null: nullpx
Logo image
Opiáceos

Opioides por correo: así se disparó el tráfico de esta peligrosa droga en EEUU

Los narcotraficantes ahora prefieren usar empresas de mensajería y oficinas postales aprovechando la comodidad, rapidez, anonimato y bajo costo que ofrecen sus servicios, según las autoridades. De 2016 a 2018, hubo un aumento del 1,000% en decomisos de paquetes internacionales que contenían opioides y un incremento del 750% en incautaciones de ese tipo en envíos dentro de este país.
2 Abr 2019 – 08:40 PM EDT
Comparte

En fotos: ¿Cómo se llegó a una crisis de salud pública tan grande por los opioides en EEUU?

Loading
Cargando galería

La que parecía una inocente bolsa de chocolates M&M’s ocultaba en su interior 456 píldoras de oxicodona, el analgésico usado para tratar el dolor extremo y uno de los peligrosos opioides que están detrás de la grave crisis de salud que enfrenta Estados Unidos.

El paquete fue marcado como un correo “urgente” en una oficina postal en la ciudad de Las Vegas, en Nevada, y se dirigía a un domicilio a casi 1,600 millas de distancia, en el área de Memphis, Tennessee. Jamás llegó a su destino: las autoridades lo interceptaron el 26 de abril de 2016.

Esta operación de narcotráfico se descubrió cuando un empleado postal reportó que una mujer llegaba cada semana a la sucursal de correos para mandar paquetes pagando el servicio de envío expedito. Los investigadores habían seguido el rastro a estos traficantes desde 2003.


Interceptando sus llamadas telefónicas y realizando operativos de vigilancia, los detectives dieron con el domicilio de los sospechosos, Gabriel Rounds y Magan Hall, la misma mujer que dejaba los analgésicos en la oficina postal. Ella confesó que también se encargaba de empacar las pastillas en sobres.

Rounds fue sentenciado en el verano pasado a 188 meses de prisión por su papel en la distribución de más de 100,000 píldoras de oxicodona en el área de Memphis y por el delito de lavado de dinero.

Este caso es solo uno de varios que en los últimos años han mantenido a las agencias federales más ocupadas de lo habitual. Ahora no solo lidian con un volumen cada vez mayor de opioides que llegan desde el extranjero, sino que detectan más fármacos ilícitos en el correo nacional y empresas de paquetería, como UPS y FedEx (con más órdenes por un aumento en las compras por Internet).

Entre los años fiscales 2016 y 2018, los inspectores de correos reportaron un aumento del 1,000% en decomisos de paquetes internacionales que contenían opioides y un incremento del 750% en incautaciones de ese tipo en envíos dentro de este país, según cifras oficiales.


Esto ocurre en medio de una tendencia al alza de muertes por sobredosis. La Administración para el Control de Drogas (DEA) advirtió en noviembre que los 63,632 fallecimientos causados por el abuso de sustancias ilícitas en 2016 (el dato más reciente) superaron los decesos por armas de fuego, accidentes automovilísticos, suicidios y asesinatos.

Este panorama se ha observado desde 2011 y cada año la nueva estadística ha superado la anterior.

Solo las muertes por consumo excesivo de heroína casi se duplicaron entre 2013 y 2016 debido a que cada vez más se mezcla con fentanilo y otros opioides sintéticos. La DEA afirma que detrás de este problema están los carteles mexicanos, que están traficando más analgésicos por las garitas.

700 libras de fentanilo decomisadas en 6 meses

Las autoridades han detectado que los narcos prefieren la comodidad, rapidez, anonimato y bajo costo que ofrecen los servicios de paquetería, en lugar de usar el tradicional método de llevar personalmente los cargamentos ocultos en autos, autobuses o camiones de carga.

“En medio de una crisis de opioides en curso, el Servicio Postal (USPS) trabaja de manera agresiva con las fuerzas del orden público y socios comerciales para detener el flujo de drogas ilegales que ingresan a Estados Unidos”, mencionó la agencia en su más reciente reporte anual.

En un comunicado enviado a Univision Noticias, la dependencia subrayó que “no está interesada en ser cómplice involuntario de cualquier persona que use el correo para distribuir drogas ilegales”.

Respondiendo a este nuevo modus operandi, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), encargada de revisar la correspondencia que llega de otros países, ha establecido varios filtros de seguridad, incluyendo colocar 20% más agentes, agregar tecnología y tener perros adiestrados para detectar fentanilo en centros de recepción de paquetes en el último semestre.

También fortaleció su colaboración con otras agencias del orden, señala.

“Como indicador de nuestros esfuerzos, hemos interceptado más fentanilo en lo que va de este año fiscal que todo el año fiscal anterior”, indicó un vocero de la CBP.

Sumando todas sus acciones, los oficiales de aduanas han confiscado 708 libras de fentanilo en los primeros seis meses de este ciclo fiscal, menos de la mitad de las 1,785 libras decomisadas en 2018. Cabe señalar que solo dos miligramos del narcótico pueden significar una dosis letal.

No se han reportado incidentes en los que clientes inocentes hayan recibido esta correspondencia.

El Servicio Postal no quiso revelar qué acciones está implementando para detectar drogas, explicando que lo hace “con el fin de preservar la efectividad de nuestros métodos de investigación”. Tampoco lo hicieron las empresas de paquetería más grandes de este país.

UPS aseguró, en cambio, que realiza una serie de medidas y coopera con las autoridades para interceptar los cargamentos de los narcos. “Nuestros métodos de seguridad son confidenciales para mantener su eficacia”, dijo su vocero Matthew O’Connor.

Por su parte, Jonathan Lyons, portavoz de FedEx, indicó que esta “no tolera el uso de su empresa para fines ilegales” y mencionó que prefieren que sus procedimientos “efectivos” permanezcan en secreto.

Paquetes con droga para matar a miles

Otra reciente investigación se originó en Baltimore, Maryland, y puso tras las rejas a un hombre que compró más de 10,000 pastillas de fentanilo en la Internet y usó el correo postal para vender entre 400 gramos y 1.2 kilos de la sustancia, “lo suficiente para matar a 400,000 personas”, alegó la Fiscalía.

El sospechoso, Robert Luke Simpson, de 25 años, fue sentenciado el pasado 1 de marzo a 57 meses de prisión y tres años de libertad condicional.

En su declaración de culpabilidad él confesó que compró 10,000 pastillas de fentanilo de un sitio de internet clandestino pagando el equivalente a unos 10,000 dólares en la moneda digital llamada Bitcoin, usada también en el mercado negro.

Simpson aceptó que vendió cada pastilla de fentanilo por entre $5 y $10 a clientes en Maryland.

Cuando la Policía registró su vivienda encontró 6,200 píldoras de la droga en un compartimiento oculto, así como más de 8,500 dólares en efectivo, celulares, computadoras y iPads.

Sobre este proceso judicial, Peter Rendina, inspector a cargo en la División Washington del Servicio de Inspección Postal, advirtió: “cada vez que alguien usa el correo para enviar cualquier cosa que sea ilegal, falsificada o impropia, los inspectores postales lo encontrarán y lo llevarán ante la justicia”.

Cargando Video...
DEA decomisa cinco kilos de fentanilo dentro de una residencia que era utilizada como un laboratorio

Marihuana, cocaína y otras drogas en el correo

Los opioides son apenas una parte del reto antinarcótico que enfrentan los inpectores del correo. Solo en el año fiscal 2018 confiscaron 96,668 libras de marihuana, metanfetamina y otras drogas.

Este martes, el Distrito Central de California de la Fiscalía federal anunció una acusación que cita a tres personas de Los Ángeles que distribuyeron metanfetamina a Filipinas, Nueva Zelanda, Polonia y otros países. Ofrecían la droga en una página clandestina de internet y la enviaban por paquetería.

Fue el supervisor de una empresa no identificada quien reportó a las autoridades en mayo de 2018 sobre siete paquetes sospechosos en su oficina en Van Nuys cuyo destino era Filipinas. Estos envíos sumaron casi 21 kilos de metanfetamina. La organización cometió un error: en la información del remitente estaba el teléfono de su jefe, Michael Alan Goldberg, de 34 años y vecino de Panorama City.

También arrestaron a su esposa Donnica Mae Rabulan, de 31 años, y a su socio James Caleb Kueker, de 41 y residente de Hollywood Hills.

La acusación alega que Goldberg continuó al tanto del trasiego de droga incluso tras su detención en junio de 2018. Los fiscales aseguran que esta célula criminal realizó al menos 59 envíos de droga al extranjero usando este método.

Al registrar dos viviendas de Kueker, los detectives encontraron laboratorios de drogas y un rifle AK-47 cargado en su habitación. Además, le decomisaron más de 150,000 dólares en efectivo producto del narcotráfico.

Los tres sospechosos enfrentan una condena de cadena perpetua.

Calendarios aztecas, juguetes y leche en polvo

Estos son otros casos relacionados con distribución de droga por medio del correo postal y empresas de paquetería, que en los últimos meses han descubierto las autoridades:


  • En octubre de 2018, agentes federales arrestaron a ocho narcotraficantes que desde el sur de California intentaron enviar cargamentos de metanfetamina hacia Hawaii. La banda usaba el servicio de una empresa de paquetería y ocultaba la droga dentro de réplicas de calendarios aztecas y estatuas decorativas.
  • Un juez federal en Maryland impuso en agosto de 2018 una condena de siete años de prisión contra Cory Skinner, quien entre septiembre de 2017 y enero de 2018 envió más de 20 paquetes que contenían 47.5 gramos de heroína y 81 unidades de buprenorfina. Las pesquisas iniciaron después de la muerte por sobredosis de un policía de la universidad de Arkansas
  • El pasado 26 de marzo, un juez sentenció al último de tres integrantes de una célula criminal que enviaba cargamentos de cocaína desde Puerto Rico y hasta Atlanta. Ocultaban la droga dentro de juguetes y latas de leche en polvo, y luego lo mandaban por correo. Las enormes ganancias que obtuvieron eran blanqueadas en una compañía de alquiler de autos y una vez llevaron 90,000 dólares en efectivo dentro del equipaje de mano en un vuelo comercial.
  • Un hombre recibió un castigo de tres años de prisión el pasado 26 de febrero por su participación en una conspiración para distribuir al menos 50 kilos de marihuana de California a la costa este, colocando la hierba en paquetes que dejaba en oficinas postales. Al menos 47 cajas fueron enviadas desde el norte de California. Con la ayuda de un cómplice, el cannabis llegaba a distintos domicilios en Virginia.
Cargando Video...
La venta de opio en México produce millones, pero quienes cosechan amapola viven en extrema pobreza
Comparte

Más contenido de tu interés