null: nullpx

Las aves que podremos ver en los parques nacionales de EEUU dependerán del cambio climático

El alza de las temperaturas altera el hábitat y los procesos biológicos de cientos de especies como la emblemática águila calva, que podría dejar de verse en el Gran Cañón del Colorado en el 2040, advierte un estudio del Servicio de Parques Nacionales y la National Audubon Society.
30 Mar 2018 – 01:56 PM EDT
Comparte

Siete parques nacionales y sus aves que serán fuertemente afectados por el cambio climático

Loading
Cargando galería

Las simbólicas águilas calvas, las aves nacionales de EEUU, podrían desaparecer por completo del Parque Nacional Gran Cañón durante los inviernos debido al calentamiento global.

Hasta el 25% de las especies de aves serían afectadas por el fenómeno, porque no se podrán adaptar a los cambios ambientales por la velocidad con la que se producen y necesitarán desplazarse a áreas donde ahora no son capaces de habitar.

Los parques nacionales que les proveen a las aves un sitio de refugio ante muchas de sus amenazas no podrán protegerlas de los efectos del cambiante clima.

Un nuevo estudio publicado por la organización protectora de aves National Audubon Society y el Servicio de Parques Nacionales de Estados Unidos puso la lupa exclusivamente sobre las consecuencias del cambio en las condiciones climáticas sobre las aves de Estados Unidos a través del tiempo.

En su publicación se explica cómo, si los humanos continuamos lanzando a la atmósfera gases de efecto invernadero, el calentamiento global alterará para siempre las condiciones ambientales que presenta cada área protegida, y como consecuencia, esto se reflejará en una modificación de qué especies se encuentren en cada uno de ellos.

Según el pronóstico del estudio, estos cambios se verían de forma clara en el año 2040.

Así, especies que históricamente se han encontrado en un parque podría resultar localmente desplazadas. Estas mismas también podría comenzar a frecuentar otros sitios, posiblemente dentro de otro parque, donde antes no se avistaban.

Cargando Video...
Parques nacionales inteligentes para un futuro de bajo presupuesto


Los especialistas analizaron 274 sitios distintos con un enfoque en los 53 parques más conocidos del país en los que registraron 513 especies de aves. Como producto de la investigación, la publicación incluye una lista de cada una de las especies que habitan en cada parque hoy y las que se estima que habitarán allí (y las que habrán desaparecido) a mediados de siglo.

También clasificaron a cada parque en una de tres categorías de potencial de extirpación y colonización por parte de las aves. Basados en esto, recomiendan para los parques que presentan una baja a intermedia probabilidad de estas modificaciones, una estrategia en la que se enfoca en la conservación a nivel de hábitat, enfatizando la restauración del paisaje y mantenimiento de los recursos evitando su modificación y reduciendo presiones.

Para los parques con alto potencial de intercambio de especies, recomiendan enfocar en acciones que incrementen la capacidad de las especies de responder a los cambios ambientales como por ejemplo aumentar la cantidad de hábitat disponible para las especies, y trabajar en cooperación con agencias y terratenientes para mejorar la conectividad de estos hábitats protegidos. También un trabajo más intensivo en actividades directamente relacionada a la fauna como el monitoreo de nidos y su translocación en caso de ser necesario.

Esperan que esta información recolectada y su análisis sirva para dos propósitos: por un lado resaltar la severidad de las implicaciones del cambio climático y por el otro, brindar información útil para la implementación acertada de estrategias adaptativas de manejo de los recursos naturales y tierras protegidas en adelanto a los cambios que se avecinan.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés