null: nullpx
Logo image
China

Gobierno de China permitirá a las familias tener hasta tres hijos para hacer frente a la baja tasa de natalidad

Las parejas chinas solo podían tener hasta dos niños, algo que está a punto de cambiar con la ampliación de esa norma de planificación familiar. Se trata de una medida tomada en respuesta al envejecimiento rápido de la población.
31 May 2021 – 10:00 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

Los últimos resultados del censo en China revelaron una fuerte caída de la tasa de crecimiento de poblacional y es esa la razón fundamental para que el gobierno del país asiático autorizara hasta tres hijos por familia, moviéndose del límite de dos.

"En respuesta al envejecimiento de la población (...), las parejas serán autorizadas a tener tres hijos", informó la agencia estatal de noticias, citando las conclusiones de una reunión del buró político del Partido Comunista encabezada por el presidente Xi Jinping.

Esta política debe ir acompañada de "medidas de apoyo" a las familias, agregó la agencia de prensa oficial sin mayores precisiones. A principios de mayo, los resultados del c enso de 2020 revelaron un envejecimiento más rápido de lo esperado de la población china.


En el año 2020, marcado por la epidemia de covid-19, el número de nacimientos cayó a 12 millones, contra 14.65 millones en 2019, año en el que la tasa de natalidad (10.48 por 1,000 habitantes) ya era una de las más bajas desde la fundación de la China comunista en 1949.

A finales de los años 1970, los dirigentes chinos descubrieron con estupor que la población se acercaba a los 1,000 millones de habitantes, casi el doble respecto de 1949. En respuesta, el entonces hombre fuerte del régimen, Deng Xiaoping, impuso la "política del hijo único", con fuertes multas para los infractores, pero con flexibilizaciones para las minorías étnicas o familias campesinas cuando su primer hijo era una niña.

Después de más de tres décadas de la "política del hijo único", muy criticada en su momento -por sus abortos y esterilizaciones forzados-, China relajó sus reglas en 2016, permitiendo a todos los chinos tener un segundo hijo.

Pero esa nueva política no fue suficiente para reactivar la natalidad en caída libre por varias razones.

Entre esos motivos está la disminución de los matrimonios, el aumento del costo de la vivienda y la educación, la fertilidad más tardía de las mujeres que privilegian su carrera profesional y el exceso del número de hombres comparado con el de mujeres debido a la preferencia tradicional por los hijos varones.

India al acecho

Según el último censo, el país más poblado del mundo tenía oficialmente 1,411 millones de habitantes a finales de 2020.

En comparación con el anterior censo de 2010, la población aumentó solo un 5.38% (o un promedio de 0.53% por año), es decir la tasa de crecimiento más baja desde los años 1960.

A este ritmo, China podría ser despojada más rápidamente de lo previsto por India de su título de primera población mundial: el gran vecino del Sur tendría 1,380 millones de habitantes en 2020, según las estimaciones de las Naciones Unidas.

Hasta ahora, China preveía que su curva de crecimiento demográfico alcanzaría su punto máximo en 2027, cuando India la superaría. La población de China comenzaría entonces a disminuir a 1,320 millones de habitantes en 2050.

En los últimos años se han alzado voces para abolir todo límite al número de hijos por familia, pero el régimen comunista se ha negado a levantar todo control.

Loading
Cargando galería
Comparte
RELACIONADOS:ChinaNatalidadCensosXi Jinping

Más contenido de tu interés