null: nullpx
Logo image
El Salvador

Bukele arremete contra agencia de Estados Unidos tras retirada de fondos: "¿El plan real es crear más inmigración?"

Tras el anuncio de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional de retirar fondos a organizaciones gubernamentales salvadoreñas como la Policía Nacional Civil, Bukele arremetió contra ella sugiriendo que este tipo de medidas puede influir en un aumento de la inmigración.
22 May 2021 – 02:05 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Este viernes, la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) anunció que le retiraba fondos a la Policía Nacional Civil y al Instituto de Acceso a la Información Pública, dos organizaciones gubernamentales de El Salvador, y en su lugar se los otorgaría a grupos de la sociedad civil. Ante esta decisión, la reacción del presidente salvadoreño Nayib Bukele no se hizo esperar.

La medida es una respuesta ante la polémica decisión del parlamento salvadoreño, aliado del presidente, de destituir a los principales jueces del país, que ha sido muy criticada internacionalmente y vista como un intento de eliminar contrapesos y concentrar cada vez más poder.

"La USAID tiene profundas preocupaciones con respecto a la votación de la Asamblea Legislativa salvadoreña el 1 de mayo para destituir al Fiscal General y los cinco magistrados de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de El Salvador, y preocupaciones mayores sobre la transparencia y la rendición de cuentas", dijo en un comunicado Samantha Power, administradora de la USAID.

El finaciamiento "ahora se utilizará para promover la transparencia, combatir la corrupción y monitorear los derechos humanos en conjunto con la sociedad civil salvadoreña y organizaciones de derechos humanos", añadió.

Bukele no tardó en responder en su cuenta de Twitter:

"Si le preguntan a cualquier salvadoreño en la frontera con Estados Unidos cuál es la razón por la que abandona su país, el 99.9% de ellos respondería 1. falta de trabajo 2. inseguridad. Es muy revelador que la USAID haya decidido cortar los fondos ¡a la SEGURIDAD!", escribió Bukele en Twitter. "¿El plan real es crear más inmigración?", cuestionó.


Además de arremeter contra la USAID, el presidente también lo hizo contra las organizaciones civiles de su país y retuiteó mensajes en los que se les acusa de ser "fachadas" y "nidos de corrupción".

"Las ONG cambian de nombre, ahora se llaman OSC (Organizaciones de la Sociedad Civil). *El nombre ONG ya estaba muy desprestigiado. Qué bueno que reciban financiamiento extranjero, porque del pueblo salvadoreño no recibirán ni un centavo. Cada quien invierte en sus prioridades", escribió en otro tuit.


A pesar de las críticas internacionales por la reciente maniobra contra el poder judicial de un Parlamento en el que tiene mayoría, Bukele ha defendido con firmeza la medida y ha dicho que no hay vuelta atrás.

"Los cambios que estamos realizando son irreversibles. No vamos a volver al pasado, iremos hacia el futuro. Quisiéramos que nos acompañaran, pero si no lo desean, los comprendemos", dijo el presidente en Twitter, uno de los principales canales de comunicación del presidente.


Con la administración Biden, las relaciones bilaterales con El Salvador, cuyo presidente parece buscar cada vez más poder, no están pasando por un buen momento.

Esta semana, otra gota que colmó el vaso fue la filtración en algunos medios salvadoreños de un documento del Departamento de Estado de EEUU que vincula a altos funcionarios del gobierno de Bukele, y otros políticos del país, con corrupción y narcotráfico.

El informe fue desclasificado el 4 de mayo pasado y señalaba nombres "de los que se presume de forma creíble que han cometido o facilitado la corrupción o el tráfico de estupefacientes". Entre esos nombres aparece el de Carolina Recinos, la actual jefa de Gabinete de Bukele y una de sus funcionarias más cercanas.

También aparecen Rogelio Rivas, separado del cargo de ministro de Seguridad desde mediados de marzo pasado, o Guillermo Gallegos, diputado y miembro de la Junta Directiva de la Asamblea Legislativa y líder del partido derechista que llevó a Bukele al poder en 2019, GANA.

Como ya es parte de su estilo, el presidente Bukele ha acudido a Twitter para responder, devolviendo el ataque.

"Vean los nombres de quienes publican, quienes lo promueven, los medios que lo retoman, los que lo comparten, son los mismos, los esbirros de @georgesoros. Ya conocemos su manual y ya sabemos cómo vencerlo", tuiteó.

¿Mayor acercamiento a China?

Desde que dejó la Casas Blanca Donald Trump, quien dijo alguna vez que Bukele era "nice and cool", las relaciones estadounidenses con El Salvador han empeorado en un contexto de crisis migratoria en la que la nueva administración ha estado buscando diálogo e inversiones en los países de origen para apuntar a las verdaderas causas del problema.

La vicepresidenta de EEUU, Kamala Harris, quien también está al frente del tema migratorio, estuvo entre las primeras voces que salieron en defensa del poder judicial salvadoreño ante la purga llevada a cabo por el partido de Bukele en el Parlamento. Harris insistió en que EEUU debía responder y que la independencia del poder judicial es "crítica" para la salud de una democracia.

Pero en los últimos tiempos, Bukele parece estar cambiando la brújula hacia el principal rival de Estados Unidos: China.

Un día después de que se diera a conocer la lista de funcionarios de su gobierno que podrían tener vínculos con la corrupción y el narcotráfico, la Asamblea Legislativa salvadoreña aprobó, a petición del presidente, un convenio millonario con China para la ejecución de grandes proyectos de infraestructura en El Salvador, financiados por Pekín.

Bukele había firmado el acuerdo con China durante un viaje a Asia en 2019, y ahora el proyecto fue aprobado finalmente por la asamblea. De acuerdo con lo que anunció el presidente en diciembre de 2019 cuando logró el acuerdo, se habían definidido varios proyectos importantes como la construcción de un estadio nacional, una biblioteca o una planta potabilizadora en el Lago Ilopango. Si se cumple lo anunciado entonces, el país también conseguirá infraestructura para Surf City, restauración de un sitio arqueológico y otros convenios de cooperación en diferectes sectores como turismo, agricultura, comercio y otros.

Los lazos con China también se han estrechado esta última semana con la llegada a El Salvador de un lote de medio millón de dosis de la vacuna china SinoVac contra el covid-19.

En una publicación en Twitter que compartió Bukele, se ve a la embajadora china en El Salvador, diciendo que "China es y será siempre buen amigo y socio confiable de El Salvador" y que está dispuesta a ayudar a combatir la pandemia y "fortalecer y profundizar aún más los intercambios y cooperaciones amistosas basadas en el respeto mutuo y la igualdad, sin condiciones políticas".


"Señor presidente, nada de China viene sin condiciones", escribió en un tuit Julie Chung, la subsecretaria interina de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de EEUU, en respuesta a una comunicación suya halagando el nuevo convenio con Pekín.

Fiel a su estilo, Bukele respondió irónico: "Ustedes son el mayor socio comercial de China".

Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés