzó su media diaria de vacunación más baja desde el inicio de la campaña.

Mientras que siete días antes se aplicaron casi 1,3 millones de dosis, el 26 de junio esta cifra se desplomó hasta los 715.000, según cifras oficiales.

En Alabama, el Departamento de Salud informó de que casi 4.600 vacunas caducaron sin ser administradas. Se trata del estado con el índice de vacunación más bajo del país, solo superado por Misisipi y seguido de otros tantos territorios sureños de tendencia republicana.

“No sé si podemos anticipar que esto vaya a pasar cada vez más. Tenemos un programa diseñado para evitar que ocurra en otros estados del país. Trabajamos con los gobiernos y las autoridades de salud locales para asegurarnos de que las vacunas son accesibles para todos y que se distribuyen de manera equitativa”, añadió Psaki.

Sin embargo, más allá del reto logístico, el gran desafío que enfrenta el Gobierno de Biden es la desinformación que ha llevado a millones de personas a prescindir voluntariamente de su dosis justo en un momento en el que los expertos están advirtiendo de la propagación de una de las variantes más virulentas, la conocida como ‘delta’.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés