null: nullpx
Tormenta invernal

Tras los apagones masivos, Texas enfrenta problemas con el suministro de agua

Siete millones de personas han sido afectadas por la falta de agua en Texas, el segundo estado más grande y con más hispanos del país.
19 Feb 2021 – 12:44 AM EST
Comparte
Cargando Video...

Las autoridades de Texas advirtieron el miércoles que el abastecimiento de agua en el estado está llegando a niveles peligrosamente bajos, lo que acarrea el riesgo de que el líquido no sea seguro para beber.

Texas, el segundo estado más poblado del país y el segundo con más población de origen hispano (un 39.7%, de acuerdo con estimaciones del censo de EEUU), ha sufrido a lo largo de la semana cortes de electricidad que dejaron sin energía a cuatro millones de usuarios entre el martes y el miércoles, de acuerdo con el sitio poweroutage.us.

Después de que el gobernador texano, el republicano Greg Abbott, emitiera una orden ejecutiva que restringe la exportación de gas natural fuera del estado por la emergencia, la cifra de afectados por los cortes se redujo hasta 254,000 usuarios para la noche de este jueves. El nuevo problema, no obstante, es el agua.

Varias ciudades texanas han difundido consejos para hervir el agua del grifo que los residentes usan para beber, cocinar, lavarse los dientes o hacer hielo, según describe el Texas Tribune. La agencia AP calcula que el número de afectados en el estado, de unos 27 millones de habitantes, alcanzaba los siete millones.

“La presión de agua es muy baja”, tuiteó Sylvester Turner, el alcalde de Houston, la ciudad más grande de Texas y la tercera del país. “Apaguen el suministro de agua si las tuberías han explotado. Por favor, contáctenos si no sabe cómo hacerlo”, escribió.


Unos 900 sistemas de suministro de agua en 164 condados de Texas han reportado interrupciones en el servicio y al menos 14 millones han sido afectados según un reporte de este jueves de la Comisión de Calidad Ambiental de Texas (TCEQ, en inglés), citado por el Texas Tribune.

Toby Baker, director ejecutivo de la TCEQ, explicó que el problema con la calidad del agua está vinculado a la falta de electricidad, el congelamiento y el daño de las cañerías y la cantidad de personas que abrieron el grifo para evitar que sus propias tuberías explotasen por las bajas temperaturas. También detalló que las pruebas para asegurarse de que el agua era de nuevo segura para beber llevarían días.

Apagones en otros seis estados

La histórica tormenta invernal ha dejado sin energía a otros 320,000 hogares y negocios en Louisiana, Mississippi y Alabama. En Kentucky se han registrado unos 70,000 apagones, mientras que otros 67,000 ocurrieron en West Virginia, de acuerdo con AP.

En Oregon, en la costa pacífica del país, otros 100,000 clientes permanecían sin electricidad a lo largo de este jueves, una semana ya después de que iniciara la tormenta. La directora de Portland General Electric, Maria Pope, explicó que espera que la energía sea restaurada para el viernes por la noche al menos para el 90% de los usuarios afectados.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés