null: nullpx
Logo image
Política

"No es libertad total, pero estoy feliz: tendré a mi hija en casa": excarcelan a 91 presos políticos en Nicaragua

El grupo salió con una medida de casa por cárcel mientras sus procesos judiciales continúan. La medida es el resultado de la presión nacional e internacional sobre el gobierno de Ortega que, hasta este 30 de diciembre, mantenía a 160 opositores presos.
30 Dic 2019 – 01:56 PM EST
Comparte
Ivania Álvarez celebra con agua junto a Neyma Hernández, ambas liberadas de prisión este 30 de diciembre en Nicaragua. Crédito: Oscar Navarrete/AP

MANAGUA, Nicaragua.- Tamara Zamora sintió desesperanza en Navidad: su hija, la universitaria Amaya Coppens, pasó Nochebuena en una prisión como presa política del gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo. Esta madre fue la principal impulsora de la campaña “Navidad sin presos políticos” en Nicaragua y sintió que el esfuerzo había sido en vano porque su hija no fue liberada. Sin embargo, la mañana de este 30 de diciembre la mujer fue sorprendida con la noticia que Amaya y otros 90 reos de conciencia fueron excarcelados por órdenes presidenciales.

Amaya Coppens salió de prisión altiva y con esa sonrisa inalterable que, incluso, mantenía vistiendo el uniforme azul de presa política, cuando el gobierno la acusó de crimen organizado y portación ilegal de armas por el hecho de que la estudiante quiso llevarle agua a otras madres de reos de conciencia que estaban en huelga de hambre hace dos meses en la ciudad de Masaya. Amaya Coppens sonríe aunque su liberación no es total.

El Ministerio de Gobernación anunció que los 91 a los presos políticos excarcelados les otorgaron el “régimen especial de convivencia familiar”, es decir una especie de casa por cárcel, mientras los procesos judiciales siguen abiertos.

“El gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional a través del Ministerio de Gobernación, ratifica la voluntad de contribuir a la reconciliación nacional y al reencuentro de las familias para la convivencia armoniosa que nuestra Nicaragua merece”, asegura el comunicado de Gobernación. “Se ha reintegrado a sus hogares, en régimen especial de convivencia familiar, sujeto a las obligaciones y deberes pertinentes”.

“Sabemos de qué no es una libertad total. Es casa por cárcel, pero independientemente de eso estoy feliz: tendré a mi hija en mi casa, podré cuidarla, seguir de cerca su salud. Me llena de felicidad pero debemos tener claro que la lucha debe seguir, este debe ser un cambio radical porque mientras no seamos libres estaremos siempre con la zozobra que hemos tenido“, dijo Tamara Zamora a Univision Noticias, mientras esperaba que la patrulla policial llevara a Amaya Coppens a casa.

Cargando Video...
Misa de acción de gracias por liberación de presos políticos termina con la represión del régimen a unos manifestantes

Presión máxima al gobierno

La excarcelación de los 91 presos políticos fue producto de presión nacional e internacional sobre el gobierno que, hasta este 30 de diciembre, mantenía a 160 opositores encerrados. “Quedan 57 personas detenidas”, dijo José Pallais, integrante de la Alianza Cívica, instancia que reúne a diversos sectores opositores al gobierno sandinista.


Tanto la Alianza Cívica como el mismo gobierno agradecieron la gestión del nuncio apostólico Waldemar Stanisław Sommertag para lograr la excarcelación. Aunque ha sido muy criticado por su manera de ejercer la diplomacia, el embajador del papa Francisco en Managua ha estado involucrado en las dos grandes excarcelaciones de presos políticos durante 2019.

“Hoy nos llenamos de esperanzas. Gracias a Dios están excarcelando a presos políticos. Un reconocimiento especial al Nuncio Apostólico por su trabajo humanitario y su participación en este esfuerzo”, dijo José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) e integrante de la Alianza Cívica. “Además del esfuerzo de la Nunciatura tantos esfuerzos que se juntaron para este resultado: la presión interna, la presión de la comunidad internacional y sobretodo el esfuerzo de los familiares de presos políticos”.

El gobierno de Ortega ha estado doblemente presionado para liberar a los presos políticos. En el caso de Amaya Coppens, el Parlamento Europeo aprobó una fuerte resolución instando a sancionar a individuos de la administración sandinista, ya que la estudiante goza de nacionalidad belga. Estados Unidos por su parte no ha quitado el dedo de la llaga. El 12 de diciembre sancionó al hijo mayor de la pareja presidencial, Rafael Ortega, el financiero de la familia.


Mientras que la oposición organizada en la Alianza Cívica y la Unidad Nacional Azul y Blanco (Unab) han hecho la demanda de la liberación total de los reos de conciencia su estandarte. Previo a diciembre, los familiares de los detenidos lanzaron la campaña “navidad sin presos políticos”. La campaña “Navidad sin presos políticos”.

La campaña consistió en una serie de acciones legales y sociales de la Asociación de Familiares de Presos Políticos para lograr que el régimen liberara a más de 160 opositores convictos. La estrategia incluyó dos huelgas de hambre en las que participaron al menos 14 mujeres, una de las cuales fue suspendida tras nueve días para proteger la vida de un sacerdote, sitiado junto a ellas por la Policía en Masaya sin acceso a agua, energía ni ayuda humanitaria. Ese día fue detenida Amaya Coppens y once activistas más. La segunda huelga, en la que participaron unas cinco mujeres en la Catedral de Managua, fue suspendida en el primer día debido al ataque y amenazas de un grupo de simpatizantes sandinistas.

La excarcelación de los presos políticos ha infundado de ánimo a Nicaragua que atraviesa por segunda vez consecutiva una navidad con presos políticos, luego de la crisis sociopolítica que inició en abril 2018, y dejó 325 muertos, miles de heridos y un estado policial que persigue toda actividad opositora.

“Aún quedan hermanos en las celdas. El régimen debe liberar a todos y todas los presos políticos. Exigimos al régimen que deje el asedio y la persecución a los excarcelados”, pidió la Alianza Cívica. Mientras Tamara Zamora abrazaba y besaba a su hija esta mañana, la vivienda de la joven universitaria fue rodeada por policías.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés