null: nullpx
Logo image
Ejecuciones

Juez federal retrasa la ejecución de una mujer porque sus abogados están muy enfermos por covid-19

Los defensores públicos de Lisa Montgomery, la única mujer en el 'corredor de la muerte' enfermaron gravemente mientras hacían las gestiones relacionadas con el caso. Si no consiguen tramitar una solicitud de clemencia ante el presidente Trump antes del 24 de diciembre, deben ser sustituidos por otros abogados.
21 Nov 2020 – 01:33 PM EST
Comparte
Cargando Video...

Un juez federal retrasó la ejecución de una mujer, la única en el llamado 'corredor de la muerte', después de que dos de sus abogados, que son defensores públicos en Tennessee, enfermaran gravemente tras haber contraído covid-19.

Aunque todavía falta por fijar una nueva fecha, la ejecución de Lisa Montgomery -programada inicialmente para el 8 de diciembre- se retrasó al menos hasta el último día del año, según una orden presentada el jueves por el juez de distrito Randolph D. Moss, en Washington, D.C.

Los defensores públicos federales Kelley Henry y Amy Harwell, con base en el distrito central de Tennessee, pidieron al tribunal que retrasara la ejecución después de que cada uno de ellos se contagiara con covid-19 durante los últimos esfuerzos por litigar el caso de Montgomery, indicó un reporte de USA Today.

Sus síntomas han limitado su capacidad de presentar una petición de clemencia al presidente Donald Trump, según el documentos del juez.

En su escrito, Moss dijo que, aunque su orden suspenderá temporalmente la ejecución "no prohibirá a ningún funcionario del gobierno, incluyendo al presidente", tomar cualquier acción adversa a la solicitud de indulto.

El juez señaló que si los abogados no pueden presentar su solicitud de clemencia antes del 24 de diciembre, entonces deben tener otro abogado designado en su nombre.

Barr fijó la fecha sin avisarles

En la demanda presentada este jueves, los abogados Harwell y Henry señalaron que debido a que el fiscal general William Barr programó la ejecución de Montgomery durante la pandemia, fue necesario viajar de Nashville a Texas dos veces en octubre y otra vez a principios de este mes, tras lo cual terminaron infectándose con coronavirus.

Ambos abogados habían estado trabajando a distancia, que era la política de la oficina federal de defensores públicos, hasta que Barr fijó la fecha de ejecución "sin avisar a los abogados de la señora Montgomery", explica el documento del tribunal, citado por NBC News.

"Cada viaje de ida y vuelta implicó dos vuelos de avión, el tránsito por dos aeropuertos, estancias en hoteles y la interacción con docenas de personas, incluyendo asistentes de aerolíneas, empleados de alquiler de autos, pasajeros y guardias de prisiones", dice el documento.

De acuerdo con el documento, los dos abogados presentan "fatiga debilitante" y también otros síntomas, "incluyendo dolores de cabeza, escalofríos, sudores, problemas gastrointestinales, incapacidad para concentrarse, y deterioro del pensamiento y el juicio".

Un crimen espantoso

Montgomery, ahora de 52 años, fue condenada en 2007 por el secuestro y estrangulamiento de Bobbie Jo Stinnett, que estaba embarazada de ocho meses. Montgomery luego sacó del útero a la bebé que sobrevivió al ataque.

Según la acusación de los fiscales, Montgomery condujo desde su casa de Kansas a la casa de Stinnett en Skidmore bajo el pretexto de adoptar un cachorro de raza Terrier. Una vez dentro de la casa, Montgomery usó una cuerda para estrangular a Stinnett, quien estaba consciente e intentaba defenderse, pero su atacante usó un cuchillo de cocina para cortarla y extraer la niña del útero.


Montgomery se llevó a la recién nacida con ella e intentó hacerla pasar como suya, dijeron los fiscales en su juicio.

La investigación sobre Montgomery reveló una vida entera de abusos mentales, físicos y sexuales, así como graves lesiones cerebrales.

En prisión, le han administrado medicamentos antipsicóticos, antiepilépticos y antidepresivos para ayudar a tratar sus enfermedades, según indican los documentos del tribunal.

Los defensores indican que la enfermedad mental de Montgomery es de importancia crítica para una solicitud de conmutación de la pena a cadena perpetua sin libertad condicional. Pero debido a las restricciones por la pandemia los expertos en salud mental no la han podido evaluar.

"El interés del público en ver que se haga justicia no sólo radica en llevar a cabo la sentencia impuesta hace años, sino también en el proceso legal que conduce a una posible ejecución", escribió el juez Moss en su decisión.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés