null: nullpx
Terremoto en Turquía y Siria

¿Qué pasó con la recién nacida que encontraron viva bajo los escombros del terremoto en Siria junto a su madre muerta?

“Ella es una de mis hijas ahora. No diferenciaré entre ella y mis hijos”, dijo el lunes Khalil al-Sawadi tío y ahora padre adoptivo de Afraa mientras estaba sentado con las piernas cruzadas sosteniendo a la pequeña y rodeado de sus seis hijos. “Ella será más querida que mis hijos porque mantendrá viva la memoria de su padre, madre y hermanos”.
Publicado 22 Feb 2023 – 06:23 PM EST | Actualizado 23 Feb 2023 – 01:32 AM EST
Comparte
Cargando Video...

La bebé que nació bajo los escombros de la casa de su familia destruida por el terremoto en el norte de Siria, dejó el hospital y fue trasladada a su nuevo hogar.

La niña había estado en el hospital desde horas después del terremoto del 6 de febrero. La pequeña fue dada de alta el sábado cuando su tía y su tío la adoptaron y le dieron un nuevo nombre, Afraa, en honor a su difunta madre.

Afraa, la bebé rescatada de los escombros dejados por el terremoto en Siria

La madre de Afraa murió en el terremoto junto con su padre y cuatro hermanos. Un día después de que la bebé llegara al hospital, los funcionarios la llamaron Aya, que en árabe significa “una señal de Dios”.

La historia de Afraa se ha compartido ampliamente en los informes de noticias y personas de todo el mundo se han ofrecido a ayudarla, algunos incluso dijeron que les gustaría adoptarla. Sin embargo, los familiares que la acogieron dijeron que, por duras que sean las circunstancias, el mejor lugar para la niña es su familia.

El lunes, Afraa estaba siendo cuidada por su tío, Khalil al-Sawadi, que ahora vive con familiares en la ciudad de Jinderis, en el norte de Siria, después de que su casa también fuera destruida por el terremoto. Al-Sawadi y su esposa tienen cuatro hijas y dos hijos y ahora Afraa vivirá con sus primos.

Su nuevo padre prometé que no diferenciará entre Afraa y sus hijos

“Ella es una de mis hijas ahora. No diferenciaré entre ella y mis hijos”, dijo al-Sawadi, quien también es primo de los padres de la recién nacida, a The Associated Press el lunes mientras estaba sentado con las piernas cruzadas sosteniendo a Afraa y rodeado de sus seis hijos. “Ella será más querida que mis hijos porque mantendrá viva la memoria de su padre, madre y hermanos”.

Agregó que días después del nacimiento de Afraa, su esposa dio a luz a una hija, Attaa.

Mientras estaba en el hospital de la cercana ciudad de Afrin, la esposa del director de la institución había estado amamantando a la pequeña.

Los funcionarios judiciales de Afrin se hicieron cargo del caso de Afraa después de que la niña atrajera la atención internacional, y de que algunas personas acudieran al hospital alegando que estaban emparentadas con ella, aunque tenían apellidos diferentes a los de Afraa y su madre.

Cargando Video...
Nuevo terremoto en Turquía deja cientos de heridos y varios muertos

Temían que secuestraran a Afraa

Durante días, al-Sawadi estuvo preocupada de que alguien pudiera secuestrarla y la visitaba con frecuencia en el hospital.

Un funcionario del hospital dijo que Afraa fue entregada a la familia de su tía días después de que se realizara una prueba de ADN para asegurarse de que la niña y su tía tenían una relación biológica.

“Fue triste y algunas enfermeras lloraron” cuando la sacaron del hospital, dijo el Dr. Hani Maarouf, que había cuidado a Afraa desde que la llevaron al centro. Agregó que la niña gozaba de muy buena salud cuando fue dada de alta.

Los equipos de rescate en Jinderis descubrieron a la niña de cabello oscuro más de 10 horas después del terremoto, mientras excavaban entre los escombros del edificio de apartamentos de cinco pisos donde vivían sus padres.

Al-Sawadi contó cómo salió corriendo de su casa cuando ocurrió el terremoto y descubrió que el edificio cercano donde vivía la familia de Afraa se había reducido a un montón de escombros. Junto con otros del área, al-Sawadi dijo que excavaron entre los escombros bajo una fuerte lluvia durante horas hasta que se cansó y se sentó a descansar cerca.

Poco después, alguien lo llamó para identificar a una mujer muerta que encontraron bajo los escombros. Dijo que ella era su prima, Afraa. Entonces, comenzaron a escuchar el llanto de bebé y comenzaron a quitar frenéticamente la arena que cubría a la pequeña, cuyo cordón umbilical aún estaba conectado a su madre.

Al-Sawadi dijo que sacó una navaja de su bolsillo y cortó el cordón umbilical y entregó a la niña a otro primo y la llevaron rápidamente a un hospital cercano donde le dijeron que la niña gozaba de buena salud. Se dirigieron a otro hospital en la ciudad cercana de Afrin, donde les dijeron que estaba lleno y que no podía atender a más pacientes. Continuaron hasta un tercer hospital, que también estaba lleno, antes de llegar al hospital infantil donde permaneció hasta el sábado.

Al principio creyeron que Afraa era un niño

Dijo que durante el caos después de que sacaron a Afraa de debajo de los escombros, al-Sawadi pensó que la recién nacida era un niño y le dijo al médico que le diera el nombre de su difunto padre Abdullah Turki Mleihan. Más tarde se dieron cuenta de que se trataba de una niña.

La niña permaneció en el hospital durante casi dos semanas hasta que se completó el papeleo para su adopción.

El devastador terremoto de magnitud 7.8 con epicentro en la provincia de Kharamanmaras, en el sureste de Turquía, se produjo en las primeras horas del 6 de febrero, seguido de múltiples réplicas. Muchas comunidades en el sureste de Turquía y el norte de Siria quedaron reducidas a montones de hormigón roto y metal retorcido. Se ha informado de la muerte de más de 44,000 personas, una cifra que se espera aumente a medida que los equipos de búsqueda encuentren más cuerpos.

El terremoto destruyó decenas de viviendas en la localidad de Jinderis, donde la familia de Afraa vivía desde 2018.

El padre de Afraa, Abdullah Turki Mleihan, era originario de la aldea de Khsham en la provincia oriental de Deir el-Zour, pero abandonó el lugar en 2014 después de que el Estado Islámico capturó la aldea, dijo Saleh al-Badran, tío del padre de Afraa, a principios de este mes.

La criaré de manera que no sienta la necesidad de nada”, dijo al-Sawadi, que compra y vende autos. Rodeado de sus hijos, al-Sawadi les preguntó si debería entregar a Afraa a los simpatizantes que se ofrecían a adoptarla, a lo que contestaron al unísono: “No”.

Loading
Cargando galería
Comparte