null: nullpx
Logo image
Censo2020

La Oficina del Censo adelanta un mes el cierre de la recolección de datos de campo

En un comunicado publicado este lunes, la Oficina del Censo dijo que los trabajos de campo finalizarán ahora el 30 de septiembre. Esto incluye tanto la recolección en persona como la que se hace vía telemática o por teléfono.
4 Ago 2020 – 05:20 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

La Oficina del Censo anunció este lunes que la recolección de datos de campo finalizará ahora el 30 de septiembre, un mes antes que el previamente anunciado, según confirmó el director de la oficina en una declaración.

Esto incluye la tarea de visitar puerta por puerta y también la recolección de respuestas en línea, por teléfono y por correo, dijo el comunicado del director de la agencia, Steven Dillingham, publicado en el sitio web de la oficina.

"Terminaremos la recolección de datos de campo para el 30 de septiembre de 2020. Las opciones de auto-respuesta también se cerrarán en esa fecha para permitir el comienzo del procesamiento de datos. En el marco de este plan, la Oficina del Censo se propone alcanzar un nivel de respuestas de los hogares similar al de los censos anteriores, incluida la divulgación a las comunidades difíciles de contar", dice el texto.

Para cumplir con los tiempos "sin sacrificar la integridad" del censo, la agencia se propone llevar a cabo "sesiones de entrenamiento adicionales" y premiar "a los encuestadores que maximicen las horas trabajadas".

Durante días, la Oficina del Censo ha estado enviando señales contradictorias sobre sus planes al eliminar discretamente de su sitio web las referencias al 31 de octubre, la fecha límite previamente anunciada para todos los esfuerzos del conteo.

La NPR ya había reportado que la agencia había decidido adelantar la culminación de las jornadas de recolección de datos puerta por puerta. Las entrevistas en persona en los hogares que no respondieron comenzaron el mes pasado en algunas partes del país y están programadas para expandirse a nivel nacional el 11 de agosto.

Estos cambios de última hora en el recuento de cada persona que vive en los Estados Unidos, exigidos por la Constitución, amenazan la exactitud de las cifras de población que se utilizan para determinar la distribución de la representación política y la financiación federal para la próxima década, advirtió la NPR.

Hasta la fecha, 93 millones de hogares, casi el 63% de todos los hogares de la nación, han respondido al Censo 2020, según el reciente comunicado de la agencia.

Los planes ya se habían trastocado en abril debido a la crisis del coronavirus. Desde entonces, la Oficina del Censo modificó las fechas de los trabajos de campo para facilitar y garantizar el conteo de la población, sin poner en riesgo la salud de los censistas ni propiciar contagios.


En julio el presidente Donald Trump firmó un memorándum para evitar que los indocumentados fuesen contados en el censo para efectos de creación de distritos al Congreso, aunque la Constitución establece que se cuenten todos los habitantes de una zona y el censo no pregunta sobre la condición migratoria de las personas.

El censo decenal sirve, entre otras cosas, para definir distritos electorales en los niveles estatal y federal. En ambos casos se considera el número total de habitantes independientemente de su condición migratoria o estado legal.

Pero, más allá de las intenciones de Trump, no hay nada que temer a la hora de responder el Censo 2020: la seguridad está garantizada, las respuestas permanecerán en el anonimato y solo serán usadas para generar estadísticas.

La información suministrada estará guardada durante 72 años y, además, los empleados de la Oficina del Censo hacen un juramento para no compartirla.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés