null: nullpx
Logo image
Tormenta Tropical Nicole

Muertes y casas arrancadas por el mar: Nicole deja un desastre tras su paso por Florida

Nicole castigó a Florida apenas semanas después de los estragos que causó el huracán Ian en ese estado, y ha contribuido aún más a la erosión de algunas zonas costeras.
Publicado 11 Nov 2022 – 08:45 AM EST | Actualizado 11 Nov 2022 – 08:45 AM EST
Comparte
Cargando Video...

Nicole tocó tierra en el este de Florida la madrugada del jueves como un huracán categoría 1, con vientos máximos sostenidos de 75 millas por hora (120 kilómetros por hora). Fue el primer huracán en tocar tierra en noviembre en ese estado en los últimos 37 años, y apenas el tercero desde que existen registros.

Tras entrar en tierra, Nicole se degradó rápidamente a tormenta tropical para luego avanzar por Georgia como depresión tropical.

Este fenómeno ha castigado a Florida semanas después de los estragos que causó el huracán Ian en ese estado, que atravesó de costa a costa, y ha contribuido aún más a la erosión de algunas zonas costeras que se vieron muy afectadas desde entonces.

Este jueves, el gobernador de Florida, Ron DeSantis, extendió el estado de emergencia a todos los condados “simplemente porque no estamos seguros del alcance de los impactos".

El presidente Biden también aprobó una declaración de emergencia para la tribu Seminole de Florida, ordenando ayuda federal para la nación tribal que vive en seis reservas en todo el estado.

Al menos cinco muertos

Tras el paso de Nicole hubo importantes inundaciones y daños materiales. Miles de hogares se quedaron sin electricidad, aunque el servicio se ha ido restableciendo. Al amanecer de este viernes, más de 51,000 usuarios seguían sin corriente, según PowerOutage.us.

La oficina del alguacil del condado de Orange, en Florida, informó de la muerte de dos personas, un hombre y una mujer, que se electrocutaron al pisar "un cable eléctrico caído".

Las autoridades del mismo condado también estaban investigando otras dos muertes en un accidente automovilístico que también podrían estar relacionadas con la tormenta, informó Jerry Demings, alcalde del condado.

Además, en Cocoa, una localidad situada en la parte media de la costa este del estado, un hombre de 68 años murió de un paro cardíaco mientras se encontraba en un yate que fue embestido por el mar, informó Yvonne Martínez, portavoz del Departamento de Policía de Cocoa. Los bomberos subieron a la embarcación y le practicaron maniobras de reanimación al hombre, pero falleció luego en un centro médico.

Casas engullidas por el mar y edificios en peligro

Aunque los vientos de Nicole perdieron intensidad rápidamente tras tocar tierra, muchas casas del litoral terminaron siendo arrancadas por el mar, e incluso condominios de gran altura en algunas zonas están amenazados debido a que los paseos marítimos fueron destruidos por el potente huracán Ian.

En el condado de Volusia, al noreste de Orlando, los inspectores de edificios declararon inseguros 24 hoteles y condominios en Daytona Beach Shores y New Smyrna Beach y ordenaron su evacuación. Al menos 25 viviendas unifamiliares en Wilbur-by-the-Sea fueron declaradas estructuralmente inseguras y también fueron evacuadas.


“El daño estructural a lo largo de nuestra costa no tiene precedentes. Nunca antes habíamos experimentado algo así", dijo el administrador del condado, George Recktenwald. En Wilbur-by-the-Sea, varias casas costeras se derrumbaron hacia el mar y otras se encontraban en riesgo inminente, según el alguacil del condado, Mike Chitwood.


En Daytona Beach Shores las autoridades obligaron incluso a varias personas a evacuar algunos edificios que no eran seguros. En los condominios Marbella de esa localidad, la asociación de propietarios acababa de gastar $240,000 para reconstruir temporalmente el malecón que Ian destruyó en septiembre, y que ahora Nicole arrastró al mar.

“Sabíamos que no estaba destinado a detener un huracán, solo estaba destinado a detener la erosión” dijo a la AP Connie Hale Gellner, cuya familia es propietaria de una residencia. “El problema es que ya no tenemos playa. Entonces, incluso si quisiéramos reconstruir, probablemente cerrarán el edificio porque el agua sencillamente golpea contra él", agregó.

Loading
Cargando galería
Comparte