null: nullpx
Logo image
Muertes

Tres inmigrantes murieron en la cajuela de su auto y por ello pasará 5 años preso

La Policía descubrió una escena macabra al abrir el maletero del auto: los cadáveres de dos mujeres chinas y detrás, presionado contra la parte posterior del baúl, el hijo adolescente de una de ellas.
16 Mar 2021 – 02:48 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Un camionero que trabajó para una banda de traficantes de personas fue sentenciado este lunes a cinco años de prisión en relación con la muerte de tres indocumentados chinos que perdieron la vida en la cajuela de su auto BMW dos días después de que cruzaron ilegalmente la frontera de California.

Neil Edwin Valera, un ciudadano estadounidense que vivía en Tijuana, México, se declaró culpable en febrero de 2020 de dos cargos criminales por haber participado en dicha actividad ilegal que resultó en la muerte de los tres inmigrantes chinos, incluyendo a una madre y su hijo de 15 años.

“Existe un peligro inherente al meter personas en las cajuelas y compartimentos de los autos. No es un cuento de hadas. La gente saldrá herida o morirá. Realmente sucede”, advirtió el juez federal Anthony Battaglia al dictar la sentencia, de acuerdo con un comunicado del Departamento de Justicia (DOJ).

Valera, de 52 años, manejaba su BMW con placas de Texas cuando atravesó la garita de San Ysidro a las 3:14 pm del 9 de agosto de 2019. Su imagen mostrando una identificación fronteriza fue capturada por las autoridades y posteriormente se usó como evidencia.

Esa tarde vestía una sudadera y una gorra de los yanquis de Nueva York. Él tenía una tarjeta Sentri, un permiso especial que el gobierno estadounidense otorga para facilitar el cruce de ciertas personas hacia EEUU por un carril separado.


Los días siguientes, él cruzó a pie por la misma puerta fronteriza. La investigación encontró que ya no tenía su BMW porque estaba abandonado en un barrio de San Diego, California. Un vecino llamó al 911 la tarde del 11 de agosto de ese año para reportar que goteaba sangre y provenía un olor putrefacto de la cajuela del vehículo. Una fotografía del vehículo también se incluyó en el expediente criminal.

Los oficiales de la Policía de San Diego que abrieron el maletero encontraron una escena macabra: los cadáveres de dos mujeres chinas y detrás, presionado contra la parte posterior del baúl, el hijo adolescente de una de ellas. Valera los cruzó ilegalmente a EEUU, según la acusación.

Más de 330 chinos detenidos en la frontera

Este hombre fue arrestado en septiembre de 2019 en una estación de autobuses en el centro de San Diego. Era un chofer de camiones de carga que nació en El Paso, Texas. El sitio de internet Linkedin indicaba que trabajó cuatro años en una empresa de transporte en Valley Center.

“Este contrabandista mostró un desprecio imprudente por la vida de sus clientes”, dijo el fiscal federal interino Randy Grossman en un comunicado. “Esta oficina buscará agresivamente justicia para las víctimas que ya no tienen voz”, agregó el funcionario.

Según reportes, los indocumentados chinos pagan decenas de miles de dólares a los coyotes para que los pasen de México a EEUU ocultos en cajuelas. Uno de los traficantes que han participado en ese peligroso método es José Emiliano Aguilar, hijo del cantante de regional mexicano Pepe Aguilar.

Sidney Ari, director de la garita de San Ysidro, aseguró en una entrevista con el semanario Zeta que habían detenido a más de 330 indocumentados chinos entre octubre de 2017 y marzo de 2019.

El funcionario detalló que la mayoría son hombres y mujeres de entre 20 y 40 años, a quienes ocultan “en la cajuela, abajo del equipaje, entre la ropa, en el tablero y cerca del motor”.

Los coyotes cobran más por este método, pues les aseguran a sus clientes que es una manera segura y rápida de llegar a EEUU. La otra opción es guiarlos en largas caminatas por montañas y el desierto.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés