null: nullpx
California

Casinos tribales de California planean festejos de Año Nuevo pese a la crisis de coronavirus

Los casinos que están en áreas bajo propiedad indígena no están obligados a seguir los mandatos de las autoridades estatales o locales por tener soberanía territorial.
30 Dic 2020 – 02:19 PM EST
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Varios casinos de propiedad indígena están planeando celebraciones de Fin de Año con miles de personas, en momentos en que las autoridades temen que los casos de coronavirus aumenten después de las fiestas.

Dado que las instalaciones de juegos tribales no están sujetas a los pedidos regionales de cerrar, la mayoría en California mantienen abiertas las puertas de sus restaurantes, bares y opciones de juegos de azar, incluso cuando los datos limitados apuntan a brotes en algunos casinos.

“Creo que (los casinos que permanecen abiertos) tiene el potencial de un impacto altamente negativo y el aumento de los casos en esta pandemia", dijo Juliet Morrison a USAToday, una bióloga de la Universidad de California, Riverside.

Solo en el Condado de San Diego se ligaron casi 700 casos de coronavirus a los casinos tribales.

¿Qué van a hacer los casinos?

El Thunder Valley Casino Resort en Lincoln, al norte de California está planeando un evento solo por invitación para 6,000 clientes, y Cache Creek Casino Resort se acerca al público para un evento privado hasta el 6 a.m. del 1 de enero.

Y al menos un casino tribal del norte de California, Graton Resort and Casino en Rohnert Park, desechó los planes para una fiesta VIP de 4.000 personas tras el escrutinio del plan por parte de los medios de comunicación.

Otros parecen estar planeando para el negocio como de costumbre durante la pandemia de coronavirus, con máscaras y controles de temperatura necesarios junto con distanciamiento social y mayores prácticas de limpieza.

El Harrah 's Northern California en Ione envió un anuncio el martes tocando la oportunidad de "iniciar el nuevo año con estilo" con comida y bebida especiales y reservas de restaurantes que limitan la capacidad de la mesa a seis personas.

El hecho de que los casinos tribales hayan podido continuar sus operaciones, mientras que otros deben adherirse a los mandatos estatales ha dejado algunas salas de juego quejándose del trato dispar.

"Estamos frustrados y desanimados", dijo un portavoz de Stones Gambling Hall en Citrus Heights. "A pesar de pasar por las exigencias y los gastos significativos para mover nuestras operaciones al aire libre con el único enfoque en la seguridad, tuvimos que desplazar el 85% de nuestra fuerza de trabajo."

Te puede interesar

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés