null: nullpx
Detector de Mentiras

El Vaticano se suma a la lucha contra la desinformación sobre las vacunas del covid-19

Desde el inicio de la pandemia, los fact-checkers han verificado al menos 40 mensajes falsos que relacionan a la Iglesia con la vacunación. Lee lo que está haciendo el Vaticano para hacer frente a las mentiras en internet en esta nueva entrega de “Crónicas de la desinformación”.
15 Jul 2021 – 09:47 AM EDT
Comparte
Tener a la Santa Sede como un soldado más en el campo de batalla contra la desinformación es más que importante. Es vital. Crédito: Arte: Arlene Fioravanti

La noticia es doblemente divina. El pasado 1 de julio, el Vaticano anunció en una rueda de prensa que entrará -con toda sus fuerzas- en la lucha contra el movimiento antivacunas, que usa “informaciones infundadas, engañosas y mitos” para apartar a los feligreses de los programas de inmunización. Para los verificadores de datos, que llevan meses combatiendo mentiras sobre las vacunas contra el covid-19, hay mucho que celebrar. Tener a la Santa Sede como un soldado más en el campo de batalla contra la desinformación es más que importante. Es vital.

A lo largo de este año y medio de pandemia, la alianza #CoronaVirusFacts, que reúne más de 90 unidades de fact-checking en 70 países, ha publicado al menos 40 chequeos que tenían alguna relación con el Papa, el Vaticano y los programas de vacunación.

En mayo de este año, por ejemplo, el equipo de Check Your Fact, en Estados Unidos, negó que el Papa Francisco hubiera creado una oración que relacionaba las vacunas y la sangre de Cristo. No hay ningún registro público de que esto sucediera. Sin embargo, según datos de Buzzsumo, herramienta que mide la viralización de un determinado contenido en las redes sociales, entre julio de 2020 y mayo de 2021, la versión en inglés de esa falsa oración tuvo más de 44,000 interacciones solo en Facebook.

Días antes del trabajo de estos fact-checkers estadounidenses, los verificadores de Myth Detector, en Georgia, habían calificado como falso que el Pontífice había dicho que aquellos que quisieran entrar al cielo de ahora en adelante tendrían que obligatoriamente haberse vacunado. Mentira. El Papa Francisco nunca dijo tamaña estupidez. Aun así, el falso “nuevo requisito para entrar al cielo” fue compartido en Facebook, solo en español, más de 255 veces en un año, también según Buzzsumo.

En marzo, fueron los fact-checkers de AFP en la República Democrática del Congo los que entraron en acción. En un texto detallado, escrito en francés, desmintieron que el Vaticano hubiese prohibido a los católicos inyectarse con vacunas europeas y/o estadounidenses. Recordaron que el Papa no solo ya se había vacunado, sino que también ya había públicamente estimulado a todos los feligreses a hacerlo, independientemente del nombre o el origen del fabricante. Esta mentira circuló por todos los países de África que tienen el francés como idioma. En algunos de ellos, ganó incluso espacio en blogs y radios, según lo demuestra Buzzsumo.

Así que sobran pruebas de que el movimiento antivacunas lleva mucho tiempo usando a Su Santidad, el Vaticano e incluso el nombre de Cristo para desinformar, alejando las comunidades religiosas de los programas de vacunación. Y, por lo que dejó entrever La Santa Sede a principios de este mes, la Iglesia está cansada.

“La desconfianza en las vacunas se basa en informaciones infundadas, engañosas y en mitos que incluyen mentiras sobre los efectos secundarios (de las vacunas)”, dijo el arzobispo Vincenzo Paglia, presidente de la Pontificia Academia por la Vida, grupo creado por la Iglesia en 1985 para difundir, explicar y defender las posiciones del Vaticano sobre salud, a principios del mes de julio.

“A esta complejidad se suma el hecho de que la desconfianza ante las vacunas existe incluso dentro de la comunidad médica y algunos grupos religiosos. Esta desconfianza y este rechazo a las vacunas puede llevarnos a la difícil cuestión ética de la tensión entre la libertad individual y el bienestar común”, añadió.

En el mismo evento, Paglia también pidió que los católicos que rechazan las vacunas contra el covid-19 y dificultan su distribución “escuchen lo que la Iglesia ya ha dicho”. Era una clara referencia a la “ nota sobre la moralidad del uso de algunas vacunas contra el covid-19” publicada por el Vaticano en diciembre del año pasado. En este comunicado, la Iglesia escribió con todas sus letras que los feligreses “pueden utilizar todas las vacunas reconocidas como clínicamente seguras y eficaces” para protegerse del covid-19. Esta posición ha sido fundamental para, por ejemplo, combatir la desinformación que relacionaba el aborto con las vacunas.

Así que es importante que los ciudadanos conozcan y acompañen los canales de difusión que está utilizando la Santa Sede. Si el esfuerzo de los fact-checkers y de los periodistas de contrastar y publicar datos, tablas e infográficos sobre la pertinencia de las vacunas todavía no ha sido suficiente para que algunos de los feligreses se convenzan de vacunarse, puede que el Vaticano sí lo sea. Acompañemos de cerca el trabajo del equipo de Su Santidad a lo largo de los próximos meses.

¿Viste algún error o imprecisión? Ayúdanos a corregirlo. También queremos leer si hay algún mensaje o imagen que quieres que verifiquemos. Escríbenos a eldetector@univision.net

Aquí te contamos sobre nuestra metodología y política de corrección.

Cargando Video...
¿Es cierto que las mascarillas causan problemas de salud bucal o neumonía?

Loading
Cargando galería
Comparte