null: nullpx
violación

"Si hablas, perderás el trabajo": viola a una jornalera inmigrante y evita la cárcel con una multa y un curso

El encargado de una empresa agrícola, de 67 años, llevó a una jornalera a otra finca y la violó en una furgoneta. Reconoció el delito, pero su castigo se limitará a un poco más de $6,000 y un curso de educación sexual.
Publicado 3 Ago 2022 – 11:52 AM EDT | Actualizado 3 Ago 2022 – 11:52 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

El autor confeso de la violación de una jornalera inmigrante evitará pasar los dos años de cárcel de su condena con el pago de 6,000 euros ($6,084) a la víctima y el compromiso de hacer un curso de educación sexual.

El suceso ocurrió el 14 de mayo de 2019 en Archena y en Mula (Murcia), una localidad del sureste de España, donde abunda el trabajo hortofrutícula y están empleados numerosos migrantes, muchas veces en pésimas condiciones.

Celso, como se le identifica en la sentencia, era un hombre entonces de 64 años y estaba encargado de la finca de albaricoques donde trabajaba como jornalera Covadonga, una inmigrante paraguaya.

Ambos acordaron quedar sobre las nueve menos cuarto de la noche. Él la recogió en una furgoneta y la llevó a otra finca. Cuando llegaron allí, Covadonga preguntó qué hacían allí.

El le respondió: “Cállate si no quieres problemas conmigo, haz lo que yo te pida”. Ella le dijo que quería irse y él la metió por la fuerza en la furgoneta. Y entonces la obligó a hacerle una felación, la golpeó y la violó.

Cuando terminó su agresión, le dijo: “Vístete y no digas nada que nadie te va a creer. Si dices algo de esto tanto tú como tus paisanos (en referencia a otros trabajadores inmigrantes) vais a perder el trabajo”.

Denuncia y confesión, pero evita los dos años de cárcel

Covadonga desoyó su amenaza y acudió a denunciar. También tuvo que ser atendida en un hospital por las varias lesiones que le provocó su agresor.

A Celso lo detuvieron y pasó medio año en prisión provisional, según informan los diarios españoles El País y El Periódico.

Tres años después, en la Audiencia Provincial de Murcia, llegó la sentencia a partir de un acuerdo entre la Fiscalía, la víctima y la defensa.

Celso evitará los dos años de cárcel de su condena por agresión sexual gracias a los atenuantes de reparación del daño (entregó a la víctima 6,000 euros antes del juicio como indemnización por daños) y de confesión tardía, además de por no tener antecedentes penales previos.

Aunque admitió su delito, Celso seguirá en libertad, durante cinco años vigilada. No podrá acercarse a menos de 500 metros de Covadonga durante siete años.

Su no entrada en la cárcel está condicionada a que no delinca en estos cinco años y acuda a un curso de educación sexual.

Loading
Cargando galería
Comparte