null: nullpx
Acuerdos

USC pagará $1,100 millones a cientos de mujeres que denunciaron abuso sexual por parte de un ginecólogo de la institución

La suma de dinero -el mayor pago por abuso sexual en la historia de la educación superior de EEUU- se dio a conocer este jueves, luego de que los abogados del grupo demandante acordaron un pago de 852 millones de dólares, cifra que se sumó a un acuerdo de 215 millones establecido el año pasado como parte de otra demanda colectiva federal en 2018.
25 Mar 2021 – 09:50 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

La Universidad del Sur de California (USC) acordó más de 1,100 millones de dólares a expacientes de George Tyndall, un ginecólogo del centro de salud de la institución que ha sido acusado por 710 mujeres de agresiones sexuales.

La suma de dinero -el mayor pago por abuso sexual en la historia de la educación superior de EEUU- se dio a conocer este jueves, luego de que los abogados del grupo demandante acordaron un pago de 852 millones de dólares, cifra que se sumó a un acuerdo de 215 millones establecido el año pasado como parte de otra demanda colectiva federal en 2018.

Además, un grupo de 50 casos más lograron un acuerdo por una cifra que no se ha hecho pública, explicó el LA Times.


Hace dos años, Tyndall fue arrestado y acusado de 23 cargos de penetración sexual -entre ellos a una persona inconsciente-, así como otros 12 cargos de agresión sexual por fraude.

Tyndall fungió como el único ginecólogo de tiempo completo en la clínica de salud para estudiantes durante 27 años, desde 1989 hasta 2016, tiempo en el que se aprovechó de cientos de mujeres.

Miembros del equipo de enfermería que monitoreaban los exámenes pélvicos aplicados por Tyndall se quejaron de que el médico utilizaba una cortina para tapar la visión y que las estudiantes les dijeron que él hacía comentarios sugerentes sobre sus cuerpos.

Tras varios años de quejas por parte de personal del centro de salud de la USC debido a los inapropiados exámenes vaginales que realizaba, la enfermera Cindy Gilbert denunció la mala conducta de Tyndall en 2016 y la institución lo suspendió antes de que se le permitiera renunciar.

Este manejo de la USC provocó el enfado del alumnado y la destitución del presidente C.L. Max Nikias, quien ha insistido que nunca supo de las acusaciones contra Tyndell mucho después de haber sido dado de baja.

Tras hacerse público las acusaciones, el ginecólogo de 74 años fue arrestado y se le retiró su licencia médica. Sin embargo, se ha declarado inocente de los cargos de agresión sexual y está a la espera de juicio.

Durante la investigación se pudieron encontrar más de 1,000 cintas sexuales caseras, así como fotografías sexualmente explícitas durante un cateo en la casa del acusado.

Asimismo, se dio a conocer que una investigación interna, realizada por la oficina de derechos civiles del Departamento de Educación de la USC, no manejó adecuadamente las acusaciones contra Tyndall mientras trabajaba en la institución, situación que permitió que el abuso continuara durante más tiempo.

Audry Nafziger, fiscal de delitos sexuales y una de las primeras víctimas de Tyndall, dijo que comenzó a ver al exginecólogo en 1990, tiempo en el que era muy joven y no tenía experiencia previa en una cita médica de ese tipo. “Cuando sacó su cámara para tomarme fotos… ¿qué sabía yo? Confiaba en él”, precisó de acuerdo con NBC News.

Otra mujer que acusa a Tyndall, Christy Leach, precisó que, si bien los acuerdos económicos que se pactan pueden parecer buenos para la opinión pública, pidió que se tome en cuenta el largo y caro proceso de curación de la salud mental de las víctimas. “Es imperativo que se elijan cuidadosamente a los profesionales que se involucrarán (…) y saber que, si eres una sobreviviente de agresión sexual, hay curación, esperanza y justicia”, apuntó.

John Manly, uno de los abogados que ayudó a representar a las víctimas en el acuerdo, calificó como “una maldita mentira” la idea de que la USC no conocía lo que estaba ocurriendo en el consultorio de Tyndall y lamentó que varias personas “anteponen el prestigio, la recaudación de fondos y la marca universitaria al bienestar de los estudiantes durante 30 años".


Está acordado que un juez retirado sea el encargado de asignar los fondos del acuerdo entre las mujeres.

A través de un comunicado, Carol Folt, recién nombrada presidenta de la USC con la misión de reformar a la institución a raíz del escándalo precisó que espera que el acuerdo brinde “algún alivio” a las mujeres abusadas por Tyndall. “Lamento profundamente el dolor experimentado por las mujeres que confiaron en él como médico y aprecio el coraje de todas las que se presentaron”, añadió.

Asimismo, la USC dijo que creará un sistema para rastrear todas las quejas de conducta inapropiada de los empleados para tomar acciones precisas y contundentes.

Este acuerdo ha dejado muy por detrás el hecho por la Universidad Estatal de Michigan de 500 millones de dólares en relación con el abuso sexual de gimnastas por parte de Larry Nasser y el de Penn State de 109 millones por las acusaciones contra Jerry Sandusky.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés