null: nullpx
Australia

Kathleen Folbigg lleva 18 años en la cárcel por matar a sus 4 hijos, ahora 90 científicos dicen que es inocente

Durante una década Kathleen Folbigg dio a luz a cuatro niños y todos murieron en sus cunas antes de los dos años de edad. Al ser hallada culpable, fue denominada como "la asesina en serie más peligrosa de Australia", pero ahora, un grupo de expertos, incluidos dos premios Nobel, intentan comprobar que los decesos ocurrieron por causas genéticas.
7 May 2021 – 12:06 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Kathleen Folbigg es conocida en Australia por haber matado en un lapso de diez años a sus cuatro hijos, tal como lo decidió un jurado en 2003, que la encontró culpable de asfixiar a los bebés. Los cuatro niños murieron antes de cumplir dos años: Caleb a los 19 días, Patrick a los ocho meses, Sarah a los 10 meses y Laura al año y medio.

Folbigg, que hoy tiene 53 años, fue sentenciada por un juez a 40 años de prisión por asesinato de tres de ellos y homicidio involuntario del cuarto, ganándose el odio de millones de personas y el calificativo de la "asesina en serie más peligrosa del país".

Pero las muertes de los pequeños han sido estudiadas hasta por 90 científicos de distintos países, quienes firmaron una petición pidiendo su liberación inmediata ya que argumentan que ninguna de las muertes fue provocada por ella, ya que se trató de una mutación genética de los menores. Entre el grupo de firmantes se encuentran dos premios Nobel, el presidente de la Academia Australiana de Ciencias, y reconocidos expertos de ocho países, cuatro de ellos de Estados Unidos.

"La señora Folbigg ha sufrido y sigue sufriendo trauma emocional y psicológico y abuso físico bajo custodia. Ha soportado la muerte de sus cuatro hijos y ha sido encarcelada injustamente porque el sistema de justicia le ha fallado”, indica la misiva que fue enviadas al gobernador de Nueva Gales del Sur.

"Mutación mortal"

En los estudios, los expertos secuenciaron el genoma de la madre y los compararon con los de sus hijos, descubriendo que todos tenían una rara mutación en un gen llamado CALM2. Según la petición, esta mutación puede causar muerte súbita en la infancia y la niñez. En un estudio realizado en 2020, un equipo de investigadores concluyó que la variante cambió los ritmos cardíacos de dos de los pequeños, lo que era una explicación razonable de sus muertes.

A pesar de las pruebas presentadas por los científicos, un tribunal de tres jueces desestimó su apelación y confirmó el veredicto del jurado.


Los fiscales señalaron que era prácticamente imposible que en una familia cuatro hijos murieran por causas naturales. “Nunca antes en la historia de la medicina nuestros expertos han podido encontrar un caso como este. Es absurdo", alegó en ese momento el ente acusador.

La petición de liberación de Folbigg sigue argumentando que los tribunales del país han ignorado las pruebas médicas y se han concentrado más en un diario en el que ella escribía y en donde se culpa de las muertes de sus hijos.

Un pasado marcado por la violencia

En el diario Folbigg describió su vida como "trágica" y adujo que "cada día batallaba para ser mejor".

Cuando tenía 18 meses, su padre mató a puñaladas a su madre después de una discusión, por lo que ella fue criada por extraños en un centro de cuidado infantil.

Folbbig se casó en 1987 y dos años después nació su primer hijo, Caleb, que murió semanas después. Su muerte se atribuyó al síndrome de muerte súbita del lactante o SMSL.


Su segundo hijo, Patrick, murió el 13 de febrero de 1991 y en su certificado de defunción se indica que estaba ciego y ahogado debido a ataques de epilepsia. Luego su tercera hija, Sarah, murió el 30 de agosto de 1993. Una vez más el SMSL aparece como la causa del deceso. Por último, Laura, su cuarta hija murió el 1 de marzo de 1999. Esta vez, un médico registró la causa de la muerte como "indeterminada".

“¿Qué clase de madre he sido? Una terrible”, escribió en su diario, donde además escribió después de las muertes de los menores algo que llamó la atención del jurado: " Soy la hija de mi padre".

Folbigg, cuya sentencia se redujo a 25 años en la apelación, no será liberada hasta 2028.

Cargando Video...
Exigen en Puerto Rico más medidas para combatir los feminicidios tras un asesinato del que es acusado Félix Verdejo
Comparte

Más contenido de tu interés