null: nullpx
Oakland

Oakland desviará $18 millones de la Policía a programas para prevenir la violencia, ¿cuáles son?

El Concejo municipal de Oakland aprobó un "histórico" presupuesto que redistribuirá hacia programas para prevenir el crimen un total de $18 millones que la alcaldesa Libby Schaaf quería invertir en dos academias policíacas adicionales a las cuatro ya financiadas durante los próximos dos años.
25 Jun 2021 – 02:14 PM EDT
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

OAKLAND, California. – El Concejo municipal de Oakland aprobó este jueves un “histórico” presupuesto que redistribuirá hacia programas para la prevención del delito y respuesta ante crisis los $18 millones que la alcaldesa Libby Schaaf pretendía otorgar al Departamento de Policía, entre otras cosas, para financiar dos nuevas academias policíacas en los próximos dos años.

La gran mayoría de esos fondos municipales, un total de $17.7 millones, se usarán para duplicar los recursos del Departamento para la Prevención de la Violencia, encargado de poner en marcha el programa de movilización y respuesta a crisis, MACRO (por sus siglas en inglés), mediante el cual se busca que, en lugar de oficiales de la Policía, sean profesionales desarmados quienes respondan a las llamadas al 911 que involucran crisis mentales.

“Oakland está mostrando liderazgo para el resto de las ciudades del país a través de este presupuesto, demostrando que podemos mantener a nuestros residentes seguros con soluciones compasivas y centradas en la comunidad, con el uso inteligente de nuestros recursos para enfocar los esfuerzos de nuestra fuerza policíaca en crímenes serios y violentos”, dijo la presidenta del Concejo municipal, Nikki Fortunato Bas, quien presentó el proyecto presupuestal junto a los concejales Carroll Fife, Noel Gallo y Dan Kalb.

Los millonarios recursos, que apenas representan un 2% del total del presupuesto que recibe la Policía, servirán además para que los oficiales no tengan que responder a la mayoría de las llamadas al 911 que “no representan el mejor uso de su tiempo y entrenamiento”, como las que se hacen para reportar entradas a cocheras bloqueadas y vehículos mal estacionados, remolcados o abandonados. En su lugar, para el segundo año fiscal del presupuesto 2021-2023, esas tareas las realizará el Departamento de Transporte.

La alcaldesa Libby Schaaf dijo en un comunicado que el presupuesto aprobado por el Concejo “recorta” un total de 50 oficiales que realizan tareas de tránsito vehicular y las “muy necesarias futuras academias policíacas”, algo que en su opinión reducirá el personal del Departamento y alentará la respuesta de los agentes en momentos de crisis.

Un presupuesto que sigue siendo millonario

Si bien la aprobación del presupuesto llega en un momento en el que Oakland atraviesa por un alza en crímenes y tiroteos mortales, incluido el que dejó un muerto y provocó pánico durante las celebraciones de ‘Juneteenth’ en el Lake Merrit, la acción no representa “recortes presupuestales” para la corporación. Los $18 millones forman parte del superávit con el que cuenta la ciudad y equivalen a apenas el 2% del total de los recursos de la Policía.

El proyecto presupuestal de Schaaf para los próximos dos años buscaba aumentar a $693 millones los fondos para el Departamento de Policía, aumentando de cuatro a seis el número de academias para reclutar a nuevos oficiales.

Según datos del Centro para la Democracia Popular, un organismo que promueve políticas progresistas y justicia social, reveló que el presupuesto con el que contaba la Policía de Oakland opacaba por mucho el gasto en otros programas vitales como servicios humanos, desarrollo laboral y obras públicas, alcanzando casi la mitad (44.4%) del fondo general de la ciudad.

La redistribución de recursos también fue celebrada por organizaciones como el Anti-Police Terror Project, no sin recordar que se quedó muy corta de la meta para recortar a la mitad el millonario presupuesto de la Policía de Oakland que se acordó en julio de 2020 a través de la Fuerza de Trabajo para Reimaginar la Seguridad Pública, un grupo creado por el Concejo municipal que durante el último año buscó beneficiar programas mal financiados que tienen que ver con vivienda asequible, servicios de salud, empleos y desamparados.

“Este presupuesto histórico garantiza que se realice una auditoria completa al Departamento de Policía de Oakland y un análisis minucioso de las tareas que pueden ser realizadas por civiles, eliminadas por completo de la Policía o una combinación de ambas”, señaló la organización en un comunicado.

El enfoque, aseguró el Anti-Police Terror Project, sigue siendo “quitarle el 50% de los fondos a la Policía” para invertirlos en la comunidad. “Es un paso en la dirección correcta”, dijeron.

Te puede interesar:

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés