null: nullpx
Logo image
Investigación

Investigadores hallan posible fosa común de la histórica masacre racial de Tulsa

Casi un siglo después de una de la peores masacres raciales de la historia de Estados Unidos, un equipo de expertos localizó "bastantes anomalías consistentes con fosas comunes" en un área que exploraron usando radares y haciendo excavaciones. Podría haber de 10 a 100 cuerpos, dijo una antropóloga.
17 Dic 2019 – 03:41 AM EST
Comparte
Memorial en recuerdo de las víctimas de la masacre racial de 1921 en el centro de Tulsa, Oklahoma. Crédito: Sue Ogrocki/AP

Un equipo de expertos de la Universidad de Oklahoma anunció este lunes el hallazgo de lo que podría ser una fosa común vinculada a la masacre de Tulsa, uno de los peores episodios de violencia racial contra población de raza negra ocurrido en esa ciudad en 1921.

El equipo de arqueólogos y antropólogos forenses pasó semanas usando radares y haciendo excavaciones debajo de la tierra en el Cementerio de Oaklawn y un área en Tulsa llamada "The Canes", donde el puente Interestatal 244 cruza el Río Arkansas.

En esa zona encontraron “anomalías” consistentes con fosas comunes que merecen más pruebas para determinar si hay restos de los afroestadounidenses que fueron asesinados en los disturbios raciales de la ciudad hace casi 100 años, dijo el lunes Scott Hammerstedt, un investigador principal del Estudio Arqueológico de Oklahoma, en una audiencia pública en Tulsa, referida por NBC News.

Los hallazgos fueron presentados por la concejal de Tulsa, Vanessa Hall-Harper, en el auditorio de la Escuela Intermedia Carver ante unas 300 personas. "Siempre supe que estas fosas comunes existían", dijo la funcionaria.

OU College of Arts and Sciences researchers, in collaboration with the Oklahoma Archeological Survey, are using remote...

Posted by The University of Oklahoma on Monday, October 7, 2019

Hammerstedt, que trabajó en el estudio geofísico, explicó que localizaron "bastantes anomalías consistentes con fosas comunes" cerca de una parte del cementerio donde los registros de la ciudad muestran que 18 personas negras fueron enterradas en junio de 1921.

En otra sección del cementerio, descubrieron "lo que se parece mucho a una fosa excavada por el hombre", mencionó Hammerstedt. "Es muy probable que sea un entierro masivo. Puede que necesitemos investigar más".

Phoebe Stubblefield, antropóloga forense de la Universidad de Florida que se especializa en la identificación de restos humanos, citada en The Washington Post, dijo que los hallazgos son prometedores, pero también advirtió que "no sabemos lo que hay debajo".

Los estudios confirmaron sospechas de que un área podría ser una tumba, además de una trinchera recién descubierta bajo el suelo de unos 30 por 25 pies.

Stubblefield advirtió en la audiencia que el número de cuerpos dentro de la trinchera podría estar entre 10 y 100. También dijo que es poco probable que los investigadores puedan identificar los restos.

"Simplemente no sabemos qué nivel de preservación conseguiremos", aclaró Stubblefield.

Los trabajos se retomarán después de febrero

Las autoridades locales subrayaron que la determinación de la causa de la muerte “sería un paso importante para la investigación", porque “los restos tendrán casi 100 años de antigüedad y un brote de influenza española ocurrió en Tulsa en 1919 antes de la masacre racial de 1921".

La ciudad también está trabajando con los propietarios privados del Cementerio Booker T. Washington en Tulsa para obtener permiso para escanear los terrenos, que los investigadores sospechan podrían ser el hogar de otra tumba.

El alcalde de Tulsa, G.T. Bynum, citado hace un año en NBC, inició una investigación sobre las fosas comunes de la masacre de la raza Tulsa en octubre de 2018, calificando los disturbios como un "punto de vergüenza para nuestra comunidad".

La decisión sobre el siguiente paso con respecto a las tumbas sospechosas no se tomará hasta dentro de unos meses, ya que el comité público de supervisión de las tumbas está programado para reunirse de nuevo en febrero. Pero los expertos recomendaron que la ciudad asegurara los sitios mientras tanto.

Si la ciudad decide seguir adelante con un esfuerzo de excavación, será necesario aprobar varios permisos.

La masacre racial de Tulsa, a veces conocida como los disturbios raciales de Tulsa, comenzó en mayo de 1921 después de que un adolescente negro llamado Dick Rowland fue falsamente acusado de haber agredido a una mujer blanca.

Según los archivos del Museo de la Historia de Tulsa, a raíz del indicente de desencadenaron hechos de violencia en la ciudad, encabezados por el grupo Ku Klux Klan, contra la población negra y oficialmente hubo 35 muertos y decenas de negocios de afroestadounidenses saqueados e incendiados. Expertos consideran que la cifra de fallecidos es mucho mayor.

La concejal Vanessa Hall-Harper dijo que la comunidad está complacida con los hallazgos. "Estamos entusiasmados con los próximos pasos para destapar un encubrimiento y poner estos cuerpos a descansar respetuosamente como deberían haber sido hace casi 100 años".

Mira también:

Cargando Video...
¿Quiénes conforman los grupos de supremacistas blancos?

Loading
Cargando galería
Comparte
RELACIONADOS:InvestigaciónRacismo

Más contenido de tu interés