null: nullpx
Secuestro del bebé Brandon Cuéllar

Sentencian a 13 y 5 años de prisión a los dos involucrados en el secuestró del bebé Brandon Cuellar

Los fiscales del condado de Santa Clara señalaron a Ramírez, de 43 años, como la autora intelectual del rapto del menor en abril de 2022 y dijeron que pretendía quedarse con él para hacerlo pasar como si fuera suyo.
Publicado 20 Mar 2023 – 05:57 PM EDT | Actualizado 20 Mar 2023 – 07:23 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

SAN JOSÉ, California. – Una jueza del condado de Santa Clara sentenció este lunes a 13 años y 4 meses de prisión a Yesenia Ramírez, la mujer que fue hallada culpable de planear el secuestro del bebé Brandon Cuellar de la casa de su abuela hace casi un año en San José.

Los fiscales del condado señalaron a Ramírez, de 43 años, como la autora intelectual del secuestro del menor el 25 de abril de 2022 y dijeron que pretendía quedarse con Brandon para hacerlo pasar como si fuera suyo.

Su cómplice, José Román Portillo, de 28 años, fue sentenciado a 5 años de cárcel. De acuerdo con los fiscales, ambos habían intentando tres veces, sin éxito, raptar al bebé.

En una de las audiencias preliminares, uno de los oficiales que interrogó a Yesenia Ramírez tras su arresto indicó que la mujer tenía una relación sentimental con Portillo y al mismo tiempo tenía otro novio, identificado como Francisco Márquez, a quien presuntamente engañaba con su cómplice.

Según el testimonio que Márquez le dio a las autoridades, Yesenia Ramírez le había dicho que estaba embarazada de él y había dado a luz en marzo pasado. Cuando Márquez cuestionó a Ramírez sobre el paradero del menor, ella lo engañó diciéndole que aún estaba en el hospital.

Para convencerlo, señaló Reyes en su testimonio, Ramírez presuntamente le mostró a su pareja fotos del bebé Brandon, asegurándole que era el hijo de ambos y que lo quería llamar Ángel.

Así se planeó el robo del bebé Brandon Cuellar

Yesenia Guadalupe Ramírez y José Román Portillo planearon por semanas cómo robarse al bebé Brandon Cuellar, e incluso compraron pañales y fórmula para recién nacidos para mantenerlo cautivo, según el caso construido por la Fiscalía del condado de Santa Clara y detallado en una acusación formal.

En los días previos al rapto, Ramírez le proporcionó un vehículo a Portillo para cometer el crimen. La mujer también consiguió un asiento de automóvil para bebés y se lo entregó para que pusiera ahí al menor. Portillo, por su parte, compró pañales y fórmula de infante con varios días de anticipación para cuidar a la víctima, según detallan los documentos judiciales.

Familiares de la víctima dijeron a Noticias Univision 14 que Yesenia Guadalupe Ramírez parecía estar “obsesionada con el bebé y que en varias ocasiones les había pedido “que se lo prestaran para llevarlo de paseo”.

El día del secuestro, Yesenia Guadalupe Ramírez había llevado a Victoria Mejía, abuela del menor, y al bebé Brandon Cuéllar, a realizar algunas compras a una tienda Walmart sobre la avenida Story Road. Cuando regresaron al apartamento de la abuela en Elm Stree, ésta acostó al menor en una cama dentro de la vivienda y regresó al vehículo a “sacar unas bolsas”.

En ese lapso, cámaras de videovigilancia captaron a Portillo yéndose del apartamento con un asiento para bebés donde se presume llevaba al bebé.

Un día después del secuestro, Brandon Cuellar fue hallado con vida en la vivienda de José Román Portillo, a unas cinco millas del apartamento de Elm Street donde vive la abuela. Ramírez y Portillo fueron arrestados ese mismo día por la Policía de San José, así como un tercer sospechoso que más tarde fue deslindado del caso y puesto en libertad.

Yesenia Ramírez y Francisco Márquez: una relación llena de mentiras

Yesenia Ramírez y Francisco Márquez habían estado en una relación intermitente por cerca de cuatro años, según los abogados de la defensa. Durante su interrogatorio, Márquez le dijo a la Policía que Ramírez le mentía constantemente, pero él seguía a su lado porque “estaba enamorado”.

En una ocasión, de acuerdo con el testimonio de un oficial de la Policía de San José, Márquez regresó a San José después de un viaje de trabajo en Los Ángeles y cuando llegó a la casa de Yesenia, José Ramón Portillo estaba dentro y le cerró la puerta en la cara.

“¿La atrapó siendo infiel, básicamente?”, preguntaron los abogados. “Es correcto”, respondió el agente.

Las mentiras de Yesenia Ramírez presuntamente iban más allá, pues en varias ocasiones le había inventado historias sobre otros embarazos falsos antes del secuestro del bebé Brandon, incluyendo que había tenido gemelos de él pero los Servicios de Protección Infantil se los quitaron y los dieron en adopción luego de un accidente vial cuando intentó regresar a los Estados Unidos después de ser deportada.

El oficial testificó en esa ocasión que tras el arresto de Ramírez le encontraron fotos del bebé Brandon en su teléfono que luego le mostraron a Carolina Ayala, la madre del menor, y ella confirmó que se trataba de su hijo. Según el uniformado, Márquez no tenía idea que Yesenia había secuestrado al bebé que creía de ambos y el hombre dijo que se enteró hasta que vio los reportes del rapto en los medios de comunicación.

Cody Salfen, abogado de Yesenia Ramírez, le dijo en una audiencia a la jueza que los testimonios que Márquez le dio al policía carecen de credibilidad debido a que el hombre cuenta con una acusación de violencia doméstica de años atrás.

Loading
Cargando galería
Comparte