null: nullpx
Logo image
Asesinato de Jovenel Moise

“¡Operación de la DEA. Todo el mundo atrás!“: así entraron los mercenarios a la casa del presidente de Haití, según CNN

Los miembros del comando que tomó por asalto la residencia del presidente de Haití, a quien asesinaron de 12 balazos luego de torturarlo, iban apertrechados con fusiles de asalto y granadas. La operación para perseguirlos y capturarlos duró al menos dos horas.
13 Jul 2021 – 08:55 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

La operación que culminó con el asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moise, la madrugada del pasado miércoles, comenzó desde un principio de forma violenta, a pesar de que según algunos de los participantes en el asalto el plan no era liquidar al mandatario sino arrestarlo.

Un reportaje difundido este martes por la cadena CNN indica que los mercenarios implicados en el complot llegaron disparando al aire y gritando, en inglés: "¡Operación de la DEA! Todo el mundo atrás!", mientras avanzaban por una calle hacia la residencia presidencial en el exclusivo distrito de Petion-Ville, de Puerto Príncipe.

Las fuerzas de seguridad haitianas ya estaban prevenidas del ataque, porque habían visto pasar por la madrugada un convoy sospechoso de cinco autos. Aunque corrieron hacia la casa de Moise, llegaron demasiado tarde, según esta información.

Moise fue asesinado en el dormitorio de su residencia privada. Recibió al menos 12 disparos, uno de ellos en la frente, según declaraciones del gobierno. La evidencia forense indica que aparte de las heridas de bala, el cuerpo del presidente presentaba señales de tortura, como una fractura en la pierna y graves heridas en la cara, según dijo a la CNN un funcionario local encargado de documentar la escena del crimen.

La esposa de Moise, Martine, resultó herida y fue llevada en helicóptero al día siguiente al hospital Jackson Memorial de Florida. "En un abrir y cerrar de ojos, los mercenarios entraron en mi casa y mataron a mi marido", dijo la primera dama haitiana en una grabación de audio publicada el fin de semana. El domingo, la policía de Haití anunció el arresto de un supuesto autor intelectual, Christian Sanon, un médico con lazos en Florida.

Pero a pesar de la abundancia de agujeros de bala documentados en el interior de la casa del mandatario, ningún miembro del equipo de seguridad del presidente o del personal de la residencia resultó herido, según las autoridades, agregó el reporte de CNN.

Un asedio y una granada que no estalla

Después de que los cuerpos de seguridad de Haití rodearon la residencia presidencial se desató una tensa operación de asedio para recuperar el edificio y arrestar a los asaltantes, narra el reporte.

Los sospechosos habían hecho rehenes a dos miembros de la guardia del presidente.

Luego de dos horas, las fuerzas haitianas lanzaron bombas lacrimógenas con lo que pudieron salir en medio del sofoco los primeros atacantes: eran los ciudadanos haitiano-estadounidenses que se identificaron como traductores del grupo de asalto.

Luego salieron los dos oficiales rehenes, quienes comunicaron que había decenas de personas con rifles de asalto.

Una fuente dijo a la CNN que los mercenarios estaban bien armados y que en un momento lanzaron una granada, que no explotó.

En el enfrentamiento murieron tres personas. Las huellas del tiroteo todavía están visibles en el edificio.

Al menos uno era informante de la DEA

El complot para asesinar al presidente de Haití abarcó supuestamente varios países y contó con la participación de exoficiales militares muy experimentados y meses de planificación, según funcionarios locales citados por la cadena. Entre los arrestados hay 20 exmilitares colombianos.

Los investigadores han interrogado a 19 personas detenidas por el crimen, quienes se habían reunido días antes del asalto en una casa en la capital haitiana, Puerto Príncipe, de acuerdo con información del Miami Herald.

“Probablemente estaban observando y esperando la oportunidad de hacerlo”, dijo el juez de instrucción Clément Noël, quien fue uno de los primeros en interrogar a los dos haitiano-estadounidenses entre los 19 sospechosos detenidos hasta el momento.


Aparentemente varios de ellos habían trabajado con anterioridad como informantes de las fuerzas del orden de Estados Unidos, dijeron personas con conocimientos del tema, citados por CNN.

Al menos uno de los sospechosos arrestados por las autoridades haitianas trabajó previamente como informante para la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), operando como una "fuente confidencial", dijo la agencia en el comunicado.

Un exmilitar colombiano que conoce a algunos de los arrestados, y estuvo a punto de participar en esa operación y recibió entrenamiento tanto en unidades militares colombianas como del Ejército estadounidense, contó a Univision Noticias que en marzo de este año recibió una llamada para participar en una misión en el exterior.

Dice que le hablaban de una misión en Centroamérica y que se trataba de dar "seguridad al presidente de la república de Haití". Quien le transmitió la información había sido su superior, el sargento Duverner Capador, quien murió en las acciones para repeler el ataque en la residencia del presidente Moise.

Duda de la versión que han brindado las autoridades haitianas sobre la responsabilidad del comando contratado para la acción. "Nunca, jamás, nosotros somos personas de ley.Nosotros acatamos las normas y jamás nos prestaríamos (a un asesinato) ni por cualquier plata", aseveró.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés