null: nullpx
Terrorismo

EEUU acusa a un libio de fabricar la bomba que estalló en el vuelo 103 de Pan Am hace 32 años

La aeronave que volaba de Londres a Nueva York llevaba a 270 personas a bordo, en su mayoría estadonunideses. El fiscal general, William Barr, señaló que espera que el acusado pueda pagar por sus crímenes en Estados Unidos.
21 Dic 2020 – 01:44 PM EST
Comparte
Cargando Video...

El fiscal general, William Barr, anunció este lunes cargos criminales de terrorismo contra el exagente de inteligencia libia Abu Agila Muhammad Mas’ud Kheir Al-Marimi, que se desempeñaba como jefe de seguridad de la estatal Libyan Arab Airlines, por su participación directa en el atentado contra el vuelo 103 de la aerolínea estadounidense Pan Am, ocurrido el 21 de diciembre de 1988 y que mató a las 270 personas que se encontraban a bordo.

"Que no quede duda alguna que ni el tiempo ni la distancia impedirá que Estados Unidos y sus aliados internacionales sigan buscando justicia en este caso atroz", dijo Barr en una conferencia de prensa.

Precisamente, las declaraciones de Barr se dan durante el 32 aniversario del ataque terrorista ocurrido sobre espacio aéreo escocés.

El vuelo 103 de Pan Am cubría la ruta Frankfurt-Detroit, pero antes tenía escalas en Londres y Nueva York. Fue durante estas escalas que explotó en el aire y cayó sobre la ciudad de Lockerbie, Escocia, donde también fallecieron 11 personas en tierra.

" En este vuelo se encontraban personas de 21 países, pero la mayoría de los ocupantes de la nave eran estadounidenses (190 de ellos), por lo que claramente fue un ataque directo a nuestro país", indicó el fiscal.

El fiscal señaló que el atentado al vuelo 103 de Pan Am aún causa dolor y es difícil de olvidar entre las personas que fueron testigos de las imágenes y de las historias de las víctimas.


"Este ataque siempre quedarán grabado en nuestras memorias", afirmó Barr, quien había anunciado cargos contra otros dos hombres libios vinculados a la inteligencia de ese país del norte de África, Abdelbeset Ali Mohmed al Megrahi y Al Amin Khalifah Fhimah, a quienes Estados Unidos acusó de colocar los explosivos en un reproductor de radio y cassette portátil que estaba dentro de una maleta en el avión.

Ambos sospechosos fueron juzgados por un tribunal escocés. El juicio resultó en la absolución de Fhimah y en la condena a cadena perpetua de Megrahi, pero quien debido a su grave estado de salud fue liberado en 2009 por motivos humanitarios y murió en 2012.

La conexión de Megrahi con el ataque se estableció solo después de que los investigadores descubrieron un pequeño fragmento de plástico y los restos de una camisa entre los escombros. Se determinó que el plástico era parte del dispositivo de sincronización que detonó la bomba. La camisa estaba empaquetada dentro de la maleta. El dueño de una tienda testificó que Megrahi le compró la camisa.

Entre las víctimas mortales se encontraban 35 estudiantes de la Universidad de Syracuse, de Nueva York, que regresaban a sus hogares.

"Estos estudiantes universitarios volvían a casa para celebrar las fiestas navideñas", dijo el fiscal, que alegó además que Mas'ud estuvo involucrado en un atentado terrorista en 1986 en una discoteca en Berlín, donde murieron al menos dos estadounidenses.

"Por fin, este hombre responsable de matar a estadounidenses y muchos otros estará sujeto a la justicia por sus crímenes", dijo Barr, indicando que el terrorista permanece bajo custodia libia, pero que su gobierno está trabajando con autoridades de ese país para que Mas'ud enfrente a la justicia en Estados Unidos.

Funcionarios estadounidenses dijeron que el líder libio en ese momento, Muammar al Gadhafi, había agradeció personalmente a Mas'ud por su papel en el ataque terorrista.

Cargando Video...
Se declara culpable hombre de Carolina del Norte con presunta relación con Hamas
Comparte

Más contenido de tu interés