null: nullpx
Logo image
Corte Suprema

Corte Suprema falla que la policía necesita una orden judicial para entrar a una casa por un delito menor

El fallo responde al caso de un polícía que ingresó a un domicilio en California sin ningún tipo de autorización cuando perseguía a un sospechoso de infringir una ordenanza de ruido y lo arrestó dentro de su casa. "Cuando el oficial tiene tiempo para obtener una orden judicial, debe hacerlo", ordena la decisión del máximo tribunal.
24 Jun 2021 – 03:04 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

La Corte Suprema de Estados Unidos dictaminó este miércoles que la policía no siempre puede entrar en un domicilio cuando persigue a algún sospechoso si se trata de un delito menor, para lo cual se necesita una orden judicial.

El fallo responde al caso de un polícía que ingresó a un domicilio sin ningún tipo de autorización cuando perseguía a un sospechoso y lo arrestó dentro de su casa.

Arthur Lange conducía de noche su auto, llevaba puesta música a todo volumen y llegó a tocar el claxon varias veces. Un agente de la patrulla de carreteras de California, creyendo que el conductor infringía una ordenanza sobre el ruido, lo siguió, y cuando el automovilista redujo la velocidad para entrar en su garage, el agente encendió las luces intermitentes de la patrulla, explica un reporte de la NPR.

El agente salió de su auto y caminó hasta el garage, puso el pie bajo el sensor de cierre de la puerta para forzarla a abrirse de nuevo. A pesar de que no tenía ninguna orden judicial para entrar a la vivienda lo hizo y arrestó a Lange, no solo por la infracción de ruido, sino también por presumir que conducía bajo los efectos del alcohol.

La jueza del máximo tribunal, Elena Kagan, escribió en la decisión que la policía no tenía derecho a entrar en la casa del hombre sin una orden judicial por una ofensa tan trivial.

"En muchas ocasiones, el oficial tendrá una buena razón para entrar, para evitar daños inminentes de la violencia, la destrucción de pruebas, o escapar de la casa", escribió. "Pero cuando el oficial tiene tiempo para obtener una orden judicial, debe hacerlo, aunque el delincuente haya huido", sentenció Kagan.

Lange recurrió a la Corte, alegando que el agente no tenía derecho a entrar en su casa sin una orden judicial y que las pruebas de conducción bajo los efectos del alcohol se habían obtenido ilegalmente.

En su defensa, el conductor alega que al entrar a su garage no se había dado cuenta de la presencia de la patrulla policial.

La Corte Suprema devolvió el caso al tribunal inferior para que decida si la policía violó los derechos de Lange.

Desde hace tiempo la Corte Suprema ha autorizado registros policiales sin orden judicial cuando persigue a un delincuente que huye.

Pero la jueza Kagan sostuvo que "la persecución de un delincuente menor no desencadena una norma categórica que permita una entrada en el domicilio sin orden judicial".

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés