null: nullpx
Logo image
NASA

La NASA pone a prueba un inodoro de titanio que costó 23 millones de dólares

Los residentes de la Estación Espacial Internacional probarán el inodoro durante unos meses. Si pasa el período de prueba, será declarado operativo.

2 Oct 2020 – 04:59 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

El lanzamiento del cohete Antares de Northrop Grumman y la nave espacial de carga Cygnus previsto para la tarde del viernes, llevará casi 8,000 libras de ciencia e investigación, suministros para la tripulación, hardware del vehículo al laboratorio orbital y su tripulación y además semillas de rábano y un nuevo inodoro.

Se trata de un inodoro de titanio de 23 millones de dólares más adecuado para mujeres, cuyo funcionamiento en la Estación Espacial Internacional será sometido a pruebas, antes de que el ser humano regrese a la luna.

La NASA dio a conocer que el inodoro estaba empaquetado dentro de un barco de carga que debería
haber despegado el jueves por la noche desde Wallops Island, Virginia. Pero el lanzamiento fue abortado con solo dos minutos restantes en la cuenta regresiva.

Con apenas 100 libras (45 kilogramos) y solo 28 pulgadas de alto (71 centímetros), el nuevo inodoro es aproximadamente la mitad de grande que los dos construidos por Rusia en la estación espacial. Gracias a su tamaño, puede caber en las cápsulas Orión de la NASA que llevarán a los astronautas a la luna dentro de unos pocos años.

Los residentes de la Estación Espacial Internacional probarán el inodoro durante unos meses. Si pasa el período de prueba, estará disponible para las actividades habituales y será declarado operativo.

Con el programa espacial de SpaceX enviando astronautas a la estación espacial y la compañía Boeing, que está a menos de un año para enviar su primera tripulación se necesitaran más baños.

Debido a que los inodoros antiguos se adaptan más a los hombres, para responder a las necesidades de las mujeres, la NASA inclinó el asiento del nuevo inodoro y lo hizo más alto. La nueva forma debería ayudar a los astronautas a tener una mejor posición al usar el baño, dijo a AP, Melissa McKinley, gerente de Proyectos de Hábitat en el Centro Espacial Johnson de la NASA.

“Limpiar es un lio, un gran problema”, dijo McKinley. “No queremos fallas o escapes”.


Con el nuevo rediseño, ahora las mujeres pueden usar los embudos alargados y extraerlos para orinar mientras están sentadas en el inodoro y defecar al mismo tiempo, dijo McKinley. Hasta ahora, ha sido una cosa u otra para las astronautas.

Al igual que los inodoros espaciales anteriores, la succión de aire, en lugar del agua y la gravedad, elimina los desechos. La orina recolectada por el nuevo inodoro se enviará al sistema de reciclaje sistema de larga duración de la NASA para producir agua para beber y cocinar. La NASA eligió titanio y otras aleaciones resistentes para que el nuevo inodoro resista todo el ácido del pretratamiento de la orina.

Ir al baño en el espacio puede parecer simple, pero “a veces las cosas simples se vuelven muy difíciles” sin la gravedad, dijo el astronauta de la NASA Mike Hopkins, comandante de la segunda tripulación de SpaceX, que se lanzará el 31 de octubre desde el Centro Espacial Kennedy, en Cabo Cañaveral, Florida.


Si bien el diseño anterior no es tan difícil de usar, los cambios sutiles en el diseño pueden marcar la diferencia para las mujeres, señaló la astronauta de la NASA Shannon Walker, una ex residente de la Estación Espacial Internacional que también está en la próxima tripulación del SpaceX.

La población típica de la estación espacial pasará de seis a siete con el próximo vuelo de SpaceX, e incluso más personas cuando los no profesionales como los turistas comiencen a aparecer el próximo año. Los astronautas normalmente se quedan seis meses.

La última vez que la NASA ordenó un nuevo inodoro fue a principios de la década de 1990 para albergar misiones de transbordadores espaciales de dos semanas. La agencia contrató a Collins Aerospace para proporcionar el último modelo; la empresa también trabajó en los orinales de transporte.

En la nueva misión de la NASA también se incluye el suero antiarrugas más nuevo de Estee Lauder. La compañía de cosméticos está pagando $128,000 por una sesión de fotos fuera de este mundo, parte del impulso de la NASA para abrir la frontera final al mercado, la industria y el turismo. El suero, que no tiene fragancia y las 10 botellas permanecerán selladas hasta que regresen a la Tierra a principios del próximo año.

Otro de los aspectos más destacados de las cargas útiles que esta misión en la nave espacial de carga Cygnus incluye la identificación de terapias contra el cáncer dirigidas.

“Los científicos utilizan muchos modelos y métodos de detección en sus esfuerzos por desarrollar medicamentos contra el cáncer más eficaces y reducir los riesgos de efectos secundarios dañinos”, dio a conocer la NASA en un comunicado.

“Aprovechando la microgravedad para detectar mensajeros onco-selectivos de ARN para la inmunoterapia contra el cáncer (onco-selectores) se prueban medicamentos basados en ácidos ribonucleicos mensajeros (ARNm) para el tratamiento de la leucemia", dijeron. ¨Encontrado en todas nuestras células, el ARNm juega un papel en el proceso de producción de proteínas y puede ser diferente en células sanas frente a células cancerosas”.

Agregan rábanos a la ensalada espacial

Una nueva cosecha se dirige a la estación espacial. Los investigadores de la NASA han realizado una serie de estudios sobre el desarrollo de formas de producir alimentos en el espacio y ayudar a mantener a las tripulaciones en misiones de larga duración, incluidas las a la Luna y Marte.


Experimentos anteriores han cultivado diferentes tipos de lechugas y verduras a bordo de la estación
espacial.

Esta vez, la nueva cosecha que se dirige a laestaci´ón espacial son rábanos.

La investigación Evaluación del valor nutricional y parámetros de crecimiento de plantas cultivadas en el espacio (Plant Habitat-02) agregó los rábanos a la mezcla, cultivando semillas para ver cómo las diferentes condiciones de luz y suelo afectan su crecimiento. Esta planta modelo es nutritiva, crece rápidamente (aproximadamente cuatro semanas desde la siembra hasta la cosecha) y es genéticamente similar a Arabidopsis, una planta que se estudia con frecuencia en microgravedad.

Los científicos de la NASA esperan que los hallazgos sobre los rábanos podrían ayudarles a optimizar el crecimiento de las plantas en el espacio, así como también proporcionar una evaluación de su nutrición y sabor.

Loading
Cargando galería
Comparte
RELACIONADOS:NASAAstronautasCienciaBañoAgua

Más contenido de tu interés