null: nullpx
Logo image
Inundaciones

Inundaciones causan al menos tres muertes en Louisiana y dejan más de 100,000 clientes sin electricidad en Texas

En Louisiana recibieron más de 300 llamadas de emergencia durante la noche de personas atrapadas en autos o en casas. Una persona está desaparecida desde el lunes. Todavía se esperan lluvias durante la semana.
19 May 2021 – 04:09 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

Los residentes del sur de Louisiana se preparaban para recibir más lluvias después de que los fuertes aguaceros inundaran casas, anegaran automóviles y cerraran una importante carretera interestatal.

Hasta ahora el balance de víctimas y daños indica que tres personas murieron, otra está desaparecida, y entre 400 y 500 estructuras se inundaron en Lake Charles, una población costera que todavía se está recuperando de huracanes consecutivos el pasado otoño y de una profunda helada en febrero.

El Servicio Meteorológico Nacional dijo que en el sur de Lake Charles, en el oeste de Luisiana, cayeron de 12 a 15 pulgadas (de 30 a 38 centímetros) de lluvia en un período de 12 horas el lunes, mientras que en otras partes de esa parroquia cayeron hasta 10 pulgadas (25 centímetros).

A medida que la tormenta se desplazaba hacia el este, cayeron hasta 13 pulgadas (33 centímetros) de lluvia durante la noche en la capital de Louisiana, Baton Rouge, según la alcaldesa-presidenta de la parroquia de East Baton Rouge, Sharon Weston Broome.

El martes las aguas se habían retirado en gran medida, pero se esperan más lluvias en toda la región esta semana.

El Departamento de Bomberos de Baton Rouge respondió a más de 300 llamadas durante la noche de personas atrapadas en autos o en casas que estaban empezando a inundarse, informó el diario local The Advocate.

El gobernador de Louisiana, John Bel Edwards, dijo en rueda de prensa el martes que había dos muertes relacionadas con las inundaciones: Justin Blaine Thompson, de 33 años, fue encontrado en un vehículo sumergido en el agua bajo un paso elevado de Baton Rouge.

Al otro lado del río Mississippi, cerca de Port Allen, falleció un hombre identificado como Alvarado Morentes Hermelindo, de 40 años.

En Lake Charles, un hombre fue encontrado muerto dentro de un vehículo sumergido, dijo Charlie Hunter, investigador jefe de la Oficina del Forense de Calcasieu, a última hora del martes, citado por NBC News.

Otra persona estaba desaparecida después de que su auto se estrellara en un canal el lunes por la noche, dijo la Policía Estatal de Louisiana.

Más lluvia en camino

El Servicio Nacional de Meteorología (NWS, por sus siglas en inglés), alertó que el peligro de inundaciones persistirá hasta este miércoles en Texas, Oklahoma, Arkansas, Louisiana y Mississippi.

"Se pronostican precipitaciones adicionales de 3 a 6 pulgadas en gran parte del este de Texas y en el oeste de Louisiana hasta el jueves, con cantidades localmente incluso más altas. Esta fuerte lluvia podría aumentar las inundaciones ya presentes en esa zona", señaló el NWS en un boletín reciente.


"Desafortunadamente, más lluvia está en camino", dijo el gobernador Edwards y señaló que el suelo ya está saturado. "Aunque esperamos que lo peor de estas lluvias haya quedado atrás, no podemos estar seguros de ello".

El alcalde de Lake Charles, Nic Hunter, recordó que la ciudad fue azotada por el huracán Laura el 27 de agosto y seis semanas después por Delta. Luego, en febrero, una profunda helada se instaló en la región, congelando las tuberías y causando problemas generalizados de agua potable. A todas estas catástrofes se sumó la pandemia de coronavirus.


"Somos un pueblo muy resistente. Somos una población muy fuerte. Pero, sabes, al final llegas a un punto en el que le preguntas a la Madre Naturaleza: ¿Qué más puedes hacernos?" dijo Hunter el martes.

Algunos padres en Lake Charles recogieron a sus hijos de la escuela en kayaks porque las carreteras eran intransitables, y otros residentes informaron en las redes sociales que hacían viajes sinuosos a través de la ciudad para evitar las carreteras inundadas.

"Es alucinante", dijo Patrick King, residente de Lake Charles, citado por la AP. Estaba en una oficina de alquiler de autos el martes después de que su camión se inundara el lunes. Todavía no se había mudado a su casa después de que se inundara durante el huracán Delta de octubre, pero recientemente le habían entregado muebles nuevos. Luego se volvió a inundar.

King pasó la mañana del martes fregando la casa y preparándose para nuevas lluvias. "Recogí todo lo que pude sacar del suelo y lo elevé", dijo.

Apagones en Texas

A primera hora de este miércoles, más de 100,000 clientes estaban sin electricidad en Texas, según la página de monitoreo del servicio PowerOutage.

Varios condados de Texas emitieron advertencias de inundaciones repentinas, entre ellos el condado de Harris que abarca el área metropolitana de Houston y es el más poblado del estado.

Las zonas cercanas a College Station y Houston también estaban bajo aviso de tornado hasta las 2 de la madrugada, y se esperaba que se produjera granizo, vientos dañinos y fuertes tormentas eléctricas.

Las zonas más golpeadas por las intensas lluvias han recibido entre 2 y 4 pulgadas, y se espera que las precipitaciones sustanciales continúen durante las próximas horas.

A finales del martes y hasta el miércoles, habían caído entre 3 y 5 pulgadas de lluvia.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés